RSS

La leyenda del hombre que atraía al viento.

10 Sep

Años atrás se salía a pescar a remo en trainera. Una de las traineras de Hondarribia siempre tenía problemas, porque allí donde iba. Allí llegaba el viento del Norte, el Ipar-haizea, impidiéndoles trabajar con la red, con el palangre e incluso con los aguarines para el chipirón. Y lo curioso era que los demás pescadores, incluso los más próximos a ellos, faenaban con toda normalidad.

El patrón de la trainera comentó una noche en la taberna lo que les ocurría. Fue entonces cuando un viejo arrantzale le preguntó si en la tripulación tenía alguno que silbara, y si era así ese era quien atraía el viento.

Al día siguiente, pescando enfrente de las Erretas, de repente, de forma inesperada, despertó el Mendebale (viento de Noroeste) y hubo que recoger los aparejos y emprender el regreso al puerto. Fue entonces cuando el patrón reparó en que el más joven de su tripulación silbaba una extraña canción.

Así ocurrió al otro día, y al otro, y al otro. Hasta que una tarde víspera de las fiestas de Andra Mari de Guadalupe, al amenazar galerna entre los silbidos de su pescador, le gritó desde popa el patrón: zer berriz ere haizeari deika? (¿Qué, ya estas llamando ora vez al viento?).

Y desde entonces el hombre no silbó más, y la trainera supo de sus redes colmadas, y del aparejo cuajado de peces como jamás lo había tenido.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 10, 2012 en Divulgación

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: