RSS

El misterio de la Casa del Obispo en Cádiz

25 Ago

Tumba fenicia, vivienda púnica, hospital y templo romano, casa árabe, mezquita, cementerio medieval, parroquia… En el entorno de la Casa del Obispo han sucedido tantas cosas en los últimos 3.000 años que ya casi nadie esperaba sorprenderse. Eso, hasta que los gerentes del actual yacimiento arqueológico comenzaron a notar fenómenos inexplicables en el edificio. Luces que se encienden y apagan, cámaras que detectan presencias, objetos de luz que salen de muros han llamado la atención de sus últimos y absortos inquilinos.

Cádiz, como todas las ciudades, está en parte poblada por fantasmas del más acá, pero no parecen ser ellos -al menos a primera vista- los responsables de los desvelos de los trabajadores que gestionan el yacimiento del Obispado de Cádiz.

«Yo no creo en esas cosas, solo creo en lo que veo», dice Germán Garbarino, responsable de la puesta en valor de los restos ar-queológicos de la zona. Lo que ve le inquieta desde que abrió la Casa del Obispo al público el pasado 2006. «Desde la primera semana notamos que cuando llegábamos por la mañana, las luces se habían encendido solas y de noche sonaban las alarmas», cuenta. Así que, según su inquietante relato, revisaron todo el sistema eléctrico para detectar fallos. «Todo estaba correcto, ya que las luces y el sistema de seguridad se controlan por un ordenador con funciones domóticas y no puede encenderse nada si no está programado», explica.

Los fenómenos siguieron sucediéndose según Garbarino, que decidió revisar las grabaciones de la red de cámaras de seguridad que permanecen conectadas de noche para pillar «a alguien que se colaba por allí». En ese momento, llegó la sorpresa. Durante la noche -y el día- los sensores de movimiento se activan de manera intermitente aunque no haya nadie. Ayer tarde las responsables de la recepción comprobaban esto en sus monitores, que registraban movimiento en salas sin visitantes.

El susto fue a más cuando los gerentes del yacimiento revisaron las grabaciones nocturnas de las cámaras de infrarrojos, que registran imágenes en la oscuridad. Según Garbarino, en las grabaciones han identificado hasta tres «presencias: la figura de una persona de alrededor de 1,50 metros de estatura vestida de negro, una figura de un niño y una señora con un tocado blanco».

Fenómenos diarios

El redactor sí que asiste a la proyección de otras grabaciones con fenómenos poco explicables e incluso participa en un juego para mostrar lo aleatorio de los sucesos. «Elige un día», reta Garbarino en su despacho ante el monitor en el que controla todas las grabaciones de las cámaras de seguridad. «El 9 de noviembre». Ese día se revisan una a una la decena de dispositivos. Una línea de tiempo permite moverse por las horas de la noche. En una de ellas aparece una franja verde como señal de movimiento. Bingo. En un instante de ese lapso de tiempo de la madrugada, una forma de luz sube las escaleras, vuela delante de la cámara, se hace enorme y desaparece en un segundo. ¿Un insecto? «Los investigadores replican que no tiene ni la forma ni el vuelo ni la escala característica. «Incluso pasa a través de los cristales».

El fenómeno se repite en decenas de momentos y constituye una de las incógnitas. La otra tiene forma de esferas que parecen surgir de los muros, pasan ante el objetivo y desaparecen al llegar al otro muro. «Estas también atraviesan cristales y paredes», explican. ¿Polvo? Los investigadores hicieron pruebas con agua vaporizada, polvo, tierra e incluso laca de pelo…El misterio sigue abierto.

Enviado desde mi BlackBerry® de Vodafone

 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: