RSS

EL MISTERIO DE LA CASA FABIOLA

29 Ene

Por: Jose Manuel García Bautista

EL MISTERIO DE LA CASA FABIOLA

Allá al fondo, en calle Mateos Gagos, a la sombra de la Giralda, en pleno corazón de la vieja Híspalis, encontramos la calle Fabiola. Antes se enclavaba en esta calle la sede de la Fundación Lara (Editorial Planeta), en una impotente mansión de la que destacaba su fachada rosada y sus amplios portones de fina madera coronados por el escudo de armas de la casa. Todos la llaman Casa Fabiola. Un curioso edificio con una curiosa historia. Y es que en su interior, por su patio, por su planta alta, por sus rincones son ya muchos los que han contado la de extraños ruidos y sensaciones que se tienen… La casa da nombre a la calle y no la calle a la casa.

Nuestra testigo, Ángela P., nos comentaba su experiencia en el interior del edificio cuando trabajaba en su interior: «Lo peor es cuando estás aquí sola y comienzas a escuchar como a alguien que arrastra los pies y gime, es como el llanto vergonzoso de un hombre que no quiere ser descubierto. Se te ponen los pelos de punta. Luego cuando crees que algo va a aparecer ante ti sólo sientes frío, y es que esta casa nunca ha sido precisamente muy cálida. Al revés, su patio y los techos, o la propia construcción, hacen que sea muy fría. Otras veces te llegan olores extraños, como a algo que se quema, como a cera quemada, te levantas y sigues ese olor extraño pero no tiene solución, ya que no hay nada que lo explique. No más impresionante es cuando algunas puertas del piso superior se comienzan a abrir y a cerrar y sientes los portazos. No es que sean todas a la vez, al día es una nada más o como mucho dos, pero tú sabes que allí todo está cerrado y que no hay nadie… ¿Por qué suena entonces? ¿Quién las abre o las cierra? Da miedo, la verdad. Las luces o los monitores de los ordenadores también hacen de las suyas y cuando en invierno se hace de noche antes y a las seis es de noche y no ves nada y las luces fallan el susto es grande… La verdad es que aquí te sientes acompañada por alguien, aunque sepas que estás sola».

Manuel D., otro trabajador, nos comentaba al respecto de nuestras sigilosas investigaciones: «Aquí dicen que está el espíritu de uno de sus viejos dueños, un inglés, que sentía morriña de su casa y que dicen que tras morir en Inglaterra un perro de la familia, que le tenía mucho cariño, se puso a aullar aquí en Sevilla al mismo tiempo que él se moría. Cuando acabó de aullar también murió… No sé, eso dicen, pero la verdad es que dentro de la casa pasan cosas raras, a mí me da un poco de miedo quedarme ahí dentro».

El edificio hoy es propiedad municipal y los agentes de la Policía Local de Sevilla que han realizado guardias en su interior narran, igualmente, experiencias que no pueden ser tildadas de otra forma que no sea como inexplicables.

Y es que la ubicación de esta casa es nuevamente estratégica dentro del casco antiguo de Sevilla. Ubicada entre la calle Aire, Madre de Dios y Ximénez de Enciso, debe su nombre a la novela de Nicholas Patrick Wiseman, obispo de Westminster (nada más y nada menos), llamada Fabiola (1854). Pero lo mejor de todas las brumas que envuelven a esta historia es que en el número 5 de esa calle nació el autor de esta novela, Nicholas Patrick Wiseman, porque allí vivía su familia y donde ha estado, hasta hace bien poco, la Fundación José Manuel Lara… ¿Casualidades? Como verán el camino de la casualidad más allá de la mera coincidencia…

Cuando pase junto a la casa no se pierda un elemento típico de la ciudad: las ruedas de molino incrustadas como botarruedas en las fachadas de los edificios, su visión te transporta a otra Sevilla, a otro tiempo…

Copyright © Jose Manuel García Bautista 

Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin autorización expresa del autor bajo penas según dispone la Ley vigente.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: