RSS

Archivos Mensuales: abril 2016

SUCESOS INEXPLICABLES EN EL VIEJO EDIFICIO DEL CONDE DE IBARRA

Por: Jose Manuel García Bautista

SUCESOS EXTRAÑOS EN EL VIEJO EDIFICIO DEL CONDE DE IBARRA

En cierta ocasión un redactor de periódico de Sevilla que ya no se publica me cuestionó con una pregunta muy especial: «Conociendo los fenómenos que se producen en el Instituto Británico, como todos los conocemos, ¿cómo es que no habéis incluido los fenómenos que suceden en la casa del Conde de Ibarra en la calle San José? Allí estuve trabajando para un periódico un tiempo, trabajé y viví allí, y tuve algunas experiencias sobrecogedoras». Y una sonrisa se dibujó en mi cara, era la sonrisa pícara de aquél que sabía que aún había muchas más historias que este cronista del misterio debían contar. Read the rest of this entry »

Anuncios
 

APARICIONES EN EL TEATRO QUINTERO

Por: Jose Manuel García Bautista

APARICIONES EN EL TEATRO QUINTERO

La calle Cuna también guarda muchos secretos, uno de ellos se encuentra en las instalaciones del viejo cine conocido popularmente como Pathé y hoy renombrado a Teatro Quintero. Sobre este edificio ya se narraban experiencias diversas. Todo comenzó cuando en su interior se grababan los programas «1001 noches» de Joaquín Petit para Canal Sur Televisión. Antiguos empleados de Ítaca Producciones en el transcurso de la Semana del Misterio del año 2006 nos comentaban: «De los peores momentos que yo he podido vivir sin duda fue en las grabaciones que hacíamos en el antiguo cine Pathé… Read the rest of this entry »

 

LA CASA ENCANTADA DEL ALJARAFE SEVILLANO

LA CASA ENCANTADA DEL ALJARAFE SEVILLANO

Por: Jose Manuel García Bautista

RETROSPECTIVA

Una familia sevillana huye de su vivienda atemorizada por los sucesos extraños que en ella se producen

Una solitaria vela ,al final de un oscuro y frío pasillo a la puerta de un dormitorio, es el silencioso testigo de los sucesos ocurridos en una vivienda sevillana ,en pleno Aljarafe, cuyos inquilinos han debido abandonarla guiados por una fuerza o entidad desconocida ,sumamente violenta, que no les ha dejado mayores opciones…

El comienzo de este actual y aterrador caso lo ubicamos el año 2001, a comienzos del mes de Noviembre, Mª. Luisa R. ,menor de edad, con 15 años, salía de su casa recoger a varias amigas. Era la menor de una familia de cuatro miembros teniendo una hermana mayor que ella dos años que en muchas ocasiones era su amiga y su confidente. Mª. Luisa era una joven fuerte, sana, de excelente salud…,aquella tarde regresó junto a sus amigas y jugaron un rato al mal llamado juego de el “vaso”, su pretensión era “contactar con un familiar del más allá”… Vivía esta familia en una ciudad dormitorio en el Aljarafe sevillano y jamás habían tenido ninguna experiencia y fenómeno paranormal hasta aquel día…,tras varias horas en la habitación de la menor las chicas se marcharon de casa sin que hubiera ocurrido nada anormal. 48 horas más tarde la joven fallecía sin motivo aparente…

Consultadas las amigas de la joven sobre aquella sesión de oui-ja todas concluyeron y coincidieron en que no había sucedido nada especial salvo que en unos de los mensajes recibieron una comunicación en la que se les comunicaba que una de ellas moriría pronto, todas los tomaron a broma y no prestaron mayor importancia a este mensaje de la oui-ja…

Entre la tristeza y la pena de la pérdida irreparable de un familiar transcurrieron las horas siguientes hasta que en la noche del 14 de Noviembre unos extraños ruidos que provenían de la habitación de la fallecida al fondo del pasillo alertaron a la familia…golpes secos o continuados a rachas de gran sonoridad despertaron a todos, al abrir la puerta de la habitación la perplejidad se apoderó de todos: las muñecas de Mª. Luisa, aquellas inseparables compañeras de juegos, se movían lentamente manejadas por una mano invisible a la vez que la luz replicaba en un extraño baile de sacudidas luminosas… Sólo fue el comienzo, en lo sucesivo los cuadros “castañearían” en la pared, la cocina sería poseída por una extraña entidad que abría y cerraba puertas, luces , grifos, persiana ,cubiertos y demás enseres se movían sin causa aparente… El frío se fue apoderando del hogar de esta familia sevillana mientras en los días sucesivos también soportarían las protestas vecinales atenuadas por el conocimiento de las circunstancias de la familia gracias a las angustiadas explicaciones dadas por los relatos de la madre de la fallecida…pero no estaba en sus manos el apaciguar dichos y molestos ruidos.

La familia vivía atemorizada y difícilmente la pesadilla de la muerte de la pequeña superaba a esta otra.

“Algo de otro mundo ha ocupado mi casa y no nos deja vivir” relataba a “Año/Cero” ,angustiado, Antonio R. ,padre de la fallecida. Un ya lejano mes de Febrero de 2002 la familia abandonada la vivienda, atrás quedaba la casa poseída por “algo” y por muchos recuerdos…

Desde aquel mes de Febrero de 2002 hasta hoy ,en pleno 2007, la casa está y sigue deshabitada, antaño en venta y hoy “santuario” para una madre desconsolada que cree que su pequeña aún vive allí. En estos meses han sido muchas las quejas y protestas dadas por los ruidos que se originan en ella a sabiendas de la idéntica y conformista respuesta: “No hay explicación”.

En los diferentes estudios realizados por los investigadores se comprobaron todos los fenómenos descritos y uno no menos curioso: las baterías de nuestras cámaras –vídeo, digitales, fotográficas- quedaban absorbidas ,agotadas pese a ser nuevas o recién cargadas.

El padre de la fallecida nos acompañaba relatándonos que se habían oído voces y susurros y que habían tenido que poner en las puertas cuñas para atrancarlas y que no dieran más portazos que molestaran a los vecinos.

Extrañas sombras asechan la casa, en su pasillo o habitaciones, se pueden oír perfectamente pasos y pisadas en las mismas así como golpes en los tabiques , luces que se encienden y se apagan, grifos con comportamiento caprichoso, extraños susurros y sombras, objetos que se mueve y toda suerte de fenómenos extraños que sólo los bultos y paquetes permanecen mudos e inertes por toda la casa, vestigios de una mudanza jamás concluida y difícil de terminar. Muebles tapados por sábanas blancas que dan una imagen aún más fantasmagórica de esta casa encantada en pleno Aljarafe sevillano.

¿Sugestión colectiva, miedo o fenómeno paranormal? Es difícil de explicar pero sólo cuando uno comprueba personalmente estos fenómenos descubre la verdadera dimensión y trascendencia de este caso.

Carmen R. ,hermana de la fallecida, nos relataba :”Luisa no estaba mala, sólo el último día estaba con vómitos y tenía un comportamiento extraño. Aquella noche yo no podía dormir, eran las dos o dos y pico de la mañana y en mi cuarto entró una ventolera helada… sentí pasos y la puerta se cerró, no hizo más que cerrarse cuando los cajones comenzaron a abrirse y cerrarse con mucha fuerza, la persiana vibraba y yo chillaba histérica, mis padres no podían abrir la puerta y cuando lograron entrar las luces se comenzaron a encender y apagar…yo estaba muy nerviosa, lloraba sin parar y a la mañana siguiente mis padres decidieron que nos marchábamos a Sevilla a vivir… Poco a poco vamos haciendo la mudanza pero impone volver allí. Mi madre va más a menudo, le dijeron que pusiera una vela en el cuarto de Luisa que eso ahuyentaría al espíritu y su alma descansaría en paz y de vez en cuando va… No creo que mi hermana sea esa espíritu, mi hermana jamás nos haría daño…” y proseguía su relato:” una noche vi formarse una extraña silueta luminosa en el pasillo que comenzó a asemejarse a mi hermana… chillé, mis padres lo vieron también y decidimos irnos de allí…” Todo un testimonio del sentimiento de miedo y pavor vivido por esta familia en la casa.

En fechas recientes una llamada telefónica de un miembro de las fuerzas del orden público me alertaba extraoficialmente sobre lo que ocurría en aquel inmueble. Asustado me decía:” no te puedes creer lo que allí sucede si no lo ves: platos que vuelan, ruidos extraños, golpes, luces que se encienden y apagan sin que haya nadie, grifos que echan agua sin haberla, sombras, frío, neblina…aquello es de película…,ahora mismo pasan a buscarte”. Creí que la excitación de mi amigo debía de tener una explicación más que lógica y mientras subíamos al Aljarafe sevillano nadie me daba explicaciones… Al subir a aquella vivienda la comprobación de todo lo que ocurría vividas en primera persona. “Yo aquí ya no vuelvo más” me decía mi amigo curtido en mil batallas en las calles sevillanas.

En sucesivas visitas al inmueble los fenómenos siguieron produciéndose con igual intensidad y análogo a lo vivido en la casa en otras visitas … Teniendo por testigos a las cámaras de “Sevilla Tv” o a los micrófonos de “Boira” o, en su día, “Milenio3”.

A fecha de hoy…en pleno 2007 estos sucesos se siguen manifestando con toda crudeza y como confesión personal no recuerdo haber pasado momentos tan intensos en más de 15 años de investigación.

 

EL ENIGMA DE LA SÁBANA SANTA, GUÍA IMPRESCINDIBLE DE LA RELIQUIA DE TURÍN

EL ENIGMA DE LA SÁBANA SANTA, GUÍA IMPRESCINDIBLE DE LA RELIQUIA DE TURÍN

Por: Jose Manuel García Bautista

Sinopsis de El enigma de la Sábana Santa:

Son muchas las reliquias que se veneran en el mundo y muy pocas las auténticas. Desde un lejano pasado, eran elementos codiciados porque tenían el poder «directo» de Dios y ello motivaba aún más el poseerlas. Pero las reliquias, realmente, lo que tenían era un doble objetivo: por un lado el de evangelizar zonas que resultaban especialmente atractivas para la Iglesia; y, por otro lado, y en torno a ellas, se generaba una magnífica concentración de personas que podían dar origen a una increíble población que culminaba con la creación de aldeas, pueblos y ciudades.

Este libro se centra en la Sábana Santa de Turín (o Síndone), de una forma aséptica y libre de prejuicios, y con un lenguaje sencillo de entender, básico e interesante: su historia, su misterio y las sorpresas que en su largo peregrinar ha deparado al ser humano que, con buen criterio, se ha acercado a saber un poco más de ella.

Más información en: http://www.planetadelibros.com/libro-el-enigma-de-la-sabana-santa/212588

Portada Sabana Santa

 

MISTERIO E INVESTIGACIÓN EN “SEVILLA PARANORMAL”, EL LIBRO DE JOSE MANUEL GARCIA BAUTISTA

INVESTIGACIÓN Y MISTERIO EN “SEVILLA PARANORMAL”

Por: Jose Manuel García Bautista

¿Qué esconden los pasillos del Virgen del Rocío, el Policlínico de Sevilla, el hospital San Juan de Dios o el antiguo manicomio? ¿Qué espectros llevan tiempo apareciéndose en la Casa de las Sirenas, el Museo de Bellas Artes de Sevilla o el Monasterio de San Isidoro del Campo? ¿Qué extraños sucesos están atemorizando a los vecinos de las nuevas barriadas sevillanas? ¿Qué sombras se ocultan tras los muros derruidos de los cortijos de la provincia?

Sevilla paranormal nos relata más de sesenta casos, con testimonios directos y experiencias abrumadoras de los testigos, conoceremos el origen y la historia de los lugares donde se manifiesta el Misterio, seguiremos a los equipos de investigación de lo paranormal para conocer las técnicas y herramientas que emplean… en un viaje que nos adentra en un mundo donde lo imposible se hace posible.

José Manuel García Bautista vuelve a la investigación de lo insólito, tras su exitosa «Casas encantadas de Sevilla», con este nuevo libro que hará las delicias de los lectores de lo paranormal, repleto de casos que vuelven a recorrer la ciudad de Sevilla y su provincia.

Más información en: http://grupoalmuzara.com/a/fichalibro.php?libro=3218&edi=1

Cubierta_Sevilla Paranormal_14mm_110416.indd

 

SUPERSTICIONES

SUPERSTICIONES

Por: Jose Manuel García Bautista

¿Se ha preguntado alguna vez por el origen de las supersticiones? ¿De dónde vienen? ¿Cual es su origen? ¿Son reales? Hoy les desvelo el origen de algunas y sea usted mismo el que juzgue sobre ello.

El Amarillo 

La tradición cristiana asoció este color con el del azufre de los infiernos y le dio una significación peyorativa convirtiéndolo en imagen del orgullo, de la falsedad y la traición. Es además el símbolo del adulterio. En la Edad Media, los herejes y los apestados vestían de amarillo. Las ciudades donde se había declarado una epidemia estaban obligadas a señalarlo con una bandera amarilla. En los orígenes del sindicalismo revolucionario, se denominó amarillo al sindicalismo de inspiración patronal que traiciona la noción de lucha de clases y la prensa amarilla es aquella que deforma los hechos con fines espurios. A principios del siglo XIII, el Papa Inocencio III estableció los colores de la liturgia y excluyó el amarillo, por lo que es el único que está ausente de los rituales católicos. El color amarillo está proscrito, no sólo en España sino en toda Europa, entre las gentes del teatro, que lo consideran particularmente maléfico: no lo permite ni en decorados ni en vestimentas. Esta superstición parte de que Molière murió vestido de amarillo.

Sin embargo, la prevención contra este color procede de los tiempos de la Inquisición. A muchos cómicos se les impuso el San Benito, una túnica amarilla de penitente con una cruz de San Andrés a la espalda con la que debían deambular por las calles expuestos al escarnio público. Muchos toreros abobinan también el color amarillo.

Asociado al sol y al oro, sin embargo, el amarillo es el color de Apolo, dios de la luz, y el emblema del poder de emperadores, reyes y príncipes. Entre los primeros cristianos, el amarillo oro representaba la vida eterna, la fe y el amor divino, y durante la Edad Media se solía representar a San Pedro con una túnica de color dorado.

Pálido u ocre da mala suerte, ya sea en los vestidos o en la decoración de la casa. Sólo a un Jockey masoquista se le ocurriría salir al hipódromo vestido de amarillo: los precavidos evitan este color.

Escaleras

Pasar por debajo de una escalera da mala suerte: elimina toda la posibilidad de casarse durante ese año. Si alguien, por despiste, ha traspasado el nefasto triángulo, tiene numerosos recursos para conjurar la mala suerte: hacer el signo de la figa, cruzar los dedos hasta ver un perro, escupir tres veces a través de los escalones o una vez por encima del hombro derecho, escupir en el zapato y continuar el camino sin volverse hasta que la saliva esté seca. Debe evitarse siempre alargar o coger un objeto a través de los peldaños, o pararse en un escalón impar. Ha de preferirse siempre la escalera con un número impar de escalones. Saltarse un escalón al subir anuncia un revés de fortuna y caerse de una escalera, además de la posibilidad de partirte la cabeza, significa pérdida de dinero.

Con respecto a las escaleras que unen dos pisos, se recomienda hacer el signo de la cruz al pisar el primer escalón para evitar un tropezón. Caerse por una escalera es de buen augurio si ocurre subiendo, pero un mal presagio si es bajando. Cuando a mitad de las escaleras se acuerda uno de que ha dejado olvidada alguna cosa, se recomienda primero subirlas todas y luego bajar por ella, para evitar la mala suerte.

Teniendo en cuenta su origen religioso no es raro que sea de buen presagio soñar que se sube una escalera y de mal agüero y contrariedades bajarla. Fuera del mundo de los sueños está considerado de buen augurio y signo de próxima boda caerte por la escalera si en ese momento la vas subiendo, y por el contrario de mal agüero y signo de asistencia a un funeral caerte si las estás bajando (dependiendo de la gravedad de la caída podría ser el propio: mucho cuidado).

La mala suerte de esta superstición se debe a que cuando la escalera se apoya contra la pared forma un triángulo, que la tradición popular identificó con el símbolo de la Santísima Trinidad. Antiguamente el pueblo llano pensaba que estaba prohibido pasar por debajo de este arco sagrado. Otra versión plantea que este triángulo corresponde al que formó la escalera por la cual se bajó el cuerpo de Cristo con la Cruz y el suelo. Se decía que en este triángulo vivían la maldad y el diablo. En la Biblia, Génesis, 28, 12, se relata la visión de la escalera de Jacob, que se apoyaba sobre la tierra y tocaba con la cabeza en los cielos, y por la que subían y bajaban los ángeles de Dios. Es decir, un puente vivo entre la tierra y el mismísimo cielo, la figura de la comunión con Dios que los hombres buscan a través de la religión.

Una versión, algo menos religiosa del origen de esta superstición está en los antiguos métodos de pena de muerte: desde la crucifixión hasta la horca, tan recurrente en las películas del Oeste americano. Se suponía que con esa escalera se bajaban los cuerpos de los ajusticiados y no era de buen augurio.

Los Espejos

Romper un espejo da mala suerte. Esta creencia es común en todo Occidente cristiano, se sitúa entre las supersticiones más citadas y proviene para algunos del uso adivinatorio del espejo. En las sesiones de craptomancia de los antiguos griegos, la rotura del espejo anunciaba la muerte. Es probable, sin embargo que esta superstición obedezca a la idea de que la imagen reflejada en el espejo es el doble o el alma de quien los utiliza y que, en consecuencia, romperlo equivale a poner su vida en peligro.

Los factores económicos son también para algunos, el objeto de esta superstición. Los primeros espejos se fabrican en Venecia durante el siglo XV y estaban recubiertos por una lámina de plata. Eran muy caros, y las señoras para evitar que se rompieran, advertían a los criados que un espejo roto equivalía a siete años de mala suerte. Sin embargo, el sentido común popular aconseja en el refranero: Un espejo roto no admite más remedio que comprar otro. El mal agüero del espejo roto es que hay que comprar otro. Tampoco desaprovecha la ocasión el refranero para criticar a las mujeres que pierden el tiempo ante el espejo: Si mejorada tu casa quieres ver, rómpele el espejo a tu mujer.

El arte de la adivinación por medio del espejo se llama catoptromancia y se realiza mediante una persona que se mira fijamente hasta quedar hipnotizada, momento en el cual se le hacen todo tipo de preguntas. Originario de Persia es uno de los sistemas de adivinación más antiguos.

En Grecia, durante el siglo VI antes de Cristo, se llevaba a cabo con espejos de metal brillante, como el cobre, bronce, plata y oro. En la Edad Media y en la época moderna, se recurría a la ayuda de un niño o de una muchacha virgen, a quienes se le vendaban los ojos y se le colocaba delante o detrás, un espejo.

Pese a que estas prácticas adivinatorias fueron perseguidas por la Iglesia, las crónicas nos hablan de muchos reyes o príncipes que siguieron recurriendo a este método. Entre otros se cita al rey Enrique VII de Inglaterra o a Catalina de Médicis. En 1326, el papa Juan XXII amenazó con la excomunión a los que practicaban la catoptromancia, pues era una creencia muy extendida que los demonios encontraban a veces refugio en los espejos.

Durante el siglo pasado, en muchos pueblos se recurría a este método para desenmascarar al culpable de un robo, encontrar objetos perdidos y otros asuntos semejantes. El espejo corriente se sustituyó por el espejo consagrado, que se entronizaba en una altar y recibía bendiciones y oraciones y también por la bola de cristal, que en muchos casos se impuso sobre aquél.

Gato… ¿negro?

En Egipto el gato estaba considerado como la reencarnación de los dioses en el trance de comunicarse con los hombres y manifestarles su voluntad. Los gatos también eran momificados y todo aquel que se atrevía a matar un gato era acreedor de la pena de muerte.En el siglo XII la Iglesia comenzó una persecución a los gatos, a los que consideraba símbolo del diablo y cuerpo metamórfico de las brujas. Se alentó de tal forma esta persecución que llegó a convertirse en espectáculo la quema de estos animales en las hogueras la noche de San Juan.Se reivindicó la existencia de los gatos a partir del XVII debido a su habilidad para la caza de ratas, causantes de temibles y desoladoras plagas. Durante el siglo siguiente recuperó su prestigio y por su belleza sirvió como modelo para múltiples cuadros y esculturas..

La dualidad del gato como símbolo de la divinidad y de la representación demoníaca dio lugar a que en las supersticiones relacionadas con él se le considere representante de la mala o la buena suerte, según las circunstancias o lugar en que naciesen.El gato negro puede traer buena o mala suerte dependiendo del lugar y la circunstancia de su encuentro: unos dicen que el gato negro es portador de mala suerte, mientras que otras creen que la mala suerte la trae el rojo.Se dice que el vaticinio es nefasto si se cruza en el camino de una persona de derecha a izquierda. También que pierde este carácter de maldad si tiene un lunar blanco en alguna parte del cuerpo.

En Europa y Norteamérica se considera que un gato negro trae buena suerte si camina hacia ti, pero si se aleja se lleva la suerte consigo. Lo mismo sucede si el gato se cruza de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, considerado de mal agüero.

Desde tiempos lejanos las madres deben tener los gatos alejados siempre de los bebés porque “sorben el aliento” del niño como los vampiros. Si observamos a los gatos cuando los tenemos en el regazo tienden a acercarse a la boca y husmear. No es difícil imaginar que, dado el miedo a las fuerzas tenebrosas, este gesto parecería un intento de sorber que podría poner en peligro a un niño, pues el gato le sorbería la vida.

Tocar Madera

La madera, como todo el mundo sabe, es esa parte sólida de los árboles que está debajo de la corteza y que tantas utilidades tiene. Las supersticiones relacionadas con ella suelen tener carácter positivo.Tocar madera tiene su origen en la madera de la Santa Cruz y en la veneración de que ha sido objeto las reliquias de trozos de madera de ella. También se dice que el origen de la superstición se encuentra entre las costumbres paganas de los druidas y magos de otros tiempos, que recurrían a la madera como a una “toma de tierra” para las malas vibraciones. De esta última versión viene la exigencia de que cuando se toca madera ésta no debe tener “patas”, es decir, que no valen ni mesas, ni sillas…

Se dice que cuando se menciona algo que se desea que suceda hay que tocar madera para qe efectivamente el deseo se realice y no ocurra nada que lo impida. También se dice que cuando alguien se jacta de algo, por ejemplo “nunca me he roto un hueso”, tiene que tocar madera inmediatamente para que continúe la buena suerte que hasta ese momento le ha acompañado. Cuando una persona hace gala de su buena estrella se cree que también debe tocar madera.

Cuando cruje la madera de una casa es una señal de muerte. Las vigas que crujen y las mesas que chirrían son presagios de desastres o muertes. Esto se puede extender también a las sillas: una vez me senté en una silla que chirrió y al rato estaba sentada en el suelo.

Se decía que traía buena suerte encontrar por la mañana a alguien con una pata de palo. No había que mirar hacia atrás y seguirlo con la vista porque entonces se tendría un disgusto. Se cree que poseer objetos de madera perfumada es augurio de buena suerte.

Martes y 13

Si el número 13 por sí solo es considera de mal agüero es aún más fatídico si conincide en el calendario con el martes, según la tradición española, o con el viernes en el equivalente anglosajón.

El origen de la maldad atribuida al martes se debe a su asociación con el dio Marte, dios de la guerra que implica la muerte. La consideración del martes como día fatídico ha dado origen a varios refranes:

• El martes, ni te casas ni en embarques.
• El martes ni gallina eches, ni hija cases.
• El martes ni hijo cases, ni cochino mates.
• En martes ni tela urdas,m ni hija casas, ni las lleves a confesar porque no dirán la verdad.
• El martes ni tu casa mudes, ni tu hija cases, ni tu ropa tajes.

Al parecer cortarse las uñas en el aciago martes saldrán padrastros.Los hijos nacidos en martes serán desgraciados, tendrán una vida corta y su ideal será la guerra.La tradición anglosajona considera el viernes como día de mal fario por ser el día en que Cristo fue crucificado. La unión del viernes y el trece se ha popularizado en España como consecuencia de la serie de películas “Viernes 13” (“Friday the 13th”).En la tradición anglosajona del viernes, correspondiente a nuestro martes, da mala suerte cortarse las uñas y el pelo durante ese día.

Paraguas

Nunca ha de abrirse un paraguas en el interior de la casa, ni siquiera en un recinto cerrado y tampoco en el vestíbulo o porche de cualquier lugar. Contravenir este precepto da rienda suelta a un mal que, en ocasiones, puede desencadenar la muerte. Esta superstición es relativamente reciente, puesto que los paraguas, como tales, no fueron introducidos en Europa hasta el siglo XVII.

Su simbología procede, no obstante de los parasoles orientales, símbolos de la realeza que dimana de la divinidad, y del palio. Desde ese ángulo, se interpretaba que usurpar la condición divina por medio del uso del paraguas o la sombrilla e interrumpir el itinerario del reino de la luz (el sol) contribuía a desairar a los dioses y sólo se permitía que, excepcionalmente, sustituyera al recinto personal de cobijo y protección (la casa) en las salidas al exterior.Así, el abrir el paraguas en casa constituye una doble provocación: por un lado, a la dignidad de los dioses, y por otro, al libre curso del reino de la luz. Otra interpretación más racionalista pretende que esta superstición fue creada de forma artificial, en los orígenes de la implantación del paraguas en Europa, con el fin de evitar los posibles accidentes que los primeros y desprevenidos usuarios del armatoste provocaban al intentar abrir las primeras varillas, que eran metálicas.

No obstante la simbología oriental que establece una vinculación del paraguas (artefacto moderno) con las fuerzas, maléficas y benéficas, de la naturaleza persiste en nuestro país y, en esa línea el que abre un paraguas en día soleado ha de ser consciente de que está invocando, cual anónimo chamán, la lluvia. Si el paraguas se nos cae, anuncia una decepción en el plano amoroso o de los negocios. En este caso, ha de ser siempre otra persona la que lo recoja del suelo para, de este modo, evitar el riesgo. Si un paraguas abierto se usa de ventilador, girándolo y girándolo, espanta la suerte y si, impulsado por el viento, se vuelve hacia atrás, también. No se puede colocar un paraguas sobre la cama y tampoco sobre una mesa, aunque si alguien se le olvida en algún lugar extraño, es signo de que el destino le tiene reservada alguna sorpresa agradable.

La sal

La sal es un elemento de la tierra, un compuesto de sodio que desde la antigüedad se ha considerado protectora frente a los maleficio y portadora de buena suerte. Puede que esta superstición esté relacionada con la importancia de la sal como conservante de alimentos (salazón…) Además la sal simboliza la alianza del hombre con la divinidad. Este último aspecto queda destacado en la Biblia (Lev. 2, 13).

Se cree que cuando hay sal en una casa siempre habrá dinero y si se echaba sal en los rincones de las cuadras el día primero de abril se evitaban las enfermedades del ganado.Como amuleto la sal se utilizaba en rituales dibujando un círculo de sal alrededor de aquel que deseaba protegerse contra el diablo. Este círculo era llamado “círculo mágico”.Para contrarrestar el mal de ojo se bañaban en agua con sal las plantas de los pies y las palmas de la mano tres veces, se bebía tres sorbos del agua salda y después se echaba al fuego lo que quedaba de dicha agua.

Hay sin embargo un remedio para conjurar la mala suerte: echar una pizca de sal por encima del hombro izquierdo, porque de este modo se ciega al diablo y a los malos espíritus, o tirar agua por la ventana. Era costumbre echar sal al fuego cuando entraba en casa una persona sospechosa de dedicarse a la hechicería. También se evitaban las visitas de alguien indeseable echando sal donde había estado, recogiéndola y quemándola después. Otro remedio utilizado era echar sal en el umbral después de su partida.Se creía que poniendo un plato con sal debajo de la cama de un enfermo ésta absorbía el mal y protegía contra la enfermedad.

Para evitar que un niño sin bautizar fuera objeto de hechicerías se ataba a sus ropas un saquito con un poco de sal cuando se le ponía a dormir en su cuna.Es de mal agüero derramar de forma involuntaria la sal o que se caiga un salero: el responsable de ese fatal descuido verterá tantas lágrimas como granos de sal se hayan desperdigado. Pretenden algunos que esta creencia procede de la Última Cena, en la que Cristo cometió tal torpeza.

El refranero nos lo dice: “Derramar el vino es buena señal, pero no la sal”; “Si se vierte el salero, faltará la razón, pero no el agüero”; “Verterse el vino es buen sino, derramarse la sal, mala señal”.

Quién pisa la sal derramada tendrá disgustos y si se trata de alguien que va a casarse pronto, no cumplirá este propósito. Aquel que persiga quebrantar la felicidad de unos recién casados le basta con echar sal en el lecho nupcial.

Tijeras 

Unas tijeras que descuidadamente han quedado apuntando a una persona indican que si ésta es una persona soltera, nunca va a casarse, y si es casada, que será objeto de infidelidad. En cualquier caso, cuando unas tijeras caen al suelo, la persona a la que dirigen su punta está siendo señalada como víctima de un mal o desgracia inmediata. Tradicionalmente las tijeras son atributo de Átropos, una de las tres Parcas (romanas) o Moiras (griegas), encargada de cortar el hilo de la vida. Nunca se deben regalar tijeras, salvo que se de a cambio una moneda o se pinche previamente, de forma inocua, a la persona que es destinataria del regalo.

Pese a ser un elemento maléfico, las tijeras gozan, como otros utensilios, de una función dual y pueden servir en algunas ocasiones para cortar las energías negativas. Desde esa condición conjuran al mal de ojo y abiertas en cruz junto a una puerta, impiden la entrada de las brujas. Es práctica habitual en la España meridional colocar unas tijeras junto al lecho de una mujer embarazada para aliviar los dolores propios del alumbramiento. Éstas han de formar, con ambas cuchillas, la forma de cruz.

 

TELEPORTACIONES MISTERIOSAS EN EL SUR DE ESPAÑA

TELEPORTACIONES MISTERIOSAS EN EL SUR DE ESPAÑA

Por: Jose Manuel García Bautista

Extraños sucesos paranormales de teleportación, pérdida y ganancia de tiempo en el Sur de España

Gerardo Vidal y su esposa visitaron en la noche del 3 de Junio de 1968 a la familia Rapallini en Chascomús (Buenos Aires). Tras cenar se marcharon a su casa en Maipú en otro punto geográfico de la capital bonaerense. Junto con los Vidal abandonaron la cena otra pareja, circulando ambos por la misma carretera nacional 2. La segunda pareja se alarmó cuando el vehículo de los Vidal no aparecía y tras desandar lo andado comprobaron con pábulo como no había rastro de ellos ni en la carretera y en los hospitales cercanos. Dos días más tarde los Rapallini recibían en su domicilio una llamada desde la embajada Argentina en México Distrito Federal…los Vidal circulando por aquella carretera nacional 2 dirección a Maipú (Buenos Aires) habían aparecido –sin saber cómo y por qué- en plena Centroamérica…en pleno estado de México D.F. Al llegar al aeropuerto de Buenos Aires el Sr. Vidal lucía las mismas ropas de la noche en la que estuvo cenando con los Rapallini y su señora sufría un fuerte ataque de nervios… Según el diario “La Razón” -de Argentina- el matrimonio Vidal irrumpió con su vehículo en una densa y tupida niebla, al salir de ella se encontraban en una carretera desconocida, el coche –un Peugeot 403- no tenía pintura…había sido “absorbida” y al preguntar donde se encontraban la respuesta fue asombrosa: en México D.F. ¡Habían transcurrido apenas 30 minutos y de estar en Argentina se encontraba ahora en México! Imposible…

Casos similares los encontramos en todos los puntos de la geografía mundial… el caso Rio Grande do Sul en Brasil, Montevideo o hay quién apunta que esta misma historia sucedió a un matrimonio que salió de Sevilla y apareció en Barcelona… historias paranormales o más bien leyendas urbanas modernas adaptadas a cada espacio y cada región del mundo.

Sin embargo puede que este tipo de historias no tenga un fondo tan imposible ni tan increíble como parece… En plena geografía andaluza, entre Sevilla y Córdoba, encontramos uno de esos lugares donde suceden extraños acontecimientos espacio-temporales… avances o retrocesos temporales sorprendentes que llenan de perplejidad al lector… Es la historia de Rafael C. S., empleado de una tienda de informática sevillana que se encontraba de viaje comercial por la geografía andaluza. Era un 15 de Abril de 2004 y conducía hacía la localidad cordobesa de La Rambla, paró a almorzar en La Luisiana, antes de llegar a la ciudad de las torres -a Écija- y proseguir hasta el citado pueblo cordobés. Desde este lugar a su destino distan casi 30 kilómetros y siendo las 15:00 h. se dispuso a seguir conduciendo escuchando las noticias…pensó que tenía tiempo aún antes de coger el desvío a su lugar de destino, y antes debía pasar por Écija no lejos de allí… Comenzó a conducir y apenas transcurridos dos minutos de la reanudación de su viaje y escuchando aún las noticias pudo ver el desvío de La Rambla…Rafael C.S. nos comentaba: “Sencillamente es que era imposible que me encontrara allí, me debían de quedar 30 Kms. de viaje aún ,unos 15 o 20 min. conduciendo, y me quedé helado cuando esperando llegar a Écija leí el desvío hacía donde me dirigía…¿Dónde había dejado Écija?¿Y el tiempo transcurrido? ¿Y los kilómetros entre medio?…Me apresuré y aparqué a un lado de la carretera, donde primeramente pude, comprobé los recibos del almuerzo donde figuraba la hora…, y llamé por teléfono móvil a mi sucursal en Sevilla pero nadie lo cogía, llamé al móvil a varios compañeros pero ninguno respondía a las llamadas…y las noticias aún no habían acabado…era imposible… Las llamadas las tengo realizadas desde mi móvil como refleja el histórico pero a ninguno de los que llamé les llegó jamás…” Nuestro protagonista muy alterado y nervioso ,seguía respondiéndonos a nuestras preguntas destacando de ellas: “algo me sorprendió mucho y es la presencia sobre mi de una extraña nube que no se movía…” Rafael llegó a La Rambla y llamó a varios de sus compañeros que trataron de calmarlo, al día siguiente las comprobaciones y la repetición de su relato hizo que afloraran aún más los nervios en este asustado testigo de las repentinas ganancias ,o pérdidas ,temporales de este enclave sevillano-cordobés.

Y no es el único ya que Guillermo A. D., otro comercial de una conocida marca de refrescos ,tuvo otro extraño suceso en esta misma carretera en dirección a Córdoba capital el 3 de Marzo de 2004. “Circulaba por la N-IV de Sevilla a Córdoba, eran las 13:30 h. y estaba muy cansado… Recuerdo que conducía entre bostezos y al pasar junto a Écija ya no pude más y se me fueron los ojos…fue una cabezada, sólo recuerdo que me despertó el sonido del claxon de un coche ¡¡¡a veinte kilómetros de donde pegué la cabezada!!! Y lo recuerdo perfectamente por que había acabado de pasar junto a Écija… sin embargo al despertar estaba ya a la altura de La Carlota…¡¡¡a veintitantos kilómetros de allí!!! Paré en una gasolinera y traté de convencerme de que aquello no había sucedido pero el cuentakilómetros no mentía…” Y es que el vehículo de Guillermo estuvo “guiado” durante casi veinte kilómetros por unas manos invisibles…o tal vez por un conductor “dormido”…

Otros trabajadores de la carretera comentan esas mismas impresiones cuando viajan por esta carretera, mecánicos ,comerciales y viajantes hablan sin parar de sucesos de ganancias de tiempo traducidas en un avance kilométrico o pérdidas casi imposibles…Es el caso de Pedro E.F. ,comercial, tras un viaje de Sevilla a Córdoba y Jaén, el 10 de Febrero del presente año ,se disponía a salir de la ciudad califal…circulaba a la altura de Écija cuando decidió parar a estirar las piernas y repostar gasolina…Diez minutos después reanudó la marcha.” No hacía buen tiempo y el coche entró en una especie de tormenta, llovía fuerte y bajé la velocidad. Recuerdo que al salir de la tormenta parecía que no estaba donde mi cabeza pensaba que debía estar, debía estar llegando a La Luisiana y sin embargo el paisaje no era lo que yo esperaba…,estaba harto de pasar por allí todos los días…Seguí conduciendo cuando me quedé estupefacto…vi un cartel con la salida a Guadalcázar, casi al inicio de mi viaje…aquello era imposible. Cogí el ticket de la gasolinera de mi bolsillo y vi como era de un punto de cerca de Écija ,de apenas diez minutos antes…¿cómo era posible? Prefiero no recordar aquello pero me vi muchos kilómetros atrás y desorientado por todo…” ¿Teletransportado en el espacio? ¿Olvido? ¿Despiste?

Ángel Santamaría conducía con su vehículo en dirección a Sevilla procedente de Córdoba vía Madrid. Cuando había sobrepasado la localidad sevillana de Écija entró en un profuso banco de niebla, eran las 23:00 h. de la noche de un 22 de Enero de 2004 : “estaba de regreso a Sevilla, recuerdo que me iba diciendo todo el camino que a ver si para las doce había llegado ya a casa… Al entrar en aquella niebla eran sobre las once de la noche y recuerdo que disminuí la velocidad por que no veía nada …conduje tal vez diez minutos y la niebla se fue “aclarando” pero algo no iba bien…miré el reloj del coche y marcaba casi las cuatro de la madrugada… ,el móvil se había quedado sin baterías y el coche no andaba bien pero tampoco parecía estropeado…Pasé junto a un cartel que marcaba: “La Luisiana” y me dije: eso es imposible…acabo de pasar y sobrepasar La Luisiana hace diez minutos…pero nada en los relojes iba bien. Al llegar a Sevilla comprobé con horror como la hora cierta eran las cuatro de la madrugada y yo no se donde eché todo ese tiempo…es increíble, parece una locura pero me ha sucedido a mi…no me lo creería nunca…”

¿Qué está sucediendo en esta zona de la geografía sevillana? ¿Qué les sucede a conductores y automóviles? ¿Qué es de ellos durante ese tiempo perdido? ¿A que obedece todo este extraño fenómeno? Demasiadas preguntas a un fenómeno, nos tememos, con escasas respuestas. Desconocemos tantos enigmas de nuestro mundo que ante cualquier fenómeno de esta índole el único apelativo que nos queda para calificarlo es como inexplicable… Estamos enfrascados en tratar de descubrir y desvelar los misterios del Universo cuando tal vez los mayores misterios los tenemos aún sobre nuestra Tierra.

 
 
A %d blogueros les gusta esto: