RSS

Archivos diarios: mayo 12, 2012

La Pantaruja de Vegas de Coria (Extremadura)

Como habitantes de un mundo de pesadilla, perdidas entre lo demoníaco, lo ufológico y lo paranormal, una serie de figuras etéreas, bautizadas por los habitantes de esos humildes pueblos como pantasmas, pantallas o pantarujas, eran seres de torso estrecho, largas extremidades y embozadas en ropajes tan oscuros como la propia muerte, que se dejaron ver en algunos puntos de Las Hurdes, sobretodo en Vegas de Coria, hace tan solo unos años…

Los testigos, asustados, aterrorizados, se acabaron contando por decenas. De toda condición y cultura. Sin errores en las descripciones. Todos habían visto lo mismo. Una imagen propia del Medievo en las carreteras asfaltadas del siglo XX. Ocurrió desde finales de 1982 hasta el día de San Blas del año siguiente. ¿Qué estaba pasando?¿Qué clase de seres nos visitan?, se preguntaron aquellos días en los que apenas nadie quedaba por las calles y tan solo el miedo acampaba a sus anchas. Noches de cancelas cerradas, pestillos y contraventanas concienzudamente cerrados, rifles de caza cargados junto a la cama por la noche y batidas organizadas para perseguir aquellas «sombras» que de un día para otro paralizaron un pueblo entero durante meses y que también de un día para otro desaparecieron y nadie supo jamás que fueron. Ahora su misterio ya es parte de la historia. De una historia que jamás se cuenta al forastero.

Si os soy sincero, La Pantasma o Pantaruja de Vegas de Coria es uno de mis enigmas preferidos, a medio camino entre lo ufológico, lo fantasmal y lo extraño, sin duda un tema paranormal que no deja a nadie indiferente, Vegas de Coria es un pequeño pueblo Hurdano cercado, como casi todos los pueblos de la zona, por interminables bosques y abismales barrancos, se puede llegar al pueblo por una vieja y destartalada nacional, justo al pasar la famosa curva de Arrolobos encontrarás este pueblo que hace ya casi 30 años fue tocado por el misterio.

Decenas de testigos en el plazo de una semana contaron en el bar del pueblo como llegando a la curva de Arrolobos vieron a un ser muy alto y delgado embozado en negras galas, que a pesar de su lento caminar parecía flotar a un palmo del suelo, los que intentaron enfrentarse a él sucumbieron al pánico y terminaron por huir, otros simplemente agazapados veían como, ese ser, fuera lo que fuese bajaba por los escarpados barrancos sin tocar el suelo y derecho como una vela, rápidamente el pueblo y la Guardia Civil se organizo para perseguirlo, numerosos testigos o batidas se encontraron con la Pantasma pero nunca fueron capaces de acercarse lo suficiente o ver rasgo alguno, aun hoy, casi 30 años después el pueblo apenas quiere hablar de ello, porque aun tienen miedo a aquel extraño forastero que fue el origen de sus más profundos miedos durante varios meses a principios de los años 80. Enviado desde mi BlackBerry® de Vodafone

 
1 comentario

Publicado por en mayo 12, 2012 en Artículos

 

Descubren en Turquía evidencias de un idioma desconocido de hace 2.800 años

La tablilla se conserva hoy en el museo de Diyarbakir, capital de la provincia turca a la que pertenece Ziyaret Tepe. (EFE)

Ilya U. Topper. / Agencia EFE

Estambul.- Lishpisibe, Bisinume, Sasime. Son algunos de los exóticos nombres de mujer hallados en una tablilla de arcilla grabada durante el Imperio Asirio, hace 2,800 años, y que han permitido descubrir una lengua desconocida hasta la fecha.

«Sabemos que son nombres de mujeres porque a cada uno le antecede el símbolo asirio cuneiforme de nombre femenino», explicó hoy a Efe John MacGinnis, miembro del equipo de arqueólogos responsable del hallazgo y que ha publicado el resultado de sus investigaciones en el último número del Journal of Near Eastern Studies.

MacGinnis, profesor de la Universidad de Cambridge (Inglaterra), relató en conversación telefónica que la tablilla, excavada en el yacimiento de Ziyaret Tepe, en el sureste de Turquía, fue descubierta en 2009 y presenta una inscripción en el cuneiforme asirio habitual en el imperio.

Pero su contenido es una sorpresa: la lista abarca 60 nombres relacionados con el registro del palacio de Tushan, residencia de un gobernador del Imperio Asirio en el siglo VIII a.C., y 45 de ellas tienen un origen distinto a cualquier lengua registrada por los arqueólogos.

Por la morfología de los nombres es obvio, añadió, que no corresponden al asirio ni al arameo ni a ningún otro lenguaje hablado en el Imperio Asirio del que se tenga constancia.

MacGinnis indicó que la lista se refiere a un grupo de mujeres oriundas de una región alejada y trasladadas al imperio, posiblemente a la fuerza, como era frecuente en aquella época.

«Podrían proceder de los Montes Zagros en Irán», aventuró el profesor, ya que en otros documentos asirios hay una mención a un idioma llamado «mejranio», que se habría hablado en aquella zona, entonces bajo dominio asirio, pero del que no se sabe nada más.

«Los nombres se leen como Lishpisibe, Bisinume, Sasime, Anamkuri, Alaqitapi, Rigahe…», explicó MacGinnis, quien reconoce que no tiene claves sobre el tronco ling ístico al que podrían pertenecer.

«He consultado a un experto y estamos seguros de que no es una lengua irania (rama a la que pertenece el kurdo, hablado hoy en la zona)», aclaró.

Sería posible, especuló, que esté relacionada con alguna de las diversas lenguas que se hablan hoy en el Cáucaso y forman parte de tres troncos ling ísticos completamente aislados de cualquier otro idioma.

«Ahora empieza el trabajo para los ling istas modernos que conocen los idiomas caucásicos y que tal vez puedan hallar alguna relación», retó el experto.

Si bien hay tablillas en asirio procedentes de la antigua ciudad excavada en el yacimiento, la descubierta en 2009 es la única encontrada hasta ahora en el palacio, aunque MacGinnis cree que el edificio puedo albergar otras piezas.

Lo que no sabe es si podrá hallarlas: parte del yacimiento quedará sumergido cuando se complete la presa de Ilisu en el río Tigris, un proyecto hidráulico que lleva años en construcción y que inundará una vasta parte del valle fluvial.

«Estamos trabajando a contrarreloj porque sólo nos quedan dos temporadas: el Gobierno turco nos ha confirmado que podemos seguir trabajando este año y el que viene, pero después ya no renovarán el permiso», lamentó el profesor.

La construcción de la presa, que inundará también el famoso pueblo histórico de Hasankeyf y otros yacimientos, se ha retrasado en parte debido a las protestas internacionales, pero MacGinnis cree que el Gobierno turco está decidido a completarla pronto, por lo que quiere poner fin a los trabajos arqueológicos en la zona.

La tablilla se conserva hoy en el museo de Diyarbakir, capital de la provincia turca a la que pertenece Ziyaret Tepe.

__,_._,___

 
 
A %d blogueros les gusta esto: