RSS

La leyenda de los duendes de la isla de Ibiza

13 May

Cuenta la leyenda que durante la medianoche de San Juan, justo a las 12 de la noche en punto, brota una hierba bajo el puente del río que construyó el diablo en Santa Eulalia des Rui, pero tan solo dura instantes, si se atrapa a tiempo y se encierra en un bote de cristal oscuro, se caza a un “fameliar” una especia de gnomo enano con una boca terrible.

Este es capaz de hacer tareas que los humanos no pueden, como por ejemplo construir una casa en una sola noche.

Se dice que las murallas del Castillo de Ibiza fueron construidas por estos duendes. Si comienzan a trabajar no paran hasta terminar.

Le gusta mucho comer y además es muy inquieto, le encanta el pan y el queso y lo pide insistentemente. Si sale del bote para poder volverlo a encerrar se debe coger una ramita de olivo y rezar una oración, que con los años se perdió y no hay constancia de ella.

En los registros de la Inquisición hablan sobre gente que fue quemada en la hoguera por tener a estos gnomos en sus casas.

Una vez regresan a su botella pueden estar ahí invisibles por cientos de años.

Cuenta la leyenda que una familia que tenía una hija casadera le presentó dos pretendientes, la joven debía escoger alguno de ellos. La chica no sabía por cual decidirse a los dos les tenía aprecio, así que se le ocurrió una especie de prueba. Decidió que el que antes terminara una casa para ella sola sería el elegido.

Manos a la obra, uno de los candidatos era de una familia rica, así que no vio mucho problema en contratar hombres para construir la casa y pronto la tuvieron casi lista. El otro pretendiente era de una familia pobre con contaba con muchos medios económicos, pero le sobraba astucia. Pensó y pensó la casualidad quiso que aquel día fuera el 23 de junio y el joven se fue bajo un puente a esperar si crecían aquellas famosas plantitas. Cogió una y la puso en la botella.

El joven pobre fue a ver a la chica y le preguntó ¿cómo quieres la casa? la chica le dijo lo que le gustaría, y el joven le dijo, “pasa mañana y la tendrás”. La doncella estaba admirada, ¿como iba a construir esa casa en un día?

El joven destapó la botella y cuando aparición el duende le dio instrucciones para que construyera la casa.

Dicho y hecho, por la mañana la joven fue y encontró la casa de sus sueños. La pareja se casó y todo el mundo pensaba que algo mágico habría ya que la casa apareció de la nada. Se cuenta que la casa traía mala suerte y debido a las desgracias ocurridas a la pareja la abandonaron. Dicen que cuando la pareja murió la casa desapareció

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: