RSS

La leyenda de la maligna de Cercedilla.

30 Sep

Relata el escritor Fernando Acaso en su obra de 1991, “Leyendas de la Sierra de Guadarrama”, cómo hace mucho tiempo esta roca, en nuestros días pelada, fue un recóndito oasis que permanecía oculto, amurallado por altos pinos y robledales. Su único acceso era exclusivamente conocido por una vieja arpía que moraba en el pueblo de Cercedilla. Su apodo, la `Maligna´, advertía a propios y extraños sobre sus artes oscuras.

Sin embargo, la curiosidad es innata en el ser humano y se extiende como la ponzoña, por lo que un grupo de vecinos, viendo que la anciana desaparecía durante días, decidió seguirla una mañana.

Sintiéndose la bruja perseguida, condujo a los incautos a una zona elevada, hasta que quedaron ocultos por las copas de los árboles. La pérfida mujer, invocando un hechizo, provocó un enorme fuego que no dejó más superviviente que a la propia anciana que huyó del lugar. Una vez se dispersaron las nubes negras, no quedó nada del hermoso vergel, mas que el recuerdo de los habitantes de la Sierra.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 30, 2012 en Divulgación

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: