RSS

Archivos diarios: abril 14, 2016

LA OFICINA ENCANTADA DE LA CALLE ORFILA

Por: Jose Manuel García Bautista

LA OFICINA ENCANTADA DE LA CALLE ORFILA

Regresamos a la salida de la calle Cuna para asomarnos a una manzana vieja conocida del lector, aquella donde se ubica la denominada milla de oro de lo paranormal, aquella donde forman tres de los casos más impresionantes de la ciudad: caso Viandas, Bellas Artes y Álvarez Quintero. Ellos son los tres dominadores absolutos de esta zona, pero aún nos queda algo que contar, un caso en plena esquina con calle Orfila, en las antiguas instalaciones de Caser-Segurmonte en Sevilla. Allí sus empleados vuelven a ser los cronistas de experiencias sobrecogedoras. Read the rest of this entry »

 

PROFECÍAS DE MUERTE EN LOS RUEDOS TAURINOS

Por: Jose Manuel García Bautista

PROFECÍAS DE MUERTE EN LOS RUEDOS TAURINOS

Nos vamos a detener a continuación en tres trágicas historias que tienen como denominador común la muerte anticipada de tres maestros en el noble y siempre difícil arte de la tauromaquia. Por qué Sevilla es cuna de arte y valor –aunque no seré yo quien entre en polémicas de taurinos o antitaurinos y tampoco de enseñar historia de la tauromaquia pues mi propósito es bien diferente- y de ellas salieron grandes espadas para demostrar al mundo su poderío delante de un astado. Pero estas muertes tienen otra particularidad: fueron vaticinadas poco antes de que sucedieran… Son las muertes de los grandes toreros sevillanos y sucedieron cómo se las pasamos a narrar mientras esperamos en la cálida grada de la Real Maestranza el paseillo de esta tarde de toros de la que vamos a disfrutar. Mientras viajemos en el tiempo, viajemos cogidos de la mano a un 16 de mayo de 1921 cuando a Juan Belmonte se le anuncia la muerte ,en la plaza de toros de Talavera de la Reina, de “Joselito El Gallo”, el toro “Bailaor”, segó su vida aquella infortunada tarde… José Gómez Ortega, llamado “Gallito”, era el nombre real de “Joselito” nació el 8 de Mayo de 1895 en Gelves, en la Huerta de El Algarrobo. Read the rest of this entry »

 

LA MISTERIOSA DESAPARICION DE ISIDORO ARIAS

LA MISTERIOSA DESAPARICIÓN DE ISIDORO ARIAS

Por: Jose Manuel García Bautista

Uno de los casos que más me impactó de los sucesos que pueden darse en la mar fue la desaparición de Isidoro Arias, sobre todo por que en sus últimas comunicaciones afirmó ver extraños seres que subían a bordo de su embarcación. Cierto o no, la verdad es que las circunstancias por las que atravesaba el marino hacen pensar que su estado de salud no era el mejor y que ello le estaba pasando factura.

Así lo narraba el periodista J. M. Camacho de Málaga del diario ABC de la capital de la Costa del Sol.

“El barco de vela del regatista malagueño Isidoro Arias, que había desaparecido hace 38 días a 600 millas de la isla británica de Santa Elena cuando intentaba completar una vuelta al mundo, fue localizado en la madrugada de ayer sin su único tripulante por un pesquero en las cercanías del Golfo de Guinea, según confirmaron fuentes del Ministerio de Fomento. El «Islero», un Swan 44, fue trasladado al puerto de Abidjan, en Costa de Marfil, adonde acudió el cónsul español para inspeccionarlo. Aunque se encontraba en su interior toda la documentación, «no había rastro de su único tripulante», según el Departamento que dirige Francisco Álvarez-Cascos.

Desde que se informó de la desaparición a Salvamento Marítimo, dependiente de Fomento, las autoridades españolas «han actuado para conseguir que varios países del Atlántico Sur desarrollaran las acciones oportunas para la localización en sus zonas de responsabilidad de salvamento, de acuerdo con la normativa internacional para la búsqueda en el mar». Las naciones que han colaborado en la búsqueda son Brasil, Sudáfrica, Senegal, Cabo Verde y Reino Unido, según la nota informativa difundida por Fomento.

Síntomas de malaria

En las últimas comunicaciones, el navegante, que había zarpado del Puerto de Benalmádena el 28 de octubre de 2001 y se perdió cuando casi había alzando la meta, presentaba síntomas de sufrir una posible malaria en estado avanzado que le llevaba a una confusión mental y a una desorientación extrema, así como alucinaciones propias de la sintomatología del paludismo. En concreto aseguraba ver brujas y humanoides de las que se tenía que proteger encerrándose en el camarote. Fue entonces cuando pidió ayuda a la familia y se perdió todo tipo de comunicación con él tras un año, cinco meses y doce días de viaje, y 28.000 millas recorridas, momento en el que se alertó a las autoridades del Centro Nacional de Salvamento Marítimo (CNCS), que activó la alarma internacional.

La familia de Arias recibió la noticia con angustia y anunció su deseo de viajar cuanto antes a Costa de Marfil, aunque ayer tenían problemas para conseguir el visado. El hijo de Isidoro, Mario, también experto regatista, aseguró a Efe que está pendiente de contactar con el cónsul de Costa de Marfil y con las personas que viajaban en el pesquero que localizó la embarcación para recabar más datos. Mario fue breve al explicar que estaba muy ocupado en la búsqueda de mayores detalles sobre el caso.

Nacido en Málaga, Isidoro Arias, un empresario de éxito, piloto de avión y patrón de barco, ha dedicado gran parte de su vida a los deportes de riesgo y aventura. Comenzó en el mundo de la náutica a principios de los años 60 iniciándose en lanchas motoras. Según explicó, decidió comenzar su aventura, entre otras razones, para dar a conocer Andalucía en todo el mundo. De hecho, uno de los principales patrocinadores de la travesía es la Junta.

Desde el momento de la desaparición, su familia se movilizó para presionar al Gobierno español con el objetivo de que dedicase más medios a la búsqueda, y en este sentido desde la página web en la que se podían seguir las peripecias de este navegante solitario se pedía ayuda ciudadana. En concreto, se solicitaba el envío de faxes y e-mail a organismos públicos a fin de conseguir que en los trabajos de rastreo se utilizasen medios aéreos como un avión P-3 Orion del Ejército”.

 

LA LEYENDA DE LA CLIÍNICA DEL DR. GUIJA

LA LEYENDA DE LA CLÍNICA DEL DR. GUIJA

Por: Jose Manuel García Bautista

En pleno corazón de la Avenida de la Cruz del Campo se yergue majestuoso un reformado edificio por mucho tiempo creído encantado-endemoniado , su ubicación: la capital hispalense, Sevilla.

La clínica del Dr. Guija, estuvo por mucho tiempo abandonada, casi derruida, era un edificio emblemático en Sevilla pero sus condiciones actuales dejaban mucho que desear y se daba más a relacionarlo con el terror que con la finalidad y práctica laboral que se llevó a cabo en su interior…el tiempo hizo el resto… y su apariencia. Construida en el año 1919 por colaboradores del afamado y reconocido arquitecto Aníbal González el edificio destacaba por sus azulejos y líneas clásicas, destinada inicialmente al Organismo de Investigaciones Agrarias encontrándose en el pleno 42 de la cita avenida sevillana. Fue en el año 1956 cuando el Dr. Eduardo Guija adquiere el inmueble y comienza a funcionar un 9 de Febrero de 1957 como institución psiquiátrica hasta 1966, fecha en la que fallece tomando la dirección de la misma su hijo hasta el cierre de la misma en 1974. Tiempo después, en la década de los 80 se abre el edificio como negocio dedicado a la restauración como “Parrilla Argentina” . El restaurante cerró tiempo después y el edificio ,sobre el cual pesaba ya la fama de maldito para sus inquilinos, moradores o compradores, paso a ser adquirido por una inmobiliaria quien posteriormente lo vendió al Ayuntamiento de Sevilla y a partir de ahí y durante esas fechas el abandono y mala presencia fue el principal inquilino de sus habitaciones.

Mucha era la leyenda negra de aquel lugar…sombrío y siempre en la penumbra del lugar, de aquel recodo de la calle. Como se ha comentado, durante mucho tiempo el edificio fue propiedad del Dr. Guija, reputado médico psiquiatra sevillano que trataba directamente enfermedades mentales y relacionados en esta su clínica en Sevilla. Dada la confidencialidad y el secretismo que rodeaba al médico y a sus pacientes se creyó ,por parte de algunos sevillanos de a pié, que en su interior se realizaban terroríficos y terribles actos contra el ser humano…era la psicología humana que tendía a ver lo que no había e imaginar terapias de electroshock entre alaridos y mortificaciones…

La casa se abandonó y poco a poco el tiempo se fue adueñando de ella, muchos eran los jóvenes que dada la actividad que había desarrollado la misma se decían:” vamos a hacer oui-ja en el manicomio del Dr. Guija” y allá iban buscando la nocturnidad y tenebrosidad de sus paredes y entornos para jugar y buscar lo prohibido…lo oculto. Muchos fueron los que se dejaron llevar por el encanto y el romanticismo de su historia así como por lo misterioso y afirmaron haber sentido presencias, visto sombras e incluso afirmar que aquella casa, otrora majestuosa, estaba maldita… así ,poco a poco, el lugar se fue cargando de una leyenda negra en Sevilla que la tildaban de casa maldita y encantada… Gritos, lamentos, gemidos,…era un sin fin de comentarios y rumores que corrían por Sevilla , y que realmente nadie había vivido en primera persona, que junto con el edificio del Cine Fantasio en Sevilla captaban la atención paranormal en pleno finales de los 90.

Fue el investigador malagueño José Manuel Frías quién desempolvo esta leyenda urbana y se hizo eco de las historias que corrían en torno a ella. En esa época todos relacionaban el apellido del psiquiatra al “juego” de la oui-ja y no hacía más que acentuar su leyenda que poco a poco iba añadiendo componentes y tintes que cargaban de más dramatismo la misma. Se decía que en sus bellos jardines estaban enterrado pacientes que clamaban justicia desde el más allá, el decir popular tildaba cada vez más de maldiciones el lugar…Incluso en su interior se decía que se habían cometido todo tipo de actos contra el ser humano, siendo ocultados o quemados en la propia casa… historias sin fundamentos que engordaban poco a poco y más toda esta leyenda urbana formada a partir de 1974.

Los trabajadores que acudían al lugar a desempeñar algún trabajo de jardinería, fumigación o estabilización del edificio lo hacían con miedo por las historias que circulaban en torno a la misma y no eran pocos los que salían del inmueble convencidos de haber vivido alguna experiencia paranormal…la sugestión humana actuaba cuando se oía hablar del edificio maldito del Dr. Guija…

Atraídos por la fama del lugar se realizaron filmaciones cinematográficas de distinto metraje en su interior ,tales como los denominados -con los desafortunados títulos- “Las perras de Satán” o “Invasión Travesti” e incluso asimilaron el apellido del Dr. Guija para uno de sus personajes… El director de uno de estos films, Jerónimo de los Santos, narraba su experiencia en su interior e incluso su tendencia a dejarse llevar por esta embriagadora historia: “el lugar es extraño y terrorífico, dentro de él se ha dicho que había fantasmas y se ha tildado de terrible la figura del Dr. Guija”…A ello hemos de sumarle la gran cantidad de personas que han entrado en sus interior atraídos por el misterio, indigentes buscando refugio y otras actividades menos saludables que hicieron al edificio ganarse la denominación de maldito e inseguro… Durante muchos años todos estos comentarios habían y han alimentado esa leyenda.

Han transcurrido más de un lustro y la casa del Dr. Guija muestra un aspecto bien diferente…Hoy las obras de remodelación del edificio han casi terminado, la constructora Bellido ha realizado la rehabilitación del mismo con notable acierto y respetando toda sus estructura y entorno, el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla (GMU) decidió acometer las obras en la misma y utilizarlo como lugar de cultura y encuentro social de la zona, tan necesario y útil. Durante las obras de rehabilitación del mismo no se produjo ni se ha producido ningún acontecimiento extraño o paranormal, no se han encontrado restos humanos ni indicios de ellos, ni cámaras ocultas con oscuros propósitos ni falsas paredes… Los vigilantes de seguridad no muestran temor ni síntomas de haber vivido nada paranormal pese a conocer la leyenda del lugar :”aquí no pasa nada” nos comentaba lacónicamente uno de ellos al consultarle, los obreros que han trabajado en el mismo ríen y dicen “aquí no hemos notaba nada raro pese a que conocíamos esa historia” y de esta forma el edificio ha quedado rehabilitado y casi con el mismo esplendor que tuvo antaño… atrás quedan las historias y leyendas que circularon sobre él, los muchos testigos dejados seducir por sus misterios y el miedo que su sombría apariencia grabó en el subconsciente sevillano hasta hacer de él toda una leyenda urbana que hoy, en pleno siglo XXI, termina.

Clinica Dr Guija 4

 
 
A %d blogueros les gusta esto: