RSS

TERROR EN EL CORTIJO DE LAS LÁPIDAS

23 Oct

TERROR EN EL CORTIJO DE LAS LÁPIDAS

Por: Jose Manuel García Bautista

Los investigadores de lo paranormal están acostumbrados a pasar largas jornadas en busca de lo imposible, en busca de la demostración del fenómeno que desean captar con sus grabadoras y videocámaras. Imágenes que vendrán a arrojar datos y mostrar una realidad puede que incuestionable.

En ese afán se encuentra el grupo de investigación sevillano GPS, un grupo formado por Lorenzo Cabeza y Mª. Carmen Bravo, habituales ya en los lugares más emblemáticos o secretos donde, presuntamente, se manifiestan fenómenos paranormales o se han descrito apariciones de fantasmas.

En esta ocasión el grupo GPS se desplazó hasta un cortijo de la provincia de Sevilla, un cortijo que se encuentra en los aledaños de una carretera muy transitada donde, en su entrada al cortijo, es un punto negro de tráfico en Sevilla, tal y cómo informa el investigador Andrés Blanco.

El lugar, aparte de muertes en accidentes, registra otra muerte trágica sucedida en un pasado. Se trataba de un trabajador que araba con su tractor, a la altura del cortijo abandonado donde sus tierras aun sirven para la siembra.

El cortijo consta de una vivienda, almacén, antiguo molino, pozo, una nave para el ganado, alberca y palomar. Esta propiedad perteneció a un familia conocida hasta hace una década donde ya paso en herencia de sus familiares y estos la vendieron a un dentista muy conocido de Madrid. La lejanía, dejadez, o fin de un capricho, hizo que el nuevo propietario la dejara la casa abandonada si bien sigue sacando rentabilidad a sus tierras que son alquiladas para la siembra de diferentes cosechas.

En el mundo de la investigación Andalucía se le conoce como “El Cortijo las Lapidas” debido a que en una parte del almacén podemos encontrar una lápida con el nombre de Salud Gutiérrez, que se encuentra allí ya que estaba enterrada en el cementerio del pueblo y cuando realizaron el nuevo trasladaron los restos a este quedando la lápida guardada en el almacén de la casa, por la fecha del traslado aún tenía actividad. También en la casa hay restos de otras lapidas de las que se desconoce sus propietarios o procedencia.

Andrés Blanco cuenta que la vivienda que actualmente existe no es la original que fue derruida, en su lugar se edificó la actual que está, hoy día, en mejor estado. El edificio que se encuentra frente a la vieja casa era un molino, el único que tenía la zona y que rindió cuantiosos beneficios.

El bisnieto del propietario (se omiten nombres por deseo familiar) cuenta del lugar que cuando vivía la familia allí, ya sucedían “cosas raras en la zona del Palomar y la alberca…”, lo cual era una indicación válida para comenzar la investigación.

El grupo GPS estuvo en diversas ocasiones en “El Cortijo de las Lápidas” acompañados inicialmente de los investigadores José Manuel Saldaña y Fede “Tiki” -como se le conoce popularmente-, hubo un fenómeno que les llamó la atención y sorprendió. Mª. Carmen Bravo comentaba: “nos llevaron hasta este lugar, en la investigación conjunta con ellos vimos como los cierres del maletín, que no estaban cerrados, comenzaron a vibrar. Nos encontrábamos en el salón, justo al lado de la cocina, y el EDI -un aparato de comprobación- nos marcaba picos de que algo sucedía, raro ya que en verano en Sevilla no corre ni gota de aire”.

Otra de las experiencias que tuvo la investigadora fue como “noté como unas manos separaban las piernas como si quisieran pasar por debajo de ellas… ¿Un niño quizás? Entonces los detectores puestos en la escalera sonaron como si alguien subiera a vernos. Sentimos pasos, golpes y cuando se les pedía como respuesta “algo” una sucesión de fenómenos nos hicieron volver en otras dos ocasiones, una sin obtener resultados y en la última donde las psicofonías contestaban inteligentemente a nuestras preguntas”.

Entre las respuestas más sorprendentes, registradas en la zona dónde se encuentra la lápida actualmente Mª. Carmen Bravo se comenzó a encontrar mal:”tenía vómitos, mareos y nos obligó a abandonar por esa noche la investigación, donde hasta ese momento obtuvimos magníficos resultados y psicofonías como “vente”, “maldito”, “muerte” o “voy a esperarte”, sorprendentes”.

El investigador Fede “Tiki” añade: “Hubo también una sesión ouija muy interesante en la zona de la lapida… (Antes de que se desvelara su procedencia)” recuerda y explica: “Se dispuso la tabla, “Spirit Box” y medidores K2 y EDI. Curiosamente ante las preguntas de los presentes, parecían contestar a la vez la tabla y la Spirit, así como los medidores se disparaban ante las respuestas aparentamente inteligentes…”

Le sorprendió algo al investigador: “Una palabra aparecía claramente: “funeral”, ante la pregunta “¿Quieres que recen por ti?” la respuesta fue un rotundo “Si” a la vez que el K2 y el EDI marcaban picos máximos, en ese momento los presentes que eran creyentes se unieron y rezaron por Salud… Mientras los no creyentes acompañaron en silencio la oración. Tras esto, y reanudada la sesión, y ante la pregunta “¿Te ha servido la oración?” la respuesta, tanto vía tabla como Spirit, fue clara “si” “gracias”… A partir de entonces la zona de la lápida, a pesar de ser la mas llamativa, es la que menos o ninguna aparente actividad registra de la hacienda”.

Son sólo algunos ejemplos de las investigaciones realizadas en el misterioso “Cortijo de las Lápidas” que aún debe deparar muchas más sorpresas y datos reveladores en cuanto a la actividad presuntamente paranormal que en su interior se ha detectado.

*Imagen cedida por Lorenzo Cabeza.

Anuncios
 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: