RSS

ENCUENTROS EXTRAÑOS EN EL ACUARTELAMIENTO AÉREO DE BOBADILLA

16 May

ENCUENTROS EXTRAÑOS EN EL ACUARTELAMIENTO AÉREO DE BOBADILLA

Por José Manuel García Bautista con la colaboración de Jordi Fernández

CONFIDENCIAL: “Ellos dirán que jamás existió”

Es una historia que estaba ya en el olvido voluntario, por su magnitud y por las implicaciones que tiene añadido a la responsabilidad que da el saber que uno de sus protagonistas es una persona muy cercanas a la familia de este investigador. Pero la reciente publicación del incidente del Cabo de Creus, reverdecieron aquello viejos laureles en las siempre vigiladas dependencias militares, y despojados de la confidencialidad familiar les narro con, total libertad, unos hechos tan inexplicables como reales.

La base militar de Bobadilla se encuentra ubicada en la provincia de Málaga, muy cerca de Sevilla, durante mucho tiempo fue una base militar operativa con gran actividad pero no se sabe por que oscuras razones el Ejército dejó de “usarla”, al menos de cara a la opinión pública. Debido a que es regentada por el EA (Ejército del Aire Español) y su actividad es totalmente nula son muchos los que se preguntan las razones de por qué el Ministerio de Defensa se empeña en mantenerla abierta, si -en teoría- no tiene casi ningún uso… aunque sigue constando como un acuartelamiento militar y un polvorín…

Sus origen los encontramos a finales de la década de los años 30, en esos años se construyen unos barracones de madera lindando con el conocido como arroyo de las Tinajas para el uso y almacenamiento de material explosivo que llegaba a España vía Italia y Alemania para la guerra civil española. En el año 1943 se trasladó a su ubicación actual en el cerro de la Cueva, comenzando la construcción de los alojamientos de Tropa y de los polvorines al final del mismo, trabajos que se asignaron a la empresa TORMAC con sede en Madrid. EN su construcción participan más de un millar de personas, un centenar de mulas y algunos camiones. Finalizan los trabajos del túnel principal y las galerías en el año 1949. Terminada la primera etapa de la construcción del polvorín, a finales del año 1945 comenzó a llegar material explosivo incendiario y lotes de cartuchería, en su mayoría de origen italiano y alemán. El material siempre llegaba por vía férrea, pero transcurridos los primeros años, descendieron notoriamente y se realizan casi exclusivamente por medio de camiones, no obstante no son infrecuentes los trenes de mercancías militares que se adentran en los túneles cargados con su letal carga…

En la década de los años 70, mientras esta base aérea era operativa se registró un raro incidente OVNI en ella. A finales de la década fue fotografiada un escuadrilla de Objetos Voladores No Identificados . Un grupo de aficionados al tema OVNI naturales de la bella provincia de Málaga decidieron indagar en todo este avistamiento y pidieron permiso al máximo responsable para que le facilitaran información sobre la observación ufológica en la zona. El responsable de esa área depositó un amplio dossier sobre el escritorio y solicitó una cantidad económica a cambio… No obstante y pese al materialista interés en este tema, la base militar ha sido y es objeto de numerosos fenómenos relacionados con el tema OVNI en toda a acepción de la palabra.

Los que tenemos la suerte de conocer el lugar donde está enclavada la Base Militar de Bobadilla podemos comentar que esta se halla en un zona montañosa a la que se accede por carretera a través de la N-342 en la que se nos marca un “claro” desvío. Cerca de ella se halla el cauce que desemboca en el embalse de Guadalhorce y que en ella se internan las vías del ferrocaril militar. En ella hoy día aún se registran una gran cantidad de avistamientos de todo tipo y que demuestran tener un especial interés por la zona montañosa que rodea a la instalación militar. No es extraño registrar y poder ver en la noche extraños vuelos de luces sobre las montañas e incluso se llegó a registrar el aterrizaje en uno de esos OVNIs en el lugar. Como testigo de excepción de aquel suceso encontramos al buen investigador malagueño perteneciente a la Asociación EDENEX José Luis Peláez.

Los sucesos relacionados con el tema OVNI no se detienen en simples avistamientos o aterrizajes, también han sido frecuentes extraños encuentros con seres de origen desconocido, tal es el caso de dos jóvenes militares sevillanos, procedentes de la vecina base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), que se encontraban de guardia en la instalación ferroviaria bajo túnel existente en la base, uno de estos jóvenes, F.J.L.R. relataba para Año/Cero su experiencia: “”Mientras se montaba guardia en una descarga de municiones desde un tren de mercancías militares al andén de recogida en el interior de un túnel, donde había una iluminación suficiente (un foco si otro no a lo largo del mismo), mi compañero (un soldado) vio como una extraña forma de 1´20 m de altura y negra bajaba de forma dinámica, fácil y ágil a las vías del tren a una altura de 2 metros. El extraño ser, cuando quitamos el pestillo del arma intimidados por la conducta y presencia del ser, se giró y miró a ambos, con unos amenazantes ojos rojos, seguidamente y ante la helada conducta que mantuvimos el ser saltó y desapareció. Se descartó la hipótesis de ningún animal o rata y los dos nos preguntamos si habíamos visto lo mismo siendo coincidentes nuestros relatos al 100%” . ¿Qué fue aquello? Se dice que en esa base militar suceden cosas muy extrañas… Los soldados informaron al superior de guardia a lo que se les replicó un lacónico: “Ustedes no han visto nada” y no se volvió a mencionar aquel extraño incidente…”- Extraña conducta de un militar con cierto grado ante la noticia de un infiltrado en la base… ¿o quizás conocía la presencia de este ser?

No es el único encuentro que se ha mantenido con seres de esta apariencia, son muchos los relatos de los jóvenes soldados que afirman haber visto en esta instalación a un pequeño ser de 1´20 m. de estatura , grandes ojos rojizos , una especia de cresta y que a veces entre los matorrales parece salir de una extraña y repentina luz verdosa.

Recopilando relatos e investigando el caso de los sucesos en esta base y los extraños seres un soldado destinado eventualmente a Bobadilla como parte de un convoy recuerda como, en cierta ocasión, capturaron un raro animal, J.I.M. nos narraba lo siguiente: “Mi compañero que había estudiado veterinaria y era más de campo que la abeja Maya no tenía ni idea de lo que era. Era diferente a todo, una especie de reptil pero sin serlo y que emitía unos ruidos muy raros. Dado el interés zoológico que tenía lo llevamos a los calabozos y lo metimos en una jaula. Hasta allí se personó el oficial de guardia y se hizo cargo del bicho. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando por la noche aterrizó un helicóptero oscuro y sin distintivos en la base. Según nos comentaron compañeros de guardia en esa zona, bajaron tres militares ,cogieron la jaula y se llevaron al animal. No hubo parte y registro de entrada de aquella “visita”. El animalillo parecía un pingüino reptiloide ,con fuertes mandíbulas y garras, pero debía ser una cría ya que era aún muy pequeñito (unos 35 a 40 cm.)” Juzguen ustedes mismos pero es un relato incuestionable.

También son comunes las observaciones de extraños helicópteros negros (¿les suena de algo?) volar por la zona con total impunidad y parece que con el beneplácito de las autoridades militares…

A veces se han visto extrañas esferas luminosas volando a muy baja altura, han podido ser observadas por los militares de la base. De un diámetro de unos 90 cm flotan y se pasean por el exterior e interior de la base a su antojo, No hacen ruido pero destacan en la oscuridad de la noche. A la mañana siguiente y tras inspeccionar los lugares por los que la esfera se paseó sólo se obtiene el mudo testimonio de unas cuantas matas chamuscadas sin saber el motivo.

Son frecuentes en los barracones observar extrañas sombras y luces e incluso extrañas formas humanoides luminiscentes que en no pocas ocasiones han estado a punto de ocasionar la apertura de fuego por parte de algún soldado de la base. Suceso que nos recuerda en demasía de haberse producido al lejano de 1976 en la Base de Talavera la Real o el más cercano de 1998 en la Base de Morón de la Frontera.

Precisamente en Morón de la Frontera encontramos una nueva historia de extraños seres e intervenciones militares… Allí un 22 de Noviembre, en las cercanías de uno de los polvorines de la base aérea bajo pabellón norteamericano sucede nuevamente lo imposible, lo ilógico… J.M.F. era el soldado de guardia que tendría aquella extraordinaria experiencia… Sobre las 01:15 de la madrugada, con evidente nerviosismo, informó como había visto correr por la zona a un ser de 1´50 metros que se escondía entre los matorrales. Los describía como un ser “amorfo, pequeño y cabezón, de apariencia extraña…”.Acudieron al lugar primeramente un grupo de CAI, de la unidad de intervención de la base y posteriormente un grupo de rastreo formado por diez soldados al mando de un alférez de la base. Los matorrales tenían una altura de 1´70 metros y el alférez dio orden de peinar aquella zona a los soldados. Todo temían lo que pudiera pasar: “Aquellas ramas eran más altas que nosotros, no podíamos ver un palmo y, aunque llevábamos las bayonetas, si allí a ese “algo” le hubiera dado por atacarnos nos hubiera aniquilado de uno en uno y sin darnos cuente… Llevábamos una distancia de casi diez metros los unos de los otros, de noche y sin vernos…, un drama”. Tras unos instantes se pusieron manos a la obra y la zona quedo peinada al cabo de las dos horas. No se encontró nada. A la mañana siguiente, misteriosamente, se encontró aquella misma zona rastreada de forma esquilmada por el fuego… Nadie supo jamás lo sucedido allí…horas antes con matorrales de altura y horas después misteriosamente abrasada…

Los incidentes en la base aérea de Bobadilla o Acuartelamiento Aéreo de Bobadilla se suceden… Nuevamente J.I.M. tiene una extraño encuentro en el interior de la misma: “Estaba de guardia por el vallado junto a un compañero cuando de pronto comenzamos a sentir un ruido muy extraño, era como un jadeo fuerte y gruñoso, ambos nos miramos… Era el mes de Marzo, hacía ya calor y bajamos a echar un vistazo… Linterna en mano alumbramos a los alrededores pero fue al girarnos cuando vimos junto al jeep a una criatura similar a la que vimos en el túnel… Era muy raro, y aquellos ojos rojos intimidaban… Recuerdo que mi compañero me dijo: “o no ves ninguno o ves unos cuantos en una semana y nadie sabe que es”… Preferimos montarnos en el jeep, cerrar las ventanas y pasar el resto de la guardia en el interior”.

Aún son muchos los que se preguntan las razones de por qué esta base aún sigue abierta. Hoy día sólo es usada como polvorín o arsenal militar, con entrada de tren en base y túnel de protección. Con extrañas dependencias bajo el contundente letrero de “PROHIBIDO EL PASO” incluso para los militares de guardia en la zona. ¿Qué ocurre en Bobadilla? Los casos como los de Morón de la Frontera, Cabo de Creus (que ya publicó está revista de la mano de periodista y redactor Miguel Pedrero) no han hecho más que abrir la caja de Pandora de una serie de incidentes relacionados con el fenómeno OVNI tan extraños e inquietantes como sorprendentes.

Como moraleja a toda esta apasionante e insólita experiencia reproducirles lo que un mando de Bobadilla no afirmaba: “los mejores expedientes de lo que ustedes investigan son los que nunca saldrán a la luz pública y son los que guarda el Ejército… Ellos dirán que jamás existió”. Y es que una vez que caen sobre ellos el sello de “Confidencial” todas quedan conectadas todas bajo la pesada losa del silencio militar…

Anuncios
 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: