RSS

EL ESPECTRO DE LA OUI-JA

08 Ago

EL ESPECTRO DE LA OUI-JA

Por: Jose Manuel García Bautista

El tablero de la Oui-ja es uno de esos elementos queridos y odiados al 50%. Tras la emisión del programa “Psicofonías” en la cadena Sevilla FM Radio para “En los Límites de lo Desconocido” presentado y dirigido por estos dos investigadores, el fenómeno de las “voces del más allá” comenzó a interesar desmedidamente a una parte de nuestra audiencia. Habíamos dedicado ya otro programa a la “oui-ja y sus misterios” y ante todo pedimos prudencia tras dos horas de disección del fenómeno de “contacto”. A mediados del mes de Noviembre, con pocos programas realizados aún estábamos ganado audiencia pero podríamos decir que ya teníamos un sector consolidado y “enganchado” al mundo de los misterios a través de nuestro programa y nuestra cadena radiofónica (Sevilla lo estaba pidiendo a gritos). Todo marchaba bien, en futuros programas nos dedicamos a temas tan espinosos como “Manises”, “Morón” o “Fraudes”. Preparábamos el siguiente programa cuando al revisar el correo electrónico leía con atención una nota de un grupo de chicos que habían tratado de realizar psicofonías, en una vieja casa en ruinas en las afueras de Sevilla (unas de esas casas apreciables desde la carretera), cuando hacía oui-ja…

La cosa no tenía más importancia ,a priori, hasta que Salvador Delgado y Carlos Torres -dos de los chicos que realizaban la sesión- comenzaron a leer el mensaje el supuesto ser o entidad contactada, les decía claramente que “me habéis despertado de mi letargo, a partir de hoy seré vuestra compañía allá donde vayáis… ” La supuesta entidad contactada decía llamarse Fernando de Medina que había vivido en nuestra región y que tenía un supuesto peso específico en la sociedad del tiempo en el que vivió. Los chicos no hicieron demasiado caso al supuesto mensaje recordando las palabras de estos dos “locutores” : “la Oui-ja hay que tomarlo como un juego…” pero olvidaron nuestra coletilla “pero nunca a broma…”.

A menudo, durante nuestras investigaciones hemos podido comprobar como debido a la psicología del grupo y a su inmadurez lo que simplemente debía ser un pasatiempos se convirtió casi en una tragedia creada y relacionada por su propio subconsciente.. No es ni será el único caso parecido o similar a este que nos encontremos en nuestro discurrir y transitar por el mundo de la investigación de lo paranormal, a buen seguro habrá más… Creer en la veracidad de los mensajes recibidos es una cuestión de fe ciega, cierto es que en un número elevado de ocasiones, la entidad contactada parece conocernos bastante bien, pero también puede que la entidad contactada sea en realidad uno de los participantes a la sesión. La oui-ja no es ningún juego y tampoco debe de tomarse a broma aunque asistamos a ella como un juego, siempre es mejor asistir con esta mentalidad que con una elevada dosis de temor y miedo.En estos casos la propia sugestión hace que la ficción se convierta en dura realidad.

¿Cuántas historias hemos oído o nos han contado acerca del “peligro” y misterios del famoso tablero denominado como oui-ja? Son muchas las historias sobre los contactos con entidades de otros planos a través de éste famoso tablero y es mucha la leyenda negra que cubre la práctica contactista a través del mismo. ¿Quizás esas mismas historias son las que han perjudicado en un movimiento involuntario al famoso tablero? Pero no es menos cierto que la propia actitud de sus participantes ha hecho el resto y créanme que sentimos decir esto pero muchos de los que hoy tratan de hacer oui-ja no está preparado psicológiamente para ello… se dejan arrastrar por el miedo y esto desequilibra sus mentes.

Hablar sobre casos de la Ouij-a es prácticamente repetir lo mismo una y otra ves y siempre cuando se repite un caso de psicología débil que sucumbe a la “presión” de su propio mensaje, es repetir una y otra vez los mismos riesgos , los mismos peligros y los mismos desencadenantes causa-efecto…

Nuestros seis jóvenes amigos habían acudido en sus ciclomotores en la noche de un Sábado 25 de Noviembre a un viejo caserón cercano a la localidad de Alcalá del Río cercano a una famosa presa de agua. Los chicos acompañados por tres chicas se pusieron a jugar con el tablero en un alarde de “valentía” y rememorando la película de “El proyecto de la Bruja Blair” ,con esta dosis de miedo interno que ninguno quería reconocer, tremendo respeto a lo que iban a hacer, débiles, muy débiles psicológicamente pero jugando a ser mayores y siguiendo ,o más bien , desoyendo los consejos que se habían dado al respecto en un programa radiofónico sevillano se propusieron realizar un contacto sin igual.

En un principio las chicas no aceptaban jugar alegando que había “cosas más divertidas que hacer un Sábado noche que ponerse a hacer tonterías con un tablero” pero los chicos insistían una y otra vez en el tema y en su participación. Las tres chicas reconocieron abiertamente el miedo que sentían por este tipo de sesiones contactistas y aún más tras la noche anterior haber visto la película referida, si a ello le sumamos lo oído en la radio sobre la precaución que debían de tener con este tablero hacía que tuvieran una actitud negativa al respecto. Los chicos, los dos citado, también reconocieron su temor interno pero “no podíamos aparentar miedo ante las parientas…” ,el tercer chico se mantiene sin querer hablar del tema. La sesión comenzó y tras recibir aquel lacónico mensaje del ser “despertado” la inquietud se apoderó del grupo y se comenzaron a perder los nervios, las chicas comenzaron a desvariar pensando que para siempre tendrían un fantasma a su vera y la imaginación comenzó a volar en voz alta por los rincones de aquel viejo caseron…

Tremendamente asustados dieron por finalizada la sesión bruscamente, montaron en su motos y en un mare-magnum de circunstancias comenzó una tormenta seca con estelas de rayos que aún encresparon más los nervios de los chicos. En un histerismo casi sin igual las chicas oyeron un último ruido en la casa y creyeron ver sombrasen la fachada de la casa ante lo cual salieron de allí a todo lo que daban sus vehículos de dos ruedas. Entre llantos se dirigían a Sevilla no sin antes ver a lo lejos una extraña forma luminosa que creyeron todos que se trataba del “fantasma” anunciado -realmente no era más que un impermeable fluroescente sobre un poste junto a la carretera a una distancia de unos 50 metros de la posición de frenado de los ciclomotores. La histeria se hizo aún mayor y en un acto casi suicida giraron sobre la misma calzada para dar un rodeo hasta sus hogares en San Jerónimo (barriada de Sevilla) .Al llegar se dieron cuenta como habían olvidado la grabadora en el viejo caserón y pensaron que debían de volver a por ella…quizás otro día. Tardaron en hablar del tema casi una semana y llegaron a la conclusión de que debían de hacerlo con profesionales y expertos en el tema. Sabían de nuestro programa de radio y gracias a ello se pusieron en contacto con estos dos investigadores vía correo electrónico.

Tras facilitarnos un número de teléfono pudimos hablar con todos ellos ,a los cinco que manifestaron su miedo ante la sesión sólo nos restó recordarles que no había que ir con miedo jamás a una sesión de oui-ja, que su miedo había obrado el histerismo y los nervios, que la película visionada tiene poco de real y les recordamos lo que es la oui-ja y todo lo que la rodea. El sexto participante aceptó hablar, con una evidente actitud negativa hacía estos dos investigadores no soportó la presión de un “interrogatorio” y ante la actitud sospechosa que mantenía decidimos apretar un poco nuestra línea de actuación. El chico se derrumbó y reconoció haber movido él el master de la tabla con el mensaje, le gustó la historia de “Tomás Bonilla” que contamos en la radio y que era una entidad con la que contactaba mi compañero cuando realizaba oui-ja. De esa guisa decidió llevar a cabo su propia trama para llevar emoción a aquella noche y dejándose llevar por la película vista ideó algo que llevará nervios al grupo… como él mismo reconoció ,las cosas se le fueron de las manos y se contagió de aquel extraño ambiente de tal forma que creyó que su “broma” estaba cobrando realidad y fue el que más se dejó llevar por el miedo, la histeria y los nervios desmedidos… después de aquello el sentimiento de culpa interno lo llevó a encerrar en lo más oscuro de su recuerdo ese episodio no queriendo hablar de él ,como si lo hubiera olvidado o que jamás hubiera sucedido, pero llevándolo siempre presente… La confesión ante nosotros lo alivió a la vez que la obligación moral de confesar ante sus amigos . La grabadora desapareció del lugar, evidentemente alguien se encontró con el regalo dejado allí por nuestros seis amigos…

Una vez más contemplamos como la fragilidad, la débil psicología, las bromas, el miedo , los nervios y otras circunstancias hacen que lo que debería de ser una experiencia nueva se convierta en el principio de casi una tragedia .Actitudes tan negligentes como la anteriormente narrada son las que hacen que ese tablero llamado Oui-ja sea temido y respetado al 50%, querido y odiado al 50% y víctima propiciatoria de culpas en un 90% de los casos que acaban mal tras una sesión engrosando así la larga lista que hace de la Oui-ja una leyenda difícil de olvidar para los que se dejaron llevar por ella…

Anuncios
 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: