RSS

Archivos diarios: noviembre 9, 2011

Las leyendas de Ayamonte (Huelva)

Cuenta la leyenda que en el año 1640, Don Francisco Manuel Silvestre de Guzman y Zuñiga, sexto marques de Ayamonte, es acusado por instigar una conjura separatista apoyando la secesión de Andalucía y de entregar unos documentos que hicieron abortar la reintegración de la corona portuguesa a España.Por estas acusaciones es sentenciado a la «pena de muerte a cuchillo». Su cabeza fue cortada.

El único testigo de aquél trágico pasado sigue siendo el Palacio del Marqués de Ayamonte, en cuya fachada, a uno y otro lado del balconaje, hay coronas del marqués, bajo las cuales figuran los escudos. Se dice que en ese palacio se oyen pisadas y que existe una silueta humana deambulando por los pasillos y salones del antiguo Palacio. Pero aquí no acaban las leyendas de este pueblo fantasma…

En la parte alta Ayamonte existía un castillo del que hoy sólo quedan ruinas. Son numerosas las personas que van a pasear por los alrededores ya que se tiene una visión panorámica de la ciudad. Son frecuentes las personas que afirman haber oído voces, algunas incluso desgarradas, por la noche en aquel monte. Y no sólo voces, también pisadas de caballos y chasquidos que recuerdan una lucha entre caballeros medievales armados con sus espadas.

La Iglesia de las Angustias, situada en el centro de Ayamonte, también posee su leyenda: Cuentan haber vistos personas vagando. Pero sus pies no tocaban el suelo. Estas escalofriantes visiones las cuentan varios de los hombres que se dedican a llevar a la Virgen a cuestas durante la Semana Santa y también personas que van a misa por las tardes.

Una de las calles antiguas del pueblo alberga la que es conocida cómo la casa maldita. En ella una persona de edad avanzada visionó a una persona ahorcada trajeada a la antigua usanza de aquellos pueblos, colgada de un árbol del corral. Hoy en día esta casa ha sido transformada en un taller de tapicería, y su nuevo propietario cuenta, no sin cierto temor, que siguen produciéndose fenómenos «no muy normales».

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 9, 2011 en Artículos

 

La leyenda del convidado sobrenatural de Galicia

Cuenta la leyenda que un rico y licencioso joven encuentra paseando una calavera; para burlarse, le da una patada y la invita a cenar a su casa esa noche, y la calavera, con voz de ultratumba, le contesta que acepta la invitación.

Lleno de miedo, el joven acude a un confesor que le da varias reliquias sagradas.

Esa noche acude a su casa un esqueleto horrible que dice que es su invitado, pero no come nada.

En cambio, invita al joven a una cena en su propia casa, que es una iglesia desierta donde hay una tumba abierta.

El espectro ordena al joven que entre en la tumba, pero él se niega. Entonces el esqueleto le dice que las reliquias que lleva puestas le han salvado de la condenación, que él mismo era otro joven impío como él que fue condenado a vagar de fantasma para expiar sus pecados, y que a partir de ahora él deberá ser más piadoso si no quiere seguir su destino. A continuación, entra en la fosa y desaparece.

El joven se convertirá en un chico tranquilo y reflexivo.

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 9, 2011 en Artículos

 

Ciencia: Una explicación matemática a la paradoja de Fermi: ellos pueden estar ahí

Cálculos de unos investigadores sugieren que si nunca hemos encontrado un artefacto extraterrestre en nuestro Sistema Solar puede ser porque aún no hemos buscado lo suficiente

Una explicación matemática a la paradoja de Fermi: ellos pueden estar ahí

La humanidad ha transmitido mensajes dirigidos a posibles civilizaciones extraterrestres desde 1974. Dos sondas Pioneer con placas que describen cómo somos ya han abandonado nuestro Sistema Solar, y las naves Voyager, que contienen discos con decenas de sonidos e imágenes característicos de nuestro planeta, están a punto de cruzar la misma frontera. Además, nos dedicamos a enviar emisiones de radio a través del radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, todo con la esperanza de que alguien ahí arriba nos encuentre. Sin embargo, ¿por qué no hemos descubierto vestigios de otra civilización haciendo lo mismo? Un par de investigadores de la Universidad Penn State (Pensilvania, EE.UU.) han realizado una aproximación matemática al problema y han llegado a la conclusión de que, simplemente, aún no hemos mirado en suficientes lugares para asegurar que ningún artefacto extraterrestre existe en nuestro Sistema Solar. Es decir, solo hemos buscado la aguja en un pequeño rincón del pajar.

La investigación tiene mucho que ver con la famosa paradoja de Fermi, una teoría del físico italiano del mismo nombre que se hace la pregunta del millón: Si en nuestro planeta ha surgido vida inteligente y hay miles de millones de estrellas en la galaxia, también ha podido ocurrir lo mismo en algún otro lugar. Pero, en ese caso, ¿cómo es posible que no hayamos tenido noticia de otras formas de vida inteligente fuera de la Tierra? La respuesta a esta pregunta podría incluir que la vida es rara, las culturas inteligentes se destruyen a sí mismas inevitablemente, los seres inteligentes no han llegado hasta aquí o lo han hecho pero no quieren revelar su presencia.

Jacob Haqq-Misra y Ravi Kumar Kopparapu, autores del estudio, que publican online en ArXiv y que ha sido aceptado por la revista Acta Astronautica, creen que «la inmensidad del espacio, combinado con nuestras limitadas búsquedas hasta la fecha, implica que cualquier sonda exploratoria no tripulada de origen extraterrestre podría habernos pasado inadvertida». Aunque no se haya producido contacto, para estos investigadores eso no quiere decir que no pueda haber sondas no tripuladas enviadas por otra civilización para observarnos. Estas sondas, como las nuestras, pueden ser pequeñas y estar escondidas en multitud de lugares. En el cinturón de asteroides probablemente pasarían inadvertidas, sobre todo si miden entre uno y diez metros

¿En Marte o la Luna?

«Artefactos extraterrestres pueden existir en el Sistema Solar sin nuestro conocimiento, simplemente porque todavía no hemos buscado lo suficiente», afirma Haqq-Misra. «Pocas o ninguna tentativa sería capaz de detectar una sonda de ese tamaño». Los científicos han utilizado un método probabilístico para determinar si hemos visto con suficiente atención cualquiera lugar del Sistema Solar para decir definitivamente que no hay objetos extraterrestres allí. Consideran que el Sistema Solar tiene un volumen fijo y calculan los porcentajes de ese volumen que tendrían que ser cuidadosamente examinados utilizando una tecnología capaz de detectar sondas tan pequeñas y dando por sentado que esas sondas no están camufladas conscientemente. Los autores señalan que la mayoría de las búsquedas hasta la fecha no han sido lo suficientemente finas como para que se puedan encontrar pequeñas sondas o para descartar totalmente su existencia.

Después de tener en cuenta una variedad de posibles sesgos, como que «el universo está lleno de vida» o que «la vida es rara», el equipo desarrolló una ecuación que se puede aplicar a una parte del volumen del Sistema Solar para determinar si se ha realizado una búsqueda suficiente para asegurar que no hay objetos extraterretres dentro de ese volumen. «La superficie de la Tierra es uno de los pocos lugares del Sistema Solar que ha sido completamente examinado con una resolución espacial de menos de tres metros», dicen. Pero aun cuando los humanos se han extendido a través de la superficie sólida de la Tierra, todavía hay cuevas, selvas y desiertos, así como el fondo del océano y las zonas del subsuelo que no han sido exploradas. A pesar de esto, creen que la Tierra tiene un alto grado de confianza como para decir que no alberga algún artefacto extraterrestre.

La Luna y Marte han sido examinados por el hombre en una pequeña parte. La nave Lunar Reconnaissance Orbiter mapea nuestro satélite natural con una resolución de aproximadamente 20 pulgadas, por lo que puede llegar a ser capaz de determinar si no hay objetos extraterrestres en la Luna. Sin embargo, los investigadores advierten de que los mapas de superficie pueden no se suficientes para distinguir una sonda espacial de una piedra. El terreno de Marte ha sido menos investigado, así que no se puede asegurar que ahí no haya nada. El cinturón de asteroides y el cinturón de Kuiper también han sido objeto de nuestras exploraciones, pero la gran parte del volumen del Sistema Solar sigue virgen.

«Las búsquedas hasta la fecha en el Sistema Solar son lo suficientemente incompletas para que no podamos descartar la posibilidad de que artefactos no terrestres estén presentes e incluso puedan estar observándonos», advierten los investigadores. El incremento de la exploración espacial quizás pueda darnos una respuesta definitiva.

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 9, 2011 en Artículos

 

Astronomía: El asteroide 2005 YU55 casi «ha rozado» la atmósfera terrestre

ASTRONOMÍA | Tiene unos 400 metros de diámetro

1320769010_g_1.jpg

Esta noche, hacia las 00.28 horas (en la península) ha tenido lugar un acontecimiento astronómico excepcional.

Se trata del Asteroide 2005 YU55, que ha podido verse con un simple telescopio de aficionado a mano (de unos 15 centímetros de diámetro), e incluso con unos buenos prismáticos. Ha pasado como un punto brillante más entre la luz que llega de otras estrellas mucho más lejanas.

A una velocidad de 28.000 kilómetros por hora, el Asteroide 2005 YU55, que mide unos 400 metros de diámetro, casi ‘ha rozado’ la atmósfera terrestre en términos astronómicos. En el momento de su máxima aproximación, se encontró a 320.000 kilómetros de distancia, a 0,85 distancias lunares, es decir, más cerca que nuestro satélite.

Los que hayan logrado captarlo habrán observado su movimiento, aunque más despacio que un avión, pero lo suficiente como para poder captar cómo se desplaza en tiempo real.

Descubierto hace casi seis años por Roberto McMillan en el telescopio de Spacewatch del Observatorio de la Universidad de Arizona, 2005 YU55 fue localizado de nuevo en abril de 2010. En 1976 también se acercó a la Tierra, incluso más que ahora, pero entonces pasó desapercibido.

Actividad reciente:

.

stime=1320800744

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 9, 2011 en Artículos

 

Hallan restos de ciudades perdidas en el desierto de Libia

Imágenes de satélite han descubierto nuevas evidencias de una civilización perdida en pleno desierto del Sahara al sudoeste de Libia, que ayudará a reescribir la historia del país. La caída de Gadafi ha abierto el camino para que los arqueólogos exploren la herencia preislámica, ignorada durante mucho tiempo por el anterior régimen.

Utilizando satélites y fotografías aéreas para identificar los restos en uno de los lugares más inhóspitos del desierto, un equipo británico ha descubierto más de un centenar de granjas fortificadas y aldeas con estructuras en forma de castillos y varias ciudades, datados en su mayoría entre los siglos I y IV antes de Cristo.

Estas «ciudades perdidas» fueron construidas por una antigua civilización poco conocida llamada los garamantes, cuyo estilo de vida y cultura era mucho más avanzada y de importancia histórica de lo que las fuentes antiguas sugieren.

Un equipo de la Universidad de Leicester ha identificado restos de adobe con forma de castillo, con paredes en pie de hasta cuatro metros de altura, junto con restos de viviendas, cementerios, pozos y sofisticados sistemas de riego. Un estudio sobre el terreno confirmó a principios de este año que se trataba de restos pre-islámicos con un nivel notable de preservación.

ES COMO DESCUBRIR LOS CASTILLOS EN INGLATERRA

«Es como si alguien llega a Inglaterra y de repente descubre los castillos medievales. Estos asentamientos habrían pasado inadvertidos y no fueron registrados por el régimen de Gaddafi», dice el responsable del proyecto, David Mattingly, profesor de arqueología romana en la Universidad de Leicester.

«Las imágenes de satélite nos han dado la capacidad de cubrir una amplia región. La evidencia sugiere que el clima no ha cambiado con los años y podemos ver que este paisaje inhóspito, sin lluvias, estuvo una vez muy densamente urbanizado y cultivado», dice el doctor Martin Sterry, también de la Universidad de Leicester, que ha sido responsable de gran parte del análisis de imágenes y la interpretación del sitio.

Los hallazgos desafían una visión que se remonta a la época de Roma cuando los garamantes eran descritos como nómadas bárbaros y alborotadores en el borde del Imperio, informa Science Daily.

«De hecho, eran muy civilizados, vivían en grandes poblados fortificados, y eran sobre todo agricultores en oasis. Se trataba de un estado organizado con ciudades y pueblos, un lenguaje escrito tecnologías avanzadas. Los garamantes fueron pioneros en el establecimiento en los oasis y en la apertura de comercio trans-sahariano», dice el profesor Mattingly.

El profesor y su equipo se vieron obligados a salir de Libia en febrero, cuando comenzó la revuelta contra Gadafi, pero cuentan con regresar pronto porque el departamento de antigüedades de Libia está estrechamente involucrado en el proyecto.

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 9, 2011 en Artículos

 

Sucesos poltergeist en la leyenda de la casa Amityville

El espeluznante caso de la mansión embrujada de Amityville va más allá del simple fenómeno poltergeist, debido a los sangrientos crímenes que allí se cometieron. Estos sucesos inpiraron varias series de libros y famosas películas.

Etimológicamente la palabra poltergeist en sí misma es un vocablo de origen alemán, cuyo significado; «poltern» (hacer ruido) y «Geist» (espíritu) conforman este término significando algo así como «Los espíritus que hacen ruido» y representan una fenomenología, cuyo estudio es abarcado por la parapsicología, donde las características mas definidas son los movimientos de objetos sin motivo aparente o simplemente ruidos sin origen físico.

Una fotografía de la casa.

Uno de los casos más perturbadores que registra la historia de los poltergeist es el ocurrido en la localidad de Amityville, en Estados Unidos, donde una familia fue literalmente expulsada de su vivienda por entes de naturaleza desconocida, y hasta el día de hoy nadie ha sido capaz de volver a habitar esta casa. Los protagonistas del caso, que incluso inispiró una película, nunca quisieron hablar de lo que realmente ocurría en esa casa, hasta que hace algunos años dieron una entrevista a un programa periodístico en Estados Unidos, donde revelaron sólo parte de la espeluznante experiencia que les tocó vivir en la casa de Amityville.

LOS SUCESOS

La mañana del 15 de Noviembre de 1974, Ronald deFeo se presentó en el bar del pueblo, aterrorizado y gritando que habían matado a toda su familia, a sus padres y a sus tres hermanos. Cuando se presentaron en el 112 de Ocean Avenue, los vecinos de Amityville contemplaron con horror la masacre sangrienta que se repartía por toda la casa. Habitación por habitación los miembros de la familia deFeo fueron apareciendo ante sus ojos, asesinados, en medio de un gran charco de sangre y todos, curiosamente, en la misma postura. Poco después descubrirían que habían sido sedados la noche anterior con somníferos y que por lo tanto no llegaron a enterarse de la presencia del asesino.

Evidentemente, el principal sospechoso fue el propio Ronald deFeo, el hijo de 17 años que había conseguido escapar. Y poco tardaron en averiguar su espíritu conflictivo y atormentado. Ronald deFeo terminó por declararse culpable de todas las muertes, pero dijo no haberlo hecho conscientemente. Según el niño, que hoy cumple una condena de 25 años, fue una fuerza sobrenatural y demoníaca la que le poseyó y disparó por él.

28 DÍAS DESPUÉS DE LOS ASESINATOS.

Pero la verdadera historia de Amityville comienza después, el 28 de Diciembre de 1974, veintiocho días después de los asesinatos. Ese día, otra familia, compuesta por el matrimonio de George y Kathy Lutz, se mudó al lugar donde había ocurrido la masacre. La casa, espaciosa y de muy bonita arquitectura, estaba a la venta a un precio excepcionalmente barato, y los Lutz decidieron obviar los violentos hechos ocurridos con antelación y compraron el inmueble, aunque solamente pudieron ocuparlo 16 días debido a los extraños fenomenos que se sucedían

Desde el primer momento en que ocuparon la casa, el matrimonio y sus hijas pequeñas sintieron una presencia sobrenatural, que se iba haciendo más fuerte cada día. Al principio, se escuchaban ruidos extraños a lo largo del día; luego, comenzaron a aparecer manchas en las paredes y malos olores sin motivo aparente, y las puertas y ventanas se abrían solas.

Kathy Lutz agregaría que en reiteradas ocasiones se sintió observada en ciertas partes de la casa, principalmente en las habitaciones, y que una vio unos ojos rojos que la miraban desde la oscuridad a través de la ventana. De repente, comenzó a tener pesadillas repetitivas con los crímenes sucedidos en la casa, pero soñando que las víctimas eran los componentes de su familia.

George y Kathy Lutz

La supuesta entidad que habitaba la vivienda trató incluso de apoderarse de los cuerpos de sus residentes, manipulándolos a su propia voluntad y obligándolos a cometer actos de naturaleza violenta, algo en lo cual los Lutz nunca han querido ahondar.

A los pocos días de habitar el lugar, el matrimonio se convenció de que la casa estaba poseída por una presencia demoníaca y recurririó al sacerdote de la iglesia más cercana, quien contaría después que al tratar de bendecir la casa, escuchó una voz que lo echaba, una voz que surgió de la nada desde la planta más alta de la casa. Según los relatos de la época, cuando el sacerdote ingresó en la casa, el ambiente se llenó de un olor putrefacto y una nube de moscar invadió el lugar. El religioso debió luchar con una fuerza física que le impedía acercarse a la casa y finalmente fue violentamente expulsado.

La visita del sacerdote marcó el punto en que los sucesos paranormales se incrementaron, George empezó a sentir presencias extrañas también, e incluso sentía miedo a abrir los grifos pues suponía que una presencia maligna podía salir de ellos si abría la llave de paso. Las alucinaciones se hacían más comunes y la desconfianza en la familia se acrecentaba, George afirmaba que su mujer se estaba tranformando en una bruja pués, según él, se le estaban cayendo los dientes y el pelo. Tal punto que los Lutz debieron abandonar para siempre la casa, que desde entonces se encuentra deshabitada y sobre la cual pesa el estigma de la leyenda de Amityville.

CONCLUSIONES ACTUALES

Tras los asesinatos de los DeFeo y la partida de la familia Lutz, se han llevado a cabo varias investigaciones que han sacado a la luz esclarecedores datos. Datos que abren la posibilidad a que aquel lugar hubiera sido utilizado en el tiempo de las colonias indias por determinadas etnias, que dejaban a los locos y a los moribundos fallecer en aquel lugar.

Los datos son terribles, y existen además fotografías forenses de esos cuerpos que yacen en camas ensangrentadas, o datos y testimonios en primera persona de los Lutz

Seis habitaciones, tres baños, embarcadero junto al río, tres plantas y un sótano 80.000 dólares. La casa hoy sigue aparentemente vacía

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 9, 2011 en Artículos

 

¿Qué importancia tuvo el matemático Doodson en el desembarco de Normandía?

El desembarco de Normandía (6 de Junio en 1944) marcó el inicio de la liberación de la Europa occidental ocupada por la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Hitler siempre tuvo claro que se produciría un desembarco aliado en la costa atlántica francesa, concretamente en la zona del canal de La Mancha. Igual que hicieron con el cadáver encontrado en Huelva, que le costó Sicilia, la inteligencia aliada logró engañar a Hitler para hacerle creer que el desembarco de Normandía era una maniobra de distracción y que el verdadero se produciría en Calais (casi 400 Km. más al Norte).

Hitler encargó la defensa de la costa francesa a Erwin Rommel, Zorro del Desierto. Rommel mandó plantar minas, alambre de púas y obstáculos, a modo de la defensa devil’s garden (el jardín del infierno) en El Alamein (Egipto), e hizo un estudio de las mareas. Con la marea alta las defensas quedaban cubiertas y su efectividad era nula. Así que, ideó unos obstáculos que pudiesen dañar el casco de las lanchas de desembarco incluso sumergidos.

Defensas

Para los americanos hubiese sido mejor, como pensaba Rommel, atacar con la marea alta para tener menos playa que cruzar bajo el fuego enemigo, pero las trampas del Rommel podrían destrozar las lanchas y quedar varadas en la playa impidiendo el desembarco del resto de las tropas. Por tanto, la mejor situación era aquella en la que la marea estuviese lo suficientemente baja que no cubriese la trampas para que los equipos de demolición las localizasen y abrir un pasillo para el desembarco, pero lo suficientemente alta para que las lanchas pudiesen descargar las tropas y luego salir sin peligro de quedar varadas por la marea baja.

El conocimiento exacto de las mareas era una cuestión demasiado importante como para dejarla al azar. Aquí es donde interviene nuestro protagonista el matemático británico Arthur Thomas Doodson. Los aliados consultaron con expertos, entre los que se encontraba Doodson, para conocer las mejores fechas para el desembarco. Doodson había construido una máquina para la predicción de las mareas, que siguió utilizándose hasta los años 60 con la llegada de los ordenadores. Con la máquina de Doodson se calculó que las fechas ideales para el desembarco eran del 5 al 7 de Junio.

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 9, 2011 en Artículos

 
 
A %d blogueros les gusta esto: