RSS

Lanzamiento múltiple desde Vandenberg.

15 Sep

Estados Unidos lanzó el 13 de septiembre un cohete Atlas-V (401/AV-033) con una carga militar secreta a bordo. La misión, denominada simplemente NROL-36, podría consistir, según los analistas, en dos satélites de inteligencia electrónica para la US Navy. El despegue, ocurrido a las 21:39 UTC, se inició en la base californiana de Vandenberg.

Los citados satélites, que pertenecerían a la constelación NOSS-3 (sexta misión), evolucionarían a altitudes de unos 1.100 km, en órbitas inclinadas, y permitirían interceptar las comunicaciones efectuadas por vehículos en alta mar, como buques, submarinos y aviones. La existencia de parejas de satélites permite la triangulación de señales y localizar los emisores con una cierta precisión.

La misión debería haberse iniciado el 14 de agosto, pero había sido repetidamente retrasada por varios motivos. Por fin, el cohete partió pero no se han concretado los resultados del lanzamiento, más allá de decir que ha sido un éxito, si bien los observadores privados han localizado ya algunas de las cargas en órbita.

Además de su carga militar, el Atlas llevaría otros pasajeros a bordo. Una carga secundaria llamada OUTSat, evolucionaría por su cuenta para servir como plataforma de despliegue de un total de 11 satélites de pequeño tamaño. Antes de soltarlos, la etapa Centaur maniobró para reducir su altitud hasta los 770 por 480 km.

Los microsatélites y nanosatélites que viajaron a bordo son el CINEMA-1, una colaboración entre Gran Bretaña, Estados Unidos y Corea del Sur, de 4 kg de peso, dedicado a estudios científicos del campo magnético terrestre y de los átomos neutros energéticos; el Aenas, un satélite estadounidense de 4 kg para identificar contenedores de carga en superficie y probar un nuevo tipo de procesador; los SMDC-ONE 2.1 y 2.2, nanosatélites de 4 kg del US Army para evaluar una constelación de comunicaciones; los Aerocube-4 y Aerocube-4.5 F1 y F2, de 1 kg de peso cada uno, para estudios técnicos de la empresa estadounidense Aerospace Corporation; el STARE, del laboratorio LLNL y 1 kg de peso, pensado para ensayar nuevas formas de hacer un seguimiento de restos orbitales; el CSSWE, de 4 kg y dedicado al estudio de la relación entre las protuberancias solares y las partículas energéticas, diseñado por los estudiantes de la Universidad de Colorado; el CP5, un pico satélite de 1 kg de CalPoly para estudios técnicos; y el CXBN, un satélite astronómico para analizar el fondo difuso de rayos-X, de la Morehead State University y 2,6 kg de peso.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 15, 2012 en Divulgación

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: