RSS

La leyenda del enamorado de las Fadas.

05 Oct

Cuenta la leyenda que por la Terra chá que un mozo que estaba en el pastizal guardando las vacas oyó risas ycantos de mujer que venían de un bosquecillo cercano. Se acercó a ver qué pasaba y se encontró con un grupo de bonas fadas, que estaban juguetonas y de muy buen humor, como siempre.

El mozo (que era muy guapo) fue muy bien recibido, y pasaron con él toda la tarde. Cuando ya se despedían, entre bromas y veras, le instaron a que se mirase en un espejito quellevaban consigo.

El mozo volvió al caserío muy contento de su aventura, y nada dijo, pues bien sabía que los que tienen tratos con los del otro lado y hablan de ellos son castigados con la muerte. Pero el espejo, que era mágico, como todo lo que tocan las fadas, le había robado el aliento, y el mozo empezóa enflaquecer y a enfermar, para alarma de toda su familia. Ya en su lecho de muerte logró reunir fuerzas para susurrarle a su hermano mayor toda su aventura, explicándole además que bien sabía él que lo estaban matando las hadas, pues cada noche soñaba que la parte retenida en el espejo se acostaba con ellas.

Finalmente murió, y su hermano, ciego de ira y sin atender razones, fue al bosquecillo cercano al pastizal a insultar a las fadas. Éstas deberían sentirse culpables, ya que en lugar de maldecir al hermano, o matarlo (cosas que han hecho en otras historias, y por mucho menos) le arrojaron a los pies un puñado de oro, para que se callase.

 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: