RSS

UNA SINGULAR TELEPLASTIA

19 Sep

UNA SINGULAR TELEPLASTIA

Por: Jose Manuel García Bautista

La singular historia de la misteriosa imagen aparecida en un inmueble en la calle Febo de Sevilla

Alguna vez en nuestra vida,todos,hemos oído hablar del famoso y singular fenómeno que se produjo en la localidad de Bélmez de la Moraleda (Jaén) y más concretamente en el número 5 de la calle Rodríguez Acosta dónde habitualmente vive la señora María Gómez Cámara.En dicho domicilio comenzaron a aparecer misteriosas caras y formas en las paredes,suelos y más recónditos lugares.Aquellas formas parecían como “pintadas” y sin embargo no habían pigmentos sobre ellas,parecía un fenómeno inherente a la propia estructura del suelo o paredes.Más tarde el misterio sería aprovechado por el Ministerio de Información y Turismo del régimen del general Franco para atraer más la atención sobre el lugar y así al turismo y a sus múltiples beneficios.Desde entonces el tranquilo pueblecito de Bélmez de la Moraleda sería conocido por “LAS CARAS DE BÉLMEZ” y el fenómeno tendría su nombre (ya conocido por los estudiosos del tema) en el término “TELEPLASTIA”.Desde entonces mucho se ha hablado de éste fenómeno y de las teleplastias de Bélmez…

Pero,¿qué es una teleplastia?Una teleplastia es una especie de representación,un “dibujo al carboncillo” en mayor o menor medida y que no pasa de ser un esbozo en el que no ha intervenido la mano humana…En una teleplastia no hay ningún elemento artificial,ni pintura ni agente químico creado como elemento inhibidor y artístico.Es un fenómeno natural al igual que su manifestación y quizás solamente es explicable desde un punto de vista paranormal,parapsíquico y parafísico…Dentro del campo de las teleplastias hay muchos y diferentes tipos,entre ellos tenemos las teleplastias dominantes,fijas,semifijas y fugaces y todas ellas con las mismas características generales enunciadas anteriormente más la particularidad de apreciar en ellas un ligero movimiento (imperceptible y solo apreciable con el paso del tiempo y con muchas fotografías para notar dichos cambios y movimiento).Es en suma un fenómeno apasionante y muy ligado a la fenomenología paranormal. Toda esta introducción no es en vano,sirve para introducir al lector de éste informe en el caso investigado por este investigador (permítame el juego de palabras).

La calle Febo corre paralela a la popular calle Pagés del Corro entre el barrio de Triana y Los Remedios,es una singular calle,”estrecha” y con un ligero antagonismo en sus edificaciones.Temenos desde edificios de nueve plantas y sumamente modernos hasta casas típicas de pueblos más propias de la conocida “Ruta de los Pueblos Blancos” que de una moderna capital aún enraizada en antiguas tradiciones y ligada a su más antiguo pasado.En ésta calle vive nuestro protagonista y su familia (F.O.),en el número 8 de la misma.Estas personas un buen día decidieron tirar un tabique de su vivienda y “correr” la habitación para así gozar de más espacio.Al tirar el mencionado tabique resultó ser un falso muro de escayola que hacía de cámara aislante y térmica entre estancias.Continuaron tirando el tabique y pronto surgió de la auténtica pared la imagen de una señora.Sólo aparecía su cara en un ligero esbozo y su mirada intrigante y misteriosa sembró de horror a la esposa de nuestro protagonista.Pronto surgió en su cabeza el caso de Bélmez y pensó rápidamente en su casa llena de rostros y formas fantasmales y siendo el “circo” y la atracción del barrio.Nadie se atrevió a tocar la imagen e incluso no querían ni entrar en la estancia.Precisamente el propietario del inmueble se puso en contacto con una empresa de reparaciones para volver a poner el falso tabique en su sitio y ocultar la imagen.La empresa en cuestión era la que la familia de este investigador posee en el barrio de Los Remedios y al oír comentar el caso de esta imagen no pudo más que apresurarse en ir hacia el lugar para evitar una “aberración” paranormal y de investigación.

Al llegar al lugar a la mañana siguiente (día 27 de Febrero de 1999,Jueves) y aquejado de un leve proceso gripal pude distinguir el ambiente tenso que se respiraba en el lugar,e incluso mis familiares se encontraban un poco incómodos ante la situación y con algo de miedo.Se les había encargado hacer desaparecer la imagen por el medio que fuera y si no obtuvieran éxito el encargo era tapiar la imagen,las órdenes habían cambiado.Todos se calmaron al verme aparecer,e incluso me vendieron como el especialista en estos casos.Una vez allí no me permitían tocar la imagen,solo verla.Creían que algún tipo de maldición iba a caer a cualquiera que se acercara a la imagen o la tocara,de ahí que ellos no quisieran hacer el trabajo “sucio” y se lo encargaran a una empresa…Yo no podía hacer nada si no me dejaban trabajar con la imagen y comprobar su carácter.Tras mucho hablarlo se me autorizó a tomar unas muestras que luego analizaría.Como todos sabemos,las teleplastias no se pueden borrar y mucho menos camuflar bajo capas de pinturas y de ello me encargué de hacerlo saber,aumentando el desánimo familiar…Al ver la teleplastia me sentí de forma especial,jamás había visto ninguna y no pensaba dejar escapar aquella magnífica oportunidad.Sabía lo que había que saber sobre el tema y sabía como actuar,con éste convencimiento me decidí a realizar una labor lo más profesional y objetiva posible.

Al comenzar a estudiar la imagen observé como los rasgos se parecían a las de la famosa casa de Bélmez,era como un esbozo de dibujo al carboncillo.Representaba una mujer de aspecto joven y serio.Grandes ojos y un marcado peinado a la antigua.La sorpresa surgió cunado al acercarme y pasar un bisturí por el dibujo pude observar como el persistente carboncillo caía,…se trataba de un dibujo realizado en la pared por algún artista desconocido.Manifesté mí descubrimiento a los asistentes y nadie podía creer lo que estaba oyendo.Con un paño humedecido en una disolución de alcohol,amoniaco,detergente y antigrasa froté la pared con energía y aquel dibujo se desvaneció en un increíble mancha grisácea en la pared.El misterio estaba solucionado y la tranquilidad llegó de nuevo al hogar de esta familia.No obstante aún quedaba una pregunta en el aire.¿Quién más había realizado obras en el inmueble? Se me contesto que había sido un hermano de la señora del hogar hace la friolera cifra de aproximadamente 20 años.El hermano aún vive y en contacto con él se le recordó la obra en el hogar de los Ortega.La recordó y hubo de recordarle sí dibujó algo a alguien lo hizo,tras un tiempo tratando de hacer memoria,este hombre recordó que dibujo con el lápiz de albañil de su oreja un rostro de “la Cardinale” (en teoría la artista italiana Claudia Cardinale) de recuerdo en la falsa cámara creada en el hogar y que sólo pretendía ser una especie de firma o rúbrica de la obra realizada.Al explicarle el revuelo creado el señor se reía con jocosidad ya que “no se imaginaba al miedica de mí cuñado espantado por un dibujo mío,tan mal no dibujo.Habría que ver al “Juan Cogones” corriendo de miedo y asustando a mis sobrinos y a mí hermana”.

Todo quedó solucionado y se llegó al fondo de esta cuestión y de este caso,esta vez no fue un error de percepción ni una extraña anomalía,ni tan siquiera un defecto de forma o visual,ésta vez fue,como tantas otras veces,el miedo a lo desconocido,el miedo a lo paranormal,el miedo a convertir su hogar en la atracción de un barrio y a perder su apacible existencia.En suma,todo fue debido a los diferentes miedos que asolan y azotan nuestras mentes y que en determinadas circunstancias nos atenazan no dejándonos ver otras realidades y otras alternativas a aquello que ya hemos encasillado como un FENÓMENO PARANORMAL…

Anuncios
 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: