RSS

FENÓMENOS EXTRAÑOS EN EL AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

14 Feb

Por: Jose Manuel García Bautista

FENÓMENOS EXTRAÑOS EN EL AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

Hablar de fantasmas en el interior del edificio del Ayuntamiento de Sevilla podría ser entendido por algunos como un juego político que no es la pretensión de este artículo, y tampoco es el terreno de la política aquél que más me atrae, todo lo contrario. Sin embargo son muchas las historias que circulan por la ciudad sobre los fantasmas del consistorio sevillano, sobre una aparición que purga sus penas por los pasillos de la planta superior del edificio. Y es que en este solemne edificio también se han tenido experiencias más allá de lo racional, más allá de lo que la cordura puede llegar a comprender…

El edificio que hoy constituye el Ayuntamiento es una de las más notables muestras la arquitectura plateresca. Fue el célebre Diego de Riaño quien comienza su construcción en el siglo XV. El arquitecto realizó el sector meridional del edificio, el arquillo de comunicación con el monasterio franciscano y dos plantas recubiertas de relieves platerescos con representaciones de personajes históricos y mitológicos así como heráldicas y emblemas alusivos a los fundadores de la ciudad: Hércules y Julio César. Fue cuatro siglos más tarde cuando el edificio fue reformado por Demetrio de los Ríos y Balbino Marrón; a ellos se debe la nueva fachada principal, orientada a la Plaza Nueva, de corte neoclásico, y la reorganizaron del interior alrededor de dos patios y una gran escalera.

Durante la existencia del consistorio se hablaba del lugar y de las extrañas apariciones que en su interior se manifestaban, en boca de sus propios protagonistas, como Laureno J. quien nos comentaba: «Habrían pasado unos minutos de las once y media de la noche y sentí un ruido en la zona de las escaleras, era como si alguien se hubiera tropezado con algo metálico y pesado, fui a echar un vistazo y noté un intenso frío, me froté los brazos y al alzar la vista en el rellano de la escalera vi a una persona con una especie de hábito que subía pesadamente las escaleras… No sabía qué hacer, sabía que aquello era imposible y tan pronto apareció como se desvaneció ante mis ojos…», recordaba vívidamente aún nuestro testigo mientras nos relataba su experiencia.

Y es que el Ayuntamiento de esta ciudad se encuentra donde antaño se hallaba edificado el convento de San Francisco, de ahí surgieron las dos plazas que hoy ocupan este espacio escoltando a la casa grande de los sevillanos.

Fue en fechas recientes –o a mí me lo parece, será la edad-, con las obras de acondicionamiento de la plaza Nueva para la instalación del tranvía cuando se descubrieron junto al Ayuntamiento un grupo de tumbas de decenas de personas que fueron enterradas en el antiguo Convento de San Francisco hace varios siglos y hasta vestigios vikingos. Y no es de extrañar ya que en épocas pretéritas los fallecidos solían ser enterrados dentro de recintos sagrados como los conventos o sus moradores igualmente dando origen a diversos camposantos. Luego han sorprendido a los reformadores de la ciudad por lo inesperado del hallazgo, y aquí, como en el edificio de Diputación en el barrio de San Bernardo,nuevamente tenemos un edificio público de gran peso en la ciudad, el factor manifestaciones extrañas en su interior, un viejo y recién hallado cementerio y unas determinantes obras que remueven un pasado sepultado y olvidado…

Y así tenemos una más que posible explicación para el alma atormentada que vaga por el interior de nuestro Ayuntamiento, aunque nuestra clase política está tan alejada de esta realidad cotidiana que nos rodea, como de otras muchas, que se apresura a tildar de leyendas urbanas todo lo que sea un trasfondo paranormal para cualquier de los edificios por ellos tutelados negando cualquier tipo de investigación… Lástima porque quizás no todo sea en esta vida conseguir el perdido voto de un decepcionado votante…

Se realizaron diferentes estudios y catas arqueológicas en torno al descubrimiento de estos restos óseos y también sobre los antiguos planos arquitectónicos de la ciudad donde tratar de ubicar la localización exacta de los restos encontrados tal y como recibieron cristiana sepultura entre el siglo XII y el XIX, donde se tiene constancia de diversas edificaciones en el lugar por los estratos hallados en el terreno y por la historia del mismo. En este cementerio fueron hallados diferentes capas de huesos pudiendo afirmar que unas se sobreponían a otras constituyendo un lugar habitual de enterramientos en la ciudad, posiblemente sobre el siglo XIII-XIV. De los estudios realizados sólo se han podido determinar algunas de las cimentaciones de los muros del convento de San Francisco, de donde provenían los restos hallados, debido a que las diferentes reformas urbanísticas de la ciudad determinaron la eliminación de las huellas de este ignoto pasado de la ciudad hispalense.

Copyright © Jose Manuel García Bautista 

Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin autorización expresa del autor bajo penas según dispone la Ley vigente.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: