RSS

Archivos Mensuales: mayo 2016

EL FRAUDE DEL CRONOVISOR

EL FRAUDE DEL CRONOVISOR

Por: Jose Manuel García Bautista

El fin de un bello sueño irreal

A principios de la década de los 90 saltaba la noticia…se había divulgado en determinados círculo y de forma muy confidencial una supuesta imagen de Cristo antes de morir y todo ello gracias a un ingenio mecánico con el que trabajaba e investigaba los miembros del equipo del padre benedictino Pellegrino Ernetti –que ocupaba la única cátedra vaticana de Prepolifonía de Venecia- cuyo objetivo era lograr imágenes del pasado… y además podía descubrir los pensamientos actuales de personas vivas y sus tendencias futuras…

El diario italiano “Domenica della Corriere” en 1972 publicaba la noticia en la que el padre Ernetti manifestaba haber logrado ,mediante una máquina, imágenes del pasado. El padre afirmaba que el proyecto tuvo éxito y que incluso había llegado a ver la destrucción de Sodoma y Gomorra así como la determinación exacta de las últimas palabras de Cristo en la Cruz… El Papa Pío XII estuvo informado puntualmente de toda la evolución de estos sacerdotes-científicos. Varios investigadores entre ellos el Dr. Senkoswki realizaron una entrevista personal con el padre Ernetti el cual ratificó todo lo dicho.

A mediados de los años 40 se desarrolló la máquina teniendo como eje de su funcionamiento la recuperación de la energía que forman las ondas sonoras y visibles y recomponer la escenas que formaron en su día… Entre los “logros” del equipo de Pellegrino Ernetti se encontraba la recomposición del texto original de “Las tablas de la Ley” con el que bajó Moisés o la también recomposición de “Thyestes” de Quinto Ennio. Algún tiempo después las autoridades vaticanas exigieron silencio al padre Ernetti y a su equipo. En 1994 el benedictino fallecía llevándose a la tumba su secreto. De su máquina sólo se supo su nombre: “Cronovisor” y que lo formaban unas antenas de una aleación extraña ,un aparato que permitía oriendar las antenas “al pasado” y los sistemas de grabación…nada más.

De la imagen poco se volvió a saber pero a todos les quedaba la sospecha de que realmente la tan proclamada real y “única“ imagen de Cristo se trataba solamente de una talla o ícono de naturaleza y obra humana. A la luz de la imagen se llevó a consulta a expertos en Arte y Bellas Artes de la Universidad de Sevilla, los resultados del análisis de la supuesta imagen son los siguientes:

• Caracteres o rasgos acaramelados por exceso de suavidad, propio de los íconos de mediados del siglo XIX.
• Pocas o inexistentes huellas del martirio a la que fue sometido Cristo.
• El rostro denota una perfección manifiesta en busca de una belleza idealizada.
• Perfección en las líneas: ojos grandes ,boca entreabierta definida y dibujada, nariz equilibrada, pelo bien dispuesto y casi ordenado propio en las recreaciones de rostros celestiales.
• Inexistencia de arrugas o pliegues de la piel.
• Resplandece el rostro de forma limpia libre de cualquier otro tipo de estorbo.
• No tiene naturalidad y ofrece verosimilitud.

Si resumimos todos estos puntos tenemos como resultado que la imagen “captada” por el Cronovisor es una interpretación idealizada de la naturaleza del hombre donde lo que se pretende es resaltar lo sobrenatural a través de recursos representativos. El rostro no es realista, es muy previsible. Probablemente y por sus características se trate de una obra del siglo XIX.

Todo parece apuntar a que la imagen captada por el Cronovisor no es más que una estampa devota de mediados del siglo XIX que hábilmente y encubierta por el halo de misterio que siempre infunde la Iglesia y los secretos vaticano-papales han vuelto a crear un leyenda urbana en donde no hay más que la bella historia de un sueño que por el momento no se puede hacer realidad.

 

LAS APARICIONES ESPECTRALES EN LA DIPUTACIÓN DE SEVILLA

LAS APARICIONES ESPECTRALES EN LA DIPUTACIÓN DE SEVILLA

Por: Jose Manuel García Bautista

Extraños sucesos e incidentes paranormales de tipo fantasmagórico en el edificio de la sede oficial de la Diputación de Sevilla

En pleno centro de Sevilla se alza, majestuoso, uno de los edificios con más rancia tradición de la ciudad hispalense. Se trata del edificio de la Diputación de Sevilla, cede oficial de este organismo y antiguo Cuartel de la Puerta de la Carne. Su construcción se remonta al año 1785 y destinado a su utilización integra para alojamientos militares en el siglo XVIII, de estilo neoclásico y una de las primeras obras realizadas dentro de la visión arquitectónica “tardo-académica”. Dicho edificio sevillano es un fiel calco del proyecto original de la obra militar del Cuartel realizado por Juan Martín en el año de 1751 para la ciudad de Reus.

Las obras en firme comienzan sobre el año de 1785, un año de abundantes lluvias. Estos hechos conllevan grandes riadas en estos terrenos, ocasionando pérdidas constantes de materiales de construcción y un peligroso deterioro en las cimentaciones de esta casa cuartel, una petición de los altos mandos militares al ayuntamiento les concede buscar otro emplazamiento a escasos cien metros, este nuevo terreno (huertas baja y alta de espantaperros) en los planos urbanísticos de la época se establecían con la denominación geológica de “alturas de la ciudad”. Curiosamente estas formaciones en altura “a veces inexplicables sobre zonas llanas” conllevan en su interior cúmulos de enterramientos de determinadas religiones. ¿Casualidad?

Las medidas de la planta rectangular exterior son de (100m. fachada x 87m. fondo), el patio principal interior es de (60m x 40m). Su exterior está concebido simétricamente, las fachadas presentan una decoración de mampostería repetitiva entre ventanas y trozos de pared, la planta baja está realizada con grandes ventanales rectangulares cerrados de rejas de forjas, mientras la planta superior deja ver una serie de arcos rebajados, encima del portal de acceso existe un único balcón. Se pueden apreciar en algunos lugares de sus fachadas laterales reformas perdidas durante su larga vida, donde las ventanas han sido sustituidas por óculos para achicarlas y hacer las estancias más confortables. Perimetralmente todo el edificio queda coronado por una cornisa, sostén del antepecho de mampostería que remata toda la azotea de la cubierta superior del edificio.

Podemos deducir que la funcionalidad de este edificio está en consonancia con su destino, soluciones arquitectónicas para el alojamiento de gran cantidad de hombres (tropa), ganado (caballar), útiles bélicos (armamento), buena ventilación, espacios muy luminosos y los mayores avances de higiene de la época. Tal vez era una obra moderna , de sencilla fisonomía , novedosa y que rompía con estrépito la idea del monumentalismo sevillano, hoy tarjeta identificativa del cambio generalizado en otras muchas construcciones para fines parecidos a partir de esa época.

A mediados de los ochentas los jardines delanteros que ennoblecían al edificio, pasaron de ser un magnífico ejemplo de mantenimiento constante por parte de los soldados a un bosque desproporcionado de hierba , árboles y palmeras rotas, que en su caída arrastraron destrozando garitas, verjas, pilotes, paredes e incluso hasta la pequeña plazoleta de bancos y mesa central de cerámica sevillana. Este lamentable acontecimiento, la rotura de las palmeras, ocasionó un accidente mortal, en su caída encontró una familia que paseaba dejando en ese sitio sin vida al matrimonio y uno de sus hijos menores, curiosamente el soldado de la garita también falleció como consecuencia del enterramiento producido por los cascotes de la techumbre de dicha garita, esta representaba un pequeño castillo en el que solo cabía un soldado de guardia de puerta.

Desde ese preciso momento se comenzó a divulgar por Sevilla que ese edificio había mantenido en vilo durante los últimos años a muchos vecinos de la zona, diciendo estos apreciar movimientos de sombras, extrañas formaciones evanescentes , desgarradores gritos y alguna aparición espectral en los grandes salones que llevaban varios años totalmente vacíos y cerrados sin posibilidad de entrada ya que puertas y ventanas de los bajos todas habían sido tapiadas con ladrillos. Incluso antiguos soldados de servicio en el edificio, como Jesús S. , nos relataban: “ es curioso, aquel edificio encerraba algún misterios recóndito… Recuerdo que junto con un amigo de la mili nos poníamos a gritar canciones no muy nacionales y aquellos gritos no salían de la habitación… era como si nadie lo escuchara… ahogaba el sonido…siempre se dijo que en edificio se escuchaban cosas raras pero muchos pensaban que era la típica novatada de la mili…” Poco tiempo después se comenzaron desalojar las instalaciones de personal militar y el edificio de excelente planta neoclásica quedó semidesierto y abandonado…

Pero no nos traen a estas páginas ningún fin ni movimiento arquitectónico y si los extraños sucesos que han venido sucediéndose en este edificio desde que en el año 1994 se habilitara para su uso como edificio oficial de la Diputación de Sevilla.

Los sucesos comienzan cuando diferentes miembros del cuerpo de limpieza del edificio escuchan ,claramente, los llantos y quejidos de “alguien” en las cercanías del patio antiguo de cocheras donde hoy se alza un conjunto de edificios de nueva construcción. El suceso impactó profundamente a J. G. S. ,personal del edificio quién relataba a “Año/Cero” : “Fue estremecedor, me dirigía al edificio de presidencia cuando en el entorno, muy cerquita de mi pude oír claramente como alguien estaba llorando…pero allí no había nadie…eran unos quejidos y llantos lastimeros…raros…,me impresionaron mucho”: Nunca se supo de donde provenían aquellos “llantos de ultratumba”, que actualmente se siguen escuchando.

Pero los sucesos no se limitarían a extraños lloros y lamentos… V. L .G. bajaba una tarde del mes de Febrero hacía los garajes de la zona de presidencia en el antiguo patio de cocheras cuando le asaltó un grito desolador, bajó apresuradamente las escaleras buscando la persona que estaba dolorida pero no halló a nadie, oía esos lamentos pero no veía a nadie… Ya en el garaje notó una extraña e incómoda presencia, como si alguien lo estuviera siguiendo, la situación se hizo casi insostenible: “No se lo que ocurría ,algo me cogía del hombro y me era muy difícil soltarme pero allí no había nadie…fue algo increíble…” Una entidad invisible mora por los garajes de la Diputación sevillana asustando e inquietando a los ya asustados trabajadores, no sería el único caso…

Los sucesos se comenzaron a conocer dentro de Diputación y todo el personal es consciente de que algo misterioso está sucediendo en su lugar de trabajo pero no saben el origen de tan extrañas experiencias. El cuerpo de seguridad del edificio también ha tenido sus experiencias, en el mes de Marzo se recibió la señal de uno de los ascensores que suben a presidencia, ascensores que son de uso exclusivo y que sólo atienden llamadas vía llave exclusiva de uso. Aquella fría noche el ascensor no dejaba de subir y bajar accionado por una mano invisible que parecía jugar con el cuerpo de seguridad. Una vez en el lugar sólo se pudo constatar de que el ascensor estaba siendo llamado por un mano y llave invisible que aquella noche se entretenía con el ascensor de la zona noble del edificio. En otra ocasión a uno de los efectivos de seguridad algo invisible y con mucha fuerza le agarró la mano cuando se disponía a solicitar al ascensor en la planta, algo que no quería que aquel ascensor acudiera a la llamada de seguridad mientras se prolongaba aquel extraño rito de subidas y bajadas de mismo sin ser solicitado por nadie…

Los sucesos y experiencias continúan y R. G. D. en el pasado mes de Abril tuvo un extraño encuentro con unas misteriosas sombras en la zona de la segunda planta de garajes del edificio. “Fue algo terrorífico…me disponía a llevar unas bolsas a los contenedores cuando algo me agarró, intenté tirar de la bolsa pero aquello lo mantenía firmemente pegado al suelo pese a que no llevaba nada de peso en él, no podía mover la bolsa…me puse muy nerviosa por que sentí unos pasos pero sin embrago no veía a nadie ni nada que los provocara… cuando solté la bolsa decidida a ir para otro lugar o simplemente salir de allí pude ver una sombra que se alejaba de donde estaba la bolsa, no tenía forma concreta, sólo era una sombra… Allí están pasando cosas raras, y la verdad es que no debe de ser de este mundo”. Nuestra testigo no pudo seguir contándonos más, la emoción se lo impidió.

I.F.C. relata a “Año/Cero” como cierta noche del mes de Abril: “ oí un ruido en la segunda planta y me dirigí hacía allí, al llegar no había nada ni nadie, pero el ruido persistía de dentro de los entornos de trabajo, al llegar al lugar que generaba el ruido me quedé atónito…la fotocopiadora había comenzado a funcionar sola…aquella ala estaba vacía”.

No son infrecuentes en los diferentes miembros de seguridad, limpieza y archivo del edificio de la Diputación de Sevilla el escuchar extrañas voces, sentir presencias, ser acompañados de ruidos y golpes, apagar y encender de luces e incluso la visión de extrañas sombras que vagan por el edificio. Si bien hay que indicar que la zona más afectada por los sucesos paranormales de la Diputación de Sevilla las encontramos en la segunda planta de garajes de la zona del patio de cochera que tiene como techo el edificio nuevo de presidencia.

En uno de los pasillos laterales de la segunda planta de garajes tenemos otro foco de extraños ruidos, en ese pasillo no es infrecuente el poder oír el murmullo de un sin fin de personas que hablan ahogadamente…: “es un sonido extraño, como si hubieran muchas personas hablando en voz baja de cuyas conversaciones se oyen fragmentos deslabazados… unas voces que no son provocadas por nadie ya que esa zona está aislada de ruidos y sonidos y los que le llegan son mínimos…¿de donde provenían aquellas voces?” Nadie lo sabe pero una cosa si tiene clara el personal: allí hay algo o alguien que emite esos ruidos y que no es de esta vida…” Concluyente el relato de este otro testigo.

Las sorpresas no terminan y justo sobre las diferentes tomas de alcantarillado de la planta muchas personas tienen extrañas sensaciones y presentimientos…¿tal vez están relacionados los sucesos? Puede…

Durante las obras de acondicionamiento del edificio en su paso de cuartel de Ingenieros (e Intendencia) al edificio administrativo de Diputación durante el año 1993, se proyectan nuevas edificaciones que obligan a remover las tierras del patio trasero del edificio, allí, en el patio de cochera y a unos seis metros de profundidad se encontró toda una necrópolis de la Edad Media, cientos de cuerpos pertenecientes a una necrópolis que motivó la edición por parte de Diputación del libro “De la Muerte en Sefarad” , trabajo coordinado por la Sra. Dª. María Isabel Santana. Las obras arquitectónicas fueron encargadas a los arquitectos D. Antonio Ortiz y D. Antonio Cruz siendo finalizadas en el año 1994 centralizándose entonces todos los servicios en la nueva sede de Diputación en Sevilla ,que curiosamente estuvo a punto de ser trasladada al no menos conocido -y dominado por la presencia del fantasma de Sor Úrsula- del edificio del Hospital de las Cinco Llagas ,hoy sede del Parlamento Andaluz.

En un principio encontraron varios enterramientos diseminados, este hecho atrajo el morbo popular que de boca en boca arremetió contra varios de los barrios circundantes: la Puerta de la Carne, San Bernardo, el propio barrio de Santa Cruz y zona del Prado de San Sebastián, engrandecieron los resultados de los cadáveres encontrados. Con el transcurso de las excavaciones arqueológicas ,lo que en un principio algunos expertos determinaron como posibles fusilamientos de la guerra del 36, aumentó considerablemente llegando a tomar tintes dramáticos al desbordarse el número de cadáveres encontrados, se llegó a catalogar ese descubrimiento como “necrópolis romana”, que había seguido siendo utilizada por el colectivo Sefardí de la zona de la judería del barrio de Santa Cruz como su propio cementerio de la época… Así pues y con absoluta certeza se puede decir que el edificio de la Diputación de Sevilla fue construido sobre un cementerio donde encontraron descanso cientos de almas fallecidas en siglos pasados…

Los servicios administrativos fueron designados a ocupar el edificio del antiguo cuartel siendo ahora el denominado como A. El edificio B sería el nuevo de construcción en el mismo patio y el C era y es un edificio político que acoge la sala de plenos y despachos políticos así como la Presidencia.

Los restos humanos se desalojaron de la necrópolis hallada y se despojó a los muertos de su último lugar de descanso…para construir un edificio…

Hoy y tras nuestra investigación en el lugar y repetidas visitas al mismo podemos dar constancia del pleno conocimiento que tienen sus empleados de los extraños sucesos que allí se vienen produciendo, siendo un secreto conocido por todos pero de dura represión administrativa a quién ose divulgar los acontecimientos vividos allí. El descubrimiento y traslado de la necrópolis del lugar nos da un dato curioso: los restos fueron hallados en el patio trasero a varios metros de profundidad (ente cuatro y seis metros) y es precisamente en esa zona donde más intensos son lo fenómenos ,y curiosamente es a esa profundidad donde hallamos la segunda planta de garajes donde hemos relatado diferente hechos y donde se recrudecen los fenómenos, las voces, las presencias… En esta zona otros afirman tener extrañas sensaciones sobre las bocas de desagüe e incluso escuchar inquietantes susurros…, bocas que se sitúan sobre al antiguo cauce del río Tagarete y que tan en contacto estuvo con esos enterrados bajo el hoy nuevo edificio de Diputación…¿podría existir una relación? Es más que probable.

El último dato que viene a sembrar de inquietud estos extraños sucesos fue la presencia de en el lugar de los miembros de “FlashBack” (Ricardo Bru y su equipo de hipnosensibles) . En el patio, las sensitivas dijeron presentir una presencia de un niño que lloraba y buscaba a su madre…era la hipótesis de las hipnosensibles, tras pasar allí varias horas y hacer las grabaciones para el exitoso programa de Canal Sur abandonaron el lugar. La sorpresa llega cuando la emisión del mismo aún no se ha producido y voces autorizadas de la misma Diputación afirman que ha sido “vetado” hasta ,al menos, que hayan pasado las elecciones a la alcaldía sevillana…

*Nota: Los nombre bajo siglas expuestos es el presente artículo están alterados intencionadamente debido a las serias advertencias a las que han sido sometidos los empleados del edificio por parte de sus superiores si la información traspasaba los muros de la Diputación.

 

LOS FANTASMAS DEL CEMENTERIO DE LOS INGLESES

LOS FANTASMAS DEL CEMENTERIO DE LOS INGLESES DE SEVILLA

Por: Jose Manuel García Bautista

No son los camposantos lugares donde tradicionalmente ocurran –salvo excepciones- incidentes paranormales dignos de ser tomados en consideración, si bien los últimos años hemos asistido a diferentes fenómenos destacados en el cementerio de San Miguel en Málaga o en el cementerio de Cádiz. En Sevilla se han registrado fenómenos paranormales y extraños en uno de sus cementerios, no es el de San Fernando sino en el llamado “Cementerio de los Ingleses” o de San Jorge. De él muy pocos sevillanos saben ni tan siquiera que existe pese a su cercanía con el sevillano de San Jerónimo. Es un cementerio pequeño, “coqueto”, con una antigüedad de un siglo y medio y donde reposan los restos de más de 250 personas en su mayoría de nacionalidad británica pero sevillanos de adopción y de corazón.

Fue John B. Williams, a la sazón vicecónsul del Reino Unido en Sevilla, quién en el año 1855 compró terrenos para poder enterrar dignamente a los marineros que fallecían víctima de la tuberculosis en tierras andaluzas al servicio de las navieras británicas y ante la imposibilidad de poder trasladar sus cadáveres a su patria. Desde entonces este desconocido rincón lúgubre de Sevilla acoge la última morada de esos británicos fallecidos en nuestra ciudad… y donde de unas fechas hacía acá han sucedido los diferentes fenómenos paranormales que hoy informamos desde estas páginas.

El cementerio de los ingleses de Sevilla es de menor tamaño que el de Málaga aunque no por ello deja de ser historia vida y cultural de esta ciudad. De difícil acceso para la investigación y con mil y una traba antes de acometer cualquier pregunta a sus cuidadores , este cementerio pasa por ser uno de los más simbólicos para la comunidad angloparlante de la cuidad.

Lo primero que salta a la vista del lugar son las condiciones del mismo, en semiabandono ,muy descuidado y con pocas atenciones por parte de sus cuidadores. Acceder al mismo es relativamente fácil a tenor de los escasos dos metros de muro que franquean el acceso a su interior y a sus secretos…

Los incidentes en él son diversos, encontramos diferentes cruces invertidas en nuestro transitar por el mismo, cruces invertidas en varias tumbas de militares que parecen haberse llevado el estado de guerra hasta a su último lugar de descanso. Por que aunque nuestras autoridades no lo quieran ver, el Cementerio de los Ingleses parece que sólo es conocido por profanadores que encuentran el lugar idóneo a sus actividades en la soledad de tan calmo lugar. Así, en el recinto se han registrado diferentes profanaciones de tumbas, rotura de cruces o inversión de las mismas e incluso la celebración de rituales negros en los que aún son visibles las marcas dibujadas de los  pentagramas en el suelo o sobre las mismas tumbas donde las mudas y apagadas velas negras quisieran decirnos, contarnos, narrarnos el horror y el sin sentido vivido en la noche.

Diferentes diarios sevillanos en sus páginas locales ( 20 Minutos o ABC de Sevilla ) recogen los testimonios de vecinos que comentan:”Aquí no viene nadie, sólo un jardinero una vez al mes” y prosigue “aquí vienen también muchas noches a realizar ritos satánicos” aunque la Policía argumenta “no tener conocimiento alguno”. Otros vecinos nos comentaban:”A parte de los que entran por la noche a grabar psicofonías y cosas de esas también es normal ver a gente con túnicas negras y velas que viene a hacer misas negras y ritos satánicos… A veces salen corriendo cuando escuchan alguna sirena que va para el Policlínico creyendo que puede ser la policía… Alguna vez incluso han a aparecido restos de huesos en la entrada y es que alguno se los lleva no se para qué” Así nos lo contaba Carmelo Rodríguez, vecino del lugar, que en alguna ocasión ha podido contemplar los pseudo-rituales realizados en el cementerio protestante sevillano.

Pero esta apasionante investigación prosigue cuando encontramos a diferentes personas que entran a escondidas, al abrigo de la noche, en el lugar para realizar sesiones de ouija sobre las mismas lápidas fúnebres. Carlos Ojeda es una de estas personas quien dentro de un círculo de aficionados al “juego” ha entrado en el cementerio:” Es difícil de explicar por que entramos en estos lugares, quizás por que al hacer ouija creemos que el cementerio nos facilitará el contacto debido al lugar, no se , tal vez por sugestión, pero lo cierto es que la última vez que estuvimos un grupo de cuatro personas allí contactamos con alguien que “hablaba” en inglés y que nos dijo que su tumba estaba dos lápidas más atrás y así fue al comprobarlo… Sea como sea allí cuando uno hace ouija se siente más en el más allá y por eso nosotros y otros grupos entramos y estamos un rato…La descarga de adrenalina es brutal”. Y las sesiones hoy día se siguen produciendo… quizás más que buscando ese contacto con lo desconocido pues provocando la reacción del subconsciente y de la propia sugestión…

Cuentan que en una ocasión un chico haciendo ouija en el Cementerio de los Ingleses tuvo una mala experiencia cuando ,durante la sesión, unas tijeras le pasaron “volando” cerca del cuello…el shock emocional o nervioso fue tal que debió ser atendido por manos psiquiátricas…  Dijeron sus amigos que “un espíritu lo amenazó con unas tijeras”.

A mediados del siglo pasado se encontraron unos esqueletos diminutos emparedados entre sus muros, para Rogelio Díaz:” aquello no podía ser más que el desliz de alguna infeliz que al no poder enterrar a la criatura en el cementerio de San Fernando pagaba una cantidad para que el guarda de antaño hiciera la vista gorda y dejara enterrar a la criatura a modo de nicho en el muro…Pero oiga, que aparecieron no uno ni dos sino varios… Por aquel entonces también apareció en la calle Laraña una caja con el cadáver de una criatura dentro… Eran tiempos difíciles, de mucha hambre y de mucho señorito aprovechado y sinvergüenza en esta ciudad”. Ello hace que la suma de hechos enigmáticos y misteriosos siga creciendo en este mágico y tétrico lugar.

Relacionado o no con lo anteriormente expuesto están las diferentes psicofonías registradas, esas voces del otro lado que parecen querer decirnos algo desde la ignorancia que provoca en nosotros sin saber de donde viene o que o quién las origina. Psicofonías de voces infantiles o niños llorando, llantos desgarradores, inequívocamente humanos e inequívocamente de ese desconocido otro lado… quizás los llantos desgarrados de esas criaturas emparedaras que no tuvieron la oportunidad de que la vida les concediera Tiempo o quizás de una de esas historias rotas de las que goza todo cementerio y que nos cuenta como un padre asesinó a su hijo… Los llantos del bebé asesinado acompañaron a su padre hasta su muerte y hoy le hacen compañía junto a su tumba a la espera de ese Juicio máximo en el que pagará su pena… Un llanto repetidamente grabado y evocador de esta historia singular.

Para cerrar nuestro recorrido por el Cementerio de los Ingleses hacer una advertencia a nuestros lectores: en el lugar dicen que se aparece un monje que inquiere abandonar cuanto antes el lugar a aquellos que turban demasiado la quietud del mismo… Carmen Lozano nos contaba:” yo creía que aquella historia era una leyenda urbana algo que se decía para meter miedo pero una noche entramos como pudimos allí dentro arengados tras escuchar un programa de misterios  en la radio  y cuando llevábamos un rato allí dentro una especie de neblina se comenzó a formar ante nosotros, era brillante y tomó forma como humana, al menos su silueta o por lo menos se parecía y luego alguien del grupo escuchó:”Marchad de aquí”  y salimos corriendo todos recordando la historia del monje fantasma que se aparece en el lugar y que hoy te puedo decir que es absolutamente verídico”. No son los únicos que han tenido tan desagradable encuentro ya que otros furtivos de la noche en el cementerio cuenta exactamente la misma experiencia.

Sergio Moreno es compañero de investigaciones y también ha podido ser participe de los hechos que allí suceden y nos comentaba:” Es indiscutible que en el Cementerio de los Ingleses suceden fenómenos dignos de ser estudiados, desde las innegabes profanaciones hasta los ritos que en su interior como comentaba María Henderson, que actualmente, preside la Asociación y es viuda de un inglés enterrado en ese lugar en 1995. Se practican pasando por la grabación de psicofonías ,sesiones de ouija o visión de apariciones y/o espectros en él mismo. Es un lugar que no deja indiferente a ningún investigador que hay entrado en su interior”.

Por último cabe destacar la misteriosa e inexplicable aparición de lápidas de más de cien kilos de peso que aparecen casi a cincuenta metros de su ubicación original sin saber quién las mueve o lo que nos tratan de decir con su desplazamiento común en la noche…

En el cementerio descansan personajes tan ilustres para nuestra ciudad como Bernard Whishaw, por ejemplo, el inglés que instaló en la calle Ángeles un Museo Arqueológico o los restos de John Scroop, un héroe de la guerra de la Independencia, que murió en el puente de Triana junto a las tropas españolas contra los franceses en defensa de la ciudad. Quizás ganaron su descanso en el Panteón de Sevillanos Ilustres bajo la Facultad de Bellas Artes de Sevilla pero su condición Protestante les privó de este honor sin dudas merecido.

Hoy día el futuro del camposanto inglés es incierto, el cementerio es gestionado por la Asociación San Jorge, dependiente de la Embajada del Reino Unido en España, para dar «enterramiento a todos aquellos que profesen religión protestante u otro culto no católico» puede ser demolido para que el Ayuntamiento construya viviendas en el espacio baldío que hay entre el cementerio de San Fernando y el río, el lucrativo negocio inmobiliario de todas las ciudades y ayuntamientos nacionales… Contra ello la asociación ha alegado contra el proyecto por causas religiosas y por «su valor patrimonial e histórico». Y la ultima palabra del Ayuntamiento sevillano ha sido la aprobación  de un nuevo barrio en su lugar, «instando al traslado del cementerio a otro lugar que se estime conveniente», según explica al compañero del  diario “20 minutos un alto cargo municipal.

Y para concluir con la polémica del Cementerio de los Ingleses las declaraciones del Obispo de la Comunidad Anglicana en España, Sr. Carlos López,  quien declaraba al respecto:” Dudo que pueda suprimirse el cementerio, porque este suelo se considera territorio británico y está protegido por las leyes del gobierno británico”.

A su interés histórico y cultural habría que añadirle su valor paranormal que en caso de desaparición privaría a los investigadores y sevillanos de otro foco más de fenómenos paranormales susceptible de ser llevados a estudio y todo por la imparable apisonadora altamente rentable de la construcción inmobiliaria en Sevilla. Hasta entonces seguiremos de cerca e informando todo aquello que pueda resultar de interés a nuestros lectores sobre los fenómenos que suceden en el “Cementerio de los Ingleses”.

 

EL FANTASMA DE LA QUINTA PLANTA

EL FANTASMA DE LA QUINTA PLANTA
Crónica de los fenómenos extraños que se suceden en el edificio de Canal Sur Radio en la Isla de la Cartuja (Sevilla)

Por: Carlos Javier García Cano

No lejos de Sevilla, allá donde se decía en tiempos inmemoriales que comenzaba la leyenda se alza en la actualidad un bello rincón de Sevilla que tuvo un peso específico en la ciudad hace ya más de dos décadas… Cruzando esa otra ciudad dentro de Sevilla como lo es Triana, no lejos de ese mágico lugar para el misterio que es la calle Castilla, hallamos lo que fue el centro de culturas y encuentro de pueblos en 1992, nos referimos a la Isla de la Cartuja, un lugar que permanecerá imborrable en la memoria colectiva de una ciudad como Sevilla y en el haber particular de muchos sevillanos que respiraron el aire de la universalidad sabedores de repetir un momento como ese…

¿Qué fue de la Expo´92 y de la Isla de la Cartuja tras la exposición universal? Pues en la Isla de la Cartuja se construyeron un gran número de pabellones que darían cobijo a diferentes muestras y exposiciones de países, comunidades autónomas, entidades privadas y públicas. Entre los más destacados se construyó el pabellón de Andalucía, un imponente edificio del que destaca el edificio central, un cilindro inclinado destacado en tono turquesa que resalta desde la lejanía cual hispalense torre de Pisa. El visitante de la Expo quedaba admirado con la grandeza del recinto, de algunos de sus edificios y con este en particular o el mítico Pabellón de España. Tras finalizar la exposición universal del 92 aquel bello edificio pasó a ser ocupado por la RTVA (Radiotelevisión andaluza: Canal Sur, radio) y la actividad periodística comenzó a fluir como un torrente de vida por su interior… Un torrente de profesionales de la información, de periodistas, de cronistas de la actualidad empeñados en hacer lo que mejor saben: ser los que al otro lado de la radio nos acompañan y nos cuentan todo aquello que nos interesa. Pero aquel torrente de vida iba tener un invitado de excepción, un invitado de esos a los que les gusta mover las cosas de sitio, ir apagando o encendiendo luces sin preocuparse demasiado en quién paga las facturas, de hacer que los ascensores funcionen sin que nadie los llame o asustar a aquellos inocentes guardias en la noche aprovechando de que los seres humanos no le pueden ver… Un inquieto invitado que tiene como salón de juegos esa particular e hispalense torre de Pisa, por que en la quinta planta de la misma algo acecha… Algo más allá de la vida, algo más allá de los miedos, algo más fuerte que el temor a la muerte, algo que ha sobrevivido a todo ello y permanece como mudo testigo de aquello que no vemos, y que sin embargo, convive con nosotros como una fría realidad. Allí, tenemos contacto con una historia de esas a caballo entre la leyenda y la realidad, y que hace que los que tienen que subir a aquella quinta planta en la noche lo piensen por temor a lo que pudieran encontrarse…

Fue durante el transcurso del programa “El Varadero” cuando se dio a conocer los inquietantes acontecimientos que allí sucedían, los contertulios hablaban de fantasmas y seres del más allá, de sus manifestaciones, de su presencia, de su realidad…,cuando al filo de la medianoche su entrañable presentador, el polifacético Luis Baras, quiso compartir con la audiencia una experiencia real sucedida en primera persona a alguien tan escéptico en esta materia como él, y comenzó a narrar a la audiencia una historia real vivida por diferentes trabajadores del ente público: ”¿Sabéis mis queridos José Manuel y Jordi –refiriéndose a los investigadores y colaboradores del programa José Manuel García Bautista y Jordi Fernández Cabrera- que aquí tenemos también a uno de esos habitantes de ese otro lado del que esta noche nos estáis iluminando tanto? Pues si, no es sólo patrimonio de los que buscáis con afán y luego tenéis la generosidad de compartir con todos nosotros…” Comenzaba nuestro admirado profesional Luis Baras para proseguir: “Aquí dentro, en las instalaciones de Canal Sur tenemos algo que nos acecha y que en más de una ocasión nos ha dado más de un susto como los que esta noche nos estáis narrando con otras personas y otros testimonios. Fijaos, siempre se había hablado que en este edificio pasaban cosas extrañas, cosas raras, pero bueno, un edificio nuevo tampoco es “sospechoso” de tener presencias del más allá…, o eso creíamos nosotros… Una noche estaba yo sentado en redacción, sólo, preparando cosas para el programa, entonces tuve la sensación de que algo estaba tras de mi, era ese tipo de sensación incómoda que a uno no le gusta sentir, me giré poco a poco y no vi nada, pensé que era mi imaginación o el cansancio… Me volví a poner al trabajo pero aquello nuevamente estaba tras de mi e incluso la visión periférica del ojo notó como una especie de sombra se movía a mis espaldas… Decidido en no hacer caso a aquellos temores míos pues decidí centrarme en lo que realmente estaba haciendo pero de pronto un cajón de la mesa se abrió, pero se abrió solo, como si algo lo hubiera accionado, aquello era imposible, lo volví a cerrar y esta vez se abrió el que quedaba más abajo…” En aquel ambiente mágico de palabras y de misterio que a los oyentes nos embriagaba con el fluir en el estudio de ideas y sentimientos, las emociones seguían brotando de los labios de aquel profesional: “Cerré aquel cajón y nuevamente se abrió el primero…Comencé a reírme nerviosamente, sabía que aquello no podía estar pasando, era superior a lo que cualquiera podría aguantar… Aquello que estaba allí conmigo parecía estar invitándome a que no dudara de su existencia. Me levanté y me alejé de la mesa, por aquella noche ya había tenido suficientes demostraciones del más allá… No volví a dudar más de la veracidad de aquella historia que se cuentan de estas instalaciones y menos cuando tu eres el protagonista de una de ellas”.

El relato es impresionante si tenemos en cuenta el tono desenfadado con el que Luis Baras toca el tema de los misterios en “El Varadero” no exento de la profesionalidad y seriedad que concede a sus contertulios. Pero en una persona de su trayectoria sin dudas hace que su relato público sea doblemente valorado.

Si la experiencia del popular periodista impresiona más aún lo sucedido al equipo del vigilancia del edificio, corría el año 2001 cuando a uno de los miembros de aquel equipo de seguridad (no vinculado en la actualidad a dicha profesión o a las instalaciones de la radio pública de Andalucía) se encontró con lo extraño: “fui a dar una vuelta por el edificio, algo pasaba con la luz de la quinta planta y subí a echar un vistazo… Una vez allí comprobé como una de las luces estaba encendida, la apagué y me giré para volver a bajar al bajo…,de pronto aquella luz comenzó a encenderse, el reflejo golpeó contra la puerta metálica del ascensor, aquello me dejó helado. Me di la vuelta y fui a ver que sucedía apagando y encendiendo varias veces la luz. Funcionaban bien. Bueno, pues al frente, bajo la puerta vi como una luz se encendía en uno de los despachos, fui a ver que era lo que pasaba, la luz se accionaba desde fuera, por lo que aquello para encender aquella luz debía estar delante mía, a mi vista, y sin embargo allí no había nada… Fue tremendo, fui y apague la luz, volví y pulsé la llamada del ascensor y nuevamente tras de mi se encendió primero la luz del pasillo y luego la de aquel despacho… Aquello era superior a cualquier cosa, muerto de miedo me fui a acercar a apagar las luces pero aquellas parpadearon como intuyendo lo que yo iba a hacer… Lo hizo varias veces, la luz del despacho se encendía a voluntad… Aquello fue tan impresionante junto a la sensación de no estar solo allí arriba que hizo que me fuera y no quiera saber nada de aquellas luces. A la mañana siguiente el personal de mantenimiento revisó los pulsadores y luces…Todo estaba bien, en perfecto estado” nos contaba Rafael A. uno de los sufridos trabajadores y vigilantes de la noche del edificio de “la nuestra”. Otro compañero añadía: “En aquella misma planta, en el lugar donde antes estaba la fotocopiadora también a mi me pasó de estar y ver como se encendía la luz bajo la puerta, entrar, comprobar como no hay nadie, cerrar bajo llave y volverse a encender, comprobar las luces y volver a cerrar y volverse a encender… Es como si algo disfrutara jugando con nosotros… Lo malo de todo esto es que ese “algo” nos ve a nosotros pero nosotros no lo vemos a él…,es aterrador”.

El choque de sensaciones que se tiene en el interior del edificio es difícil de narrar, quizás por que cuando una persona asiste allí es para participar en uno de sus programas, con los nervios atenazados del que se sabe muy neófito en estas cuestiones, y también se deja llevar por el ambiente de la radio y no se para a pensar en que en un edificio tan moderno puedan ocurrir hechos tan insólitos e incomprensibles. También son muchos los que asisten a las exposiciones o actos que se realizan en la planta baja del mismo y allí en alguna ocasión, se han realizado prácticas psicofónicas…

Consultados los investigadores sevillanos Jordi Fernández y José Manuel García Bautista por este caso y si conocían más detalles sobre el mismo me comentaban lo siguiente: “no te podemos decir mucho de este caso, es cierto que se habló de él públicamente en el programa de radio, en “El Varadero”, y que nosotros formamos parte de él, pero se comentó dentro del marco de las casas y edificios encantados. Nosotros no podríamos hablarte más de ello salvo remitirnos a lo emitido aquella noche ya que también nos une la confidencialidad que se nos ha pedido y por otra parte la relación de colaboración que existe entre nosotros y esta casa” hacía hincapié Fernández Cabrera, por su parte García Bautista me indicaba: “date cuenta que nosotros también estamos interesados en este caso, que para nosotros es real y auténtico, pero siempre y cuando se nos autorice a realizar una investigación como el lugar se merece y podemos comprobar si realmente o no existe aquí algo que podamos tildarlo de un fenómeno paranormal, desde luego el testimonio de Luis para mi es más que una garantía, pero hay que ser cautos”. Evidentemente ambos saben mucho más de que oficialmente cuentan pero la palabra de confidencialidad dada a los testigos cierran, de momento, sus declaraciones.

Siguió mi investigación por este caso apasionante llevándome a consultar a una antigua empleada de la limpieza del edificio. Ana L. es una de esas mujeres que durante su jornada de trabajo se vio asaltada por algo más allá de lo explicable: “Pues estaba pasando la mopa por el suelo, estaba entre las mesas cuando una de las luces, de las placas con los fluorescente sobre la mesa se comenzó a encender hasta que quedó encendido…pero con mucho trabajo. Me llamó la atención y fui al interruptor y lo apagué… Al poco tiempo, mientras yo seguía pasando la mopa, aquel tubo se comenzó a encender otra vez… Lo apagué, y entonces se encendieron las dos que estaban a su lado…,en las otras mesas… Las apagué y se encendió nuevamente la del centro… Aquello me cogió un pellizco, apagué las luces y detrás mía sentí como un respirar hondo, cansado, me di la vuelta empuñando el palo de la mopa pero no había nadie y entonces se encendieron las tres luces, que van con pulsadores independientes, a la vez… Entonces el ascensor subió y se paró en la planta, como invitándome a subir…no lo tomé…Y se volvió a ir llamado por las mismas manos que lo llamaron donde yo estaba…Me dio mucho miedo”.

En alguna ocasión he asistido a alguna de las conferencias o exposiciones que se han realizado en este “antiguo” pabellón de Andalucía, he realizado fotos en las que no he se ha captado nada anormal ni extraño, no hay rastro de orbes ni nada anormal, otras veces he dejado –conscientemente- la grabadora encendida para ver si podía captar alguna psicofonía y en este caso si he podido captar algo extraño. En una de esas ocasiones, en una exposición de pintura, dejé la grabadora en uno de los sofás de la entrada del edificio, no había ya nadie, salvo las personas de seguridad y este que hoy les cuenta su experiencia, entonces dejé allí la grabadora durante unos diez minutos, nadie se acercó, la recogí y al llegar a casa y comprobar lo que habíaa en aquella grabación comprobé dos ruidos extraños, en el primero de ellos una extraña respiración se agitaba casi junto a la grabadora, alguien con dificultad para respirar que me recordó lo vivido por la ex –limpiadora del edificio. En la segunda psicofonía grabada capté el gruñido de algo –en el lugar no hay animales- y una voz que decía: ”solo”, ¿es prueba de que algo extraño habita en el edificio de Canal Sur Radio en la Isla de la Cartuja? Si todo ello lo unimos a los testimonios y vivencias narradas podemos decir con certeza que diferentes fenómenos extraños de naturaleza incierta se están produciendo en el edificio y que, en la actualidad, no podemos explicar.

La moraleja la pone, para finalizar, un miembro de mantenimiento cuando se le preguntaba por los hechos que suceden en su lugar de trabajo me decía: “si yo te contara…Hay veces que los ascensores se vuelven locos y bajan y suben y siempre van a la quinta planta…Por si acaso a la quinta no subo solo que ya son muchos los sustos, no vaya a ser que el fantasma no quiera estar solo…” Cuando uno eleva la vista a la cúpula de esta, torre desde su interior, una visión muy particular le asiste: en el centro la luna y el sol, una referencia a la dualidad, y a su alrededor los signos del zodiaco… Toda una simbología para quién la quiera interpretar no haciendo falta irse a nuestra catedral para encontrar marcas y pistas de “cantero”…. también parece que en la actualidad hay modernos “canteros” con simbología por descifrar…

En muchas ocasiones se echa un vistazo al pasado del edificio, a lo que encerraba o enterraba su suelo, a lo que con las obras de adaptación se mueve bajo él o se descubren antiguos restos o vestigios de otras culturas y otro tiempo…, o a lo que, simplemente, se despierta de su letargo… En el caso del edificio de Canal Sur no tenemos nada de eso -que sepamos- sólo un edificio moderno, construido donde antaño sólo hubo un páramo a la sombra del Guadalquivir y con los solos restos de ser testigos del crecimiento de una urbe llamada Híspalis… Y sin embargo el misterio habita en su quinta planta…

 

FANTASMAS EN LA VIEJA BOLERA DE UTRERA

Por: Jose Manuel García Bautista

FANTASMAS EN LA VIEJA BOLERA

En la localidad de Utrera no pierdan de vista los fenómenos y la aparición en la vieja bolera del centro comercial… Un extraño relato que tuve la oportunidad de escuchar de la mano de uno de sus testigos y protagonistas. Read the rest of this entry »

 

LA INQUISICIÓN EN SEVILLA

Por: Jose Manuel García Bautista

LA INQUISICIÓN EN SEVILLA

Sevilla, cuna de la Inquisición y de sus terrores. Lejos de lo que pudiera parecer, también en Sevilla se dieron casos de brujería y hechicería. Lo prohibido, lo desconocido, lo oculto, atrae al ser humano desde el inicio de los tiempos y para aquellos que practicaban la brujería, en tan peligrosos tiempos, era difícil discernir aquello que pertenecía a los reinos del demonio, de aquello que tan sólo lo recreaba su propia fantasía, tras ingerir mil ungüentos y alucinógenos. Recorramos el aspecto más misterioso y legendario de la Inquisición en Sevilla. Read the rest of this entry »

 

EL INTRIGANTE VISITANTE DE SEVILLA

Por. Jose Manuel García Bautista

EL INTRIGANTE VISITANTE DE SEVILLA

Sucedió el 26 de Mayo de 1808 cuando los habitantes de Sevilla, incentivados por el oro con el que un caballero los animaba, cuando se manifestó por las calles de la ciudad contra la Junta de Gobierno de Madrid. Aquel misterio caballero era llamado “El Incógnito” y el dinero tenía una procedencia inglesa para provocar la revuelta popular. Read the rest of this entry »

 
 
A %d blogueros les gusta esto: