RSS

LA DAMA BLANCA DE LA FACULTAD DE RELACIONES LABORALES, HOY CICUS

29 Mar

Por: Jose Manuel García Bautista

LA DAMA BLANCA DE LA FACULTAD DE RELACIONES LABORALES, HOY CICUS

Un edificio del que destaca, nada más entrar, su frescor y también el patio central en el que indefectiblemente desembocan todas y cada una de las aulas de la Facultad de Relaciones Laborales, en la calle Madre de Dios. Allí por las noches y al cerrar sus puertas, al abrigo de la oscuridad y la noche, se desataba una tormenta de ruidos extraños y alaridos pavorosos, inquietaba a los esforzados trabajadores de la noche, acabadas las clases, por que aquellos ruidos –en boca de sus protagonistas- «no podían ser de este mundo».

Se trató de buscar explicaciones, se fumigó el edificio para evitar plagas y respuestas, y sin embargo aquellos ruidos se mantenían… ¿Qué eran? ¿A qué se debían? No lo sabremos, pero una noche, víctima de la sugestión o el miedo, uno de nuestros testigos nos narró como desde la planta baja observó el paso de una dama resplandeciente por la planta primera del edificio, una dama que caminó serena hasta el otro extremo del pasillos para desaparecer como desaparece un sueño.

No es la única facultad en Sevilla con extraños e inquietantes visitantes a los que gusta pasear de noche y no ser molestados por los mortales que observan atónito su tranquilo transitar. La antigua Facultad de Ciencias de la Comunicación, hoy segundo módulo de la facultad de Bellas Artes (curiosa coincidencia… si es que las coincidencias existen) también guarda en su interior secretos y visiones quiméricas que han hecho realizar con inquietud su trabajo al personal de limpieza que allí trabaja, una inquietante presencia que gusta de llamar por su nombre a los trabajadores, dejar sentir su fría y helada mano sobre el cuerpo de cualquiera de ellos o, ¿por qué no?, dejar sentir su lastimero llanto ante una existencia que no comprende…

La siguiente facultad donde nos detendremos será en la moderna Facultad de Odontología, en calle Avicena. R. Ramírez, consultada sobre los fenómenos extraños en el interior del edificio nos comentaba: «Yo tenía el horario de mañana, entraba a las 6:00 y como de costumbre hablaba con mis compañeras, pero este día en cuestión las encontré un poco raras. Entonces me dispuse a entrar, abrí la puerta con mi tarjeta y me fui directa a firmar a la conserjería. Justo cuando me disponía a firmar escuché cómo alguien corría por la primera planta, salí despavorida de allí, creyendo que dentro se había colado alguien. Lo pasé fatal, lo juro. Salí y mis compañeras aún estaban allí y me preguntaron qué me había pasado…, como si algo ya supieran. Entonces me comentaron que a ellas, a las 4:30 de la madrugada, les había pasado algo parecido, pero esta vez ellas escucharon como alguien bajaba corriendo por las escaleras e incluso notaron como la barandilla se cimbreaba, en ese momento corrieron a decírselo al de seguridad, este guardia recorrió toda la facultad y allí no había nadie, y en mi caso fue exactamente igual. Bueno, también suceden cosas en la Facultad de Magisterio, en la avenida Ciudad Jardín, Entraba de mañana, a las 6.00, hacia el gimnasio el cual cada vez que entraba allí me daba repelo. Deseaba siempre terminar rápido para salir de allí lo antes posible. Un día hice unos vídeos para que mi marido viera ese sitio que me hacía sentir mal. Cuando mi marido los vio le pareció escuchar algo raro, pero no le di importancia. Al día siguiente en el desayuno con mis compañeras se lo comenté y me contaron que habían escuchado rumores de allí, de ese lugar en especial, entonces decidimos ir las tres allí al gimnasio; era época de vacaciones y no había nadie, entramos y cada una con su móvil y a la misma vez comenzamos a grabar. La primera de mis compañeras grabó una voz, la segunda un sonido parecido a un grito y yo la última no grabé nada, y repito grabamos a la misma vez…». En estos dos casos relatados no podemos por el momento encontrar ese hilo explicativo a las mismas, las investigaciones se suceden y el misterio continúa.

Copyright © Jose Manuel García Bautista 

Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin autorización expresa del autor bajo penas según dispone la Ley vigente.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: