RSS

Los proteccionistas denuncian que el entorno del yacimiento sirve de botellódromo.

10 Dic

El Correo de Andalucía / García

Suciedad en el cerro de El Carambolo. – Antonio Acedo

El cerro de El Carambolo, donde en 1958 fue descubierto el tesoro que lleva su nombre y que encierra vestigios arqueológicos que los expertos atribuyen a un antiguo santuario fenicio dedicado a la diosa Astarté, se ha convertido en un un gran basurero que además se usa de botellódromo, a pesar de los innumerables avisos lanzados por la asociación cultural Los Dólmenes, advirtiendo de la degradación del enclave.

El vicepresidente de esta entidad conservacionista, Jorge Arévalo, censura que a pesar de las cartas enviadas alertando de su deterioro tanto a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía como al Ayuntamiento de Camas no se ha actuado en la zona. “No hacen caso a nuestras llamadas de atención, es lamentable el estado de abandono que sufre el enclave, cuando todavía queda mucho por excavar y por investigar”, recalca Arévalo. “Parece que lo único que les importa a las instituciones son sólo los tres kilos de oro que se encontraron en el cerro. Deseamos que la Junta sea igual de sensible con esta zona como lo es con el tesoro de El Carambolo “, indica.

El vicepresidente de la entidad recuerda que las últimas cartas que remitieron a las diferentes administraciones denunciando los hechos datan del mes de marzo, cuando el cerro ya estaba lleno de basura, “pero hacen caso omiso a nuestras advertencias y la situación va a peor. Es una vergüenza“.

Arévalo manifiesta que aunque la zona es propiedad privad a, donde se iba a levantar un hotel, las autoridades deben intervenir y evitar que vaya creciendo el basurero en el que se ha convertido este espacio, “porque todavía queda mucho por investigar para conocer las claves de nuestro pasado“.

A ello añade que el deber de conservación de los bienes integrantes del Patrimonio Histórico Andaluz es una obligación de las personas propietarias o titulares de derecho, los cuales “tienen el deber de conservarlos, mantenerlos y custodiarlos de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores”. En su defecto, entiende que deberían actuar de oficio las administraciones competentes.

Sin embargo, la concejal del Cultura del Ayuntamiento de Camas, Eva Pérez, aclara que ellos no pueden actuar amparándose en que el cerro es propiedad privada. No obstante, asegura que desde el Consistorio se ha solicitado en varias ocasiones a la Junta de Andalucía para que intervenga, porque admite que la zona está en mal estado desde el punto de vista paisajístico, “aunque el yacimiento no peligra porque está protegido”, afirma.Una justificación que no satisface a Arévalo, quien insiste en que este entorno “se tiene que proteger y permitir que la investigación continúe para descubrir la cultura tartésica”.

Este conservacionista admite que en la partes del cerro que se trabajó y salió a la luz un santuario de adobe, la Junta echó un losa de cemento para su protección, pero recalca que no todo está excavado, “queda mucho por investigar y a pesar de todo se ha permitido que este espacio se haya convertido en un basurero que no para de crecer”.

Por ello, dice que resulta ofensivo que las administraciones den la callada por respuesta a sus denuncias y que lo único que les importe sea dónde debe exponerse el tesoro de El Carambolo, “algo que yo tengo muy claro: debe estar en el museo Arqueológico”.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 10, 2012 en Divulgación

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: