RSS

Joyas escondidas durante más de tres mil años dentro de una jarra

17 Jun

Se ha descubierto recientemente una pequeña colección de joyas de oro y plata que datan de alrededor del año 1100 aC, escondida dentro de una jarra hallada en el yacimiento arqueológico de Tel Meguido (o Tel Megiddo), en el norte de Israel.

La jarra fue hallada en 2010, pero permaneció sin limpiar a la espera de un análisis molecular de su contenido. Cuando el equipo de Israel Finkelstein, Eran Arie y David Ussishkin de la Universidad de Tel Aviv en Israel, y Eric Cline de la Universidad George Washington en Washington, D.C., Estados Unidos, finalmente pudo retirar la gran cantidad de suciedad acumulada, varias joyas, incluyendo un anillo y pendientes, aparecieron dentro de la jarra.

Los investigadores creen que al menos algunas de las piezas de la colección guardada dentro de la jarra, que fue descubierta en las ruinas de una antigua vivienda privada, pudieron haberse originado en Egipto. Algunos de los materiales y diseños que aparecen en las joyas se corresponden con diseños egipcios de la misma época.

Un aspecto intrigante del hallazgo es el modo en que estaban guardadas las joyas. Más que guardadas, parece obvio que estaban escondidas. Tan bien ocultas, que cuando los investigadores retiraron la jarra de cerámica del yacimiento arqueológico, no tuvieron ni idea de que llevaba joyas en su interior. Las joyas, envueltas en tejidos, se han conservado bien durante estos milenios.

Este pendiente es una de las joyas encontradas. (Foto: TAU)
Las propias circunstancias que rodean a la ocultación de las joyas dentro de la jarra son un misterio. El equipo de Finkelstein cree que la jarra no era el sitio en que normalmente se guardaban esas joyas. Todo apunta a que alguien trató de ocultar la colección (y obviamente lo consiguió), pero por alguna razón esa persona o personas no pudieron después regresar a recogerla. Es probable que fallecieran, probablemente en una muerte violenta, o que se vieran obligadas a huir para no regresar jamás al lugar.

El profesor Ussishkin cree que la colección de joyas perteneció a una mujer cananea que vivió en la casa.

 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: