RSS

LAS APARICIONES MARIANAS, LAS APARICIONES DE LA VIRGEN

13 May
LAS APARICIONES MARIANAS, LAS APARICIONES DE LA VIRGEN

Por: Jose Manuel García Bautista

Uno de los fenómenos que más impactan y llaman la atención entre los fieles cristianos es, sin dudas, el de las apariciones marianas, la simple aparición de una figura divina siempre ha sido un hecho, en cualquier cultura, digna de ser narrado en sus crónicas históricas sea cual sea la religión o credo que se profese, pero dentro del orbe cristiano siempre ha potenciado y fomentado la devoción, principalmente, en la figura de la Virgen María. Apariciones como las de Fátima, en Portugal, o Lourdes, en Francia, son una referencia en todo el mundo que hoy mira con atención a otros puntos del mundo donde se están produciendo fenómenos muy similares en pleno siglo XXI.

Si antaño era más propio de entornos rurales y la comunicación no era tan inmediata como en nuestros días, añadido a ello la creencia y enclaustradas convicciones de las personas de siglos atrás, hoy vivimos una época de mayor escepticismo pero también de mayor alcance cuando uno de estos hechos se produce.

Ha sido en los últimos dos siglos cuando el fenómeno de las apariciones marianas ha tenido una mayor eclosión en todo el mundo, afectando a personas humildes que han sido los testigos del prodigio. Para los creyentes de trata de todo un ejemplo del poder de la divinidad, un milagro, para los más escépticos simple sugestión, ganas de creer… Pero, ¿qué hay de cierto en todo el tema de las apariciones marianas?

Cuando se produce una aparición mariana se dice, por parte de los fieles, que es la Virgen María la que selecciona, la que elige, a la persona a que se va a manifestar. Normalmente la persona sobre la que recae esta gracia recibe el nombre de ‘vidente’ aunque durante toda su vida, corta o larga, hay transcurrido en la más absoluta normalidad. Es a la persona que hace de canalizadora del mensaje divina, del mensaje de la Virgen María la que, a través de su boca, va a dictar la profecía, advertencias, consuelos y hasta de contenido apocalíptico haciendo temer la ira de Dios si no se retoma el buen camino, la buena senda, aquel que está conforme con las ‘normas’ celestiales. Todo ello queda muy dentro del fervor religioso y debe ser tenido en cuenta por aquellos temerosos de Dios que se encuentran dentro de la religión. Aunque esto es desde un punto de vista subjetivo pues retrata el sentir del cristiano que acude al lugar de una aparición mariana o es testigo de la misma.

Una de las peticiones más usuales que se hacen dentro del entorno y los enclaves de las apariciones marianas es el rezar, el pedir plegarias, el confiar secretos que afectan a toda la humanidad y que, de alguna forma, es un mensaje, es un toque de atención. Es la ‘comunicación divina’ o ‘comunicación Mariana’. Igualmente hay secretos ‘dictados’ que no pueden transmitirse por pesar sobre ellos la losa del secreto –como en el caso de las apariciones y mensaje de Fátima- y sólo se pueden comunicar en los momentos o días antes de la muerte, dejarlo por escrito, o silenciarlo para que nunca se conozca.

Los videntes suelen ser personas sencillas, humildes, devotos, en muchas ocasiones son niños que además de ver a la Virgen tienen la capacidad de escucharla.

En el estereotipo de aparición mariana además de la visión y audición de la imagen celestial tenemos otra serie de fenómenos importantes como el percibir fragancias, olor a rosas, escuchar una música armoniosa y ver una luz resplandeciente. Estas sensaciones no tienen por qué darse en una misma aparición siendo fenómenos alternativos y no siempre recurrentes. En otras ocasiones, por ejemplo, sólo se ve una luz y se escucha una voz, son variantes diferentes para un mismo fenómeno que puede variar en función del vidente.

Desde el año 1830 las apariciones de la Virgen han visto multiplicado su escenario en todo el mundo pero cierto es que se han desvirtuado muchas de esas apariciones por politizarlas o ser, simplemente, falsas. Francia es el país con una mayor número de registros aparicionistas, España le sigue e Italia, países eminentemente católicos.

Francia, país fervoroso, que vio su número de fieles disminuido por la Revolución Francesa de 1789, curiosamente hay un mayor número de apariciones marianas en países donde se viven momentos más difíciles o convulsos, el último ejemplo de ello la localidad de la antigua Yugoslavia Medjugore.

No obstante las apariciones marianas también son tildadas de simples actos de charlatanería, sugestiones colectivas o fraudes, en algunos casos –apuntan los más radicales- que promovidas por la misma Iglesia y achacan también a lo selectivo de la Virgen María que siempre elige gente humilde y de poco peso social antes que a los que se pueden hacer oír. En su opinión los primeros son fácilmente manipulables e influenciables.

La Iglesia por su parte otorga la libertad para creer o no en las apariciones marianas, no obliga a nadie a ello. Sabe que muchas curaciones milagrosas no son aceptadas por los científicos pero, pese a ello, tienen un carácter inexplicable. No obstante tiene su propio protocolo de actuación, que sería:

1º.- Constatar el fenómeno sobrenatural.

2º.- Posible refutación del fenómeno sobrenatural.

3º.- Imposibilidad de constatar que se trate o no de un fenómeno sobrenatural.

Las dos primeras opciones son concluyentes, la tercera varía en función de nuevas informaciones, datos y estudios.

Serían las distintas visiones de las apariciones marianas donde creer o no creer es cuestión de fe.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: