RSS

Archivos diarios: abril 7, 2016

EL NIÑO QUE NO PERDIÓ LA ESPERANZA

Por: Jose Manuel García Bautista/César Rufino

EL NIÑO QUE NO PERDIÓ LA ESPERANZA

Aprovechar el crepúsculo para quedar en Triana con un experto en sobrenaturalidades, y hacerlo por segunda vez en menos de un mes, empieza a parecerse a una adicción. Si no fuera por lo bien que va el mundo, podría entenderse hasta como una huida de la realidad. Esta vez, pese al poco tiempo transcurrido desde la primera cita con José Manuel García Bautista, la noche es más larga y llega antes, y el dragón que hace tres semanas expelía su aliento fétido envolviendo las tardes en una flema asfixiante parece haberse quedado dormido debajo del puente, acurrucándose para hibernar. Hace cierta rasca en el Altozano y la pregunta de si las recién concluidas Jornadas del Misterio celebradas en Don Cecilio han dejado alguna novedad importante en Sevilla queda contestada con una sonrisa de alborozo que cruza al experto de oreja a oreja. Acostumbrado como está a refrenar la pulsión frenética del apasionado con la comedida intriga del escritor, dice: “Ni te lo imaginas, amigo mío. Lo que voy a contarte es algo extraordinario. Te va a encantar. Es es-pec-ta-cu-lar, y muy, muy de Sevilla.” Read the rest of this entry »

 

EL SANATORIO DE LOS MUERTOS

El Sanatorio de los Muertos

Por: José Manuel García Bautista

EL SANATORIO DE LOS MUERTOS

Parado al final de un frío pasillo se distingue una forma, una silueta que languidece en la noche, parece alguien que camina por uno de estos desvencijados pasillos entre trozos de ladrillos y escombros, pero no parece alterarse por esta circunstancia, es más, es ¡como si no le afectara! Y es que aquel ser tiene un aspecto famélico, un aspecto mortecino, un aspecto espectral… Gira la esquina y avanzamos hacia su posición, algo nos dice que tras este misterioso personaje se oculta algo muy especial, pero ¿qué puede ser? Tras llegar a aquella esquina tenemos encontrarnos y darnos de bruces con él pero…¡Hay un muro! ¿No hay nadie! ¡¿Cómo puede ser?! ¡¿Por donde se ha ido?! No hay salida posible sólo aquella que dice que se ha marchado tras ese muro, atravesándolo, tras un muro que tapa un pasillo… Pero el cuerpo humano aún no cuenta, entre otra, con esas propiedades, ¿ante que nos encontramos? Tal vez ante eso que mucho llaman: fantasma. Read the rest of this entry »

 
 
A %d blogueros les gusta esto: