RSS

La leyenda del torreón de oro del Monasterio de El Escorial.

13 Dic

Cuando el sol se posa en las torres del Monasterio de El Escorial algunos sillares desprenden un fuerte brillo dorado; al observar el edificio en la distancia da la sensación de que hay ladrillos fabricados con oro. Como tantas otras cosas de este monumento, a este fenómeno le acompaña una leyenda:

El embajador de Francia preguntó a Felipe II si era tan fácil empezar como acabar obra tan grande, o se quedaría por falta de medios inacabada como tantas otras. En réplica, al terminar la edificación Felipe II mandó colocar un ladrillo de oro en la actual torre central y otros dos en las laterales que se ven desde la entrada del Patio de Reyes.

Pero, por lo visto, en realidad lo que produce ese brillo es la tapa de bronce dorado de cajas que guardan reliquias de Santos, entre ellas las de Santa Bárbara, que se ubicaron en una de las torres para proteger al recinto de las tormentas.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 13, 2012 en Divulgación

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: