RSS

Archivos diarios: julio 14, 2017

EL ORIGEN DE LOS FANTASMAS MENTALES CAUSA DE FALSOS POSITIVOS EN INVESTIGACIÓN

EL ORIGEN DE LOS FANTASMAS MENTALES CAUSA DE FALSOS POSITIVOS EN INVESTIGACIÓN

Por: Jose Manuel García Bautista

En muchas ocasiones el investigador de lo extraño, de lo inexplicable, se encuentra con casos difíciles de explicar máximo cuando en las investigaciones no se ha podido captar el fenómeno en si y se ha dejado todo al factor testimonial que los testigos manifiestan. Vivencias extrañas, aterradoras, que nos son contadas y que con asombro escuchamos.

Pero el escuchar a un testigo no significa creerlo a pies juntillas sino que ese mismo testimonio hay que ponerlo en duda y tratar de buscarle una explicación allá donde la hipótesis paranormal es la última que debemos sopesar.

A la hora de evaluar el testimonio de un testigo hemos de tener en cuenta causas que pueden afectar al mismo y que puede dar lugar a un falso positivo en cuanto a manifestación espectral o paranormal dice vivir el mismo. Para ello hemos de conocer esos errores, como:

*Errores perceptivos cerebrales:

Es habitual escuchar descripciones de fantasmas, vía “médium” o “vidente” en el que se nos describen a los mismos como seres vestidos de época, incorpóreos, que no interactúan con su entorno, sólo parecen “pasear” de forma cíclica. Quizás por que en muchas ocasiones no son más que recreaciones de nuestra mente, fallos o errores mentales.

Así el científico Joe Nickell, investigador y miembro del Comité para la Investigación Escéptica, indica que las visiones de fantasmas pueden estar provocadas por el cansancio de nuestro cerebro en un estado cercano al suelo creando una especia de ilusión óptica: “El párpado se contrae o un insecto vuela en nuestro campo visual y, momentáneamente, tenemos una visión mental. Es como si nuestro ojo tuviera una doble exposición por un breve momento”.

*Parálisis del sueño:

Se calcula que el 60% de la población mundial ha vivido, alguna vez, una experiencia difícil al dormir que es la parálisis del sueño. Durante la misma podemos creer que estamos despiertos en nuestra habitación, dormitorio, y desde la cama ser testigo como en ella hay fantasmas o seres monstruosos, es una vivencia de lo más real, parece que estamos despiertos pero no podemos mover un sólo músculo o gritar, es muy angustioso pero la realidad es que se está dormido, la persona está soñando. Es una alucinación en el sueño donde se crea perfectamente el entorno donde estamos y nuestra sensación de estar despiertos.

Muchos creen haber vivido un experiencia paranormal pero realmente es una alteración en el sueño.

*Intoxicación por monóxido de carbono:

Una de las explicaciones más recurrentes con respecto a los falsos positivos de experiencias con fantasmas es la que los atribuye a la intoxicación por monóxido de carbono. Así en la década de los años 20 del pasado siglo XX el oftalmólogo William Willmer publicó una investigación, en 1921, en el American Journal of Ophthalmology, donde se investigó en una casa encantada. Los miembros de la familia decían que vivían fenómenos paranormales, que escuchaban ruidos extraños, que sentían presencias en la casa e, incluso, habían visto una presencia extraña. La madre vivió un encuentro con un “fantasma” y las plantas de la casa habían muerto… La explicación se encontró en un fallo en el horno de la casa que le hacía emanar gas y había envenenado por monóxido de carbono a la familia siendo el responsable de las alucinaciones de la familia.

Así el respirar aire contaminado por monóxido de carbono es tóxico para el ser humano y hasta mortal. En dosis más pequeñas puede provocar alucinaciones y es difícil de detectar pues no tiene olor y puede tener su origen en una estufa, caldera, calentadores de agua, calefactores y otros aparatos domésticos que queman combustible.

*Infrasonidos y ultrasonidos:

En mis investigaciones en aquellos lugares donde me llaman para estudiar presuntos fenómenos paranormales la última opción en barajarse en siempre la paranormal, antes de todo ello se contemplan explicaciones que puedan responder satisfactoriamente a un fenómeno que resulta, aparentemente inexplicable.,

Una de las opciones que siempre contemplo es la presencia de ultrasonidos e infrasonidos, que tanto afectan a la persona y que pocos son los que se detienen a comprobar este aspecto. Para ello dispongo de un medido que te indica la presencia de esta gama de sonidos inaudible. Curiosamente si en un inmueble de detectan infrasonidos o ultrasonidos y localizamos la fuente de la emisión lográndola anular habremos logrado eliminar la fuente que puede perturbar a una familia. No es magia, es Ciencia, no es “quitar un fantasma” es detectar una anomalía que afecta a unos campos de nuestro cerebro haciendo que, incluso, se lleguen a tener falsar percepciones e, incluso, visiones.

Son medidores caros, costosos, difíciles de encontrar pero una vez en nuestro poder son una herramienta indispensable para lograr establecer paralelismos si es que hay en ese inmueble presencia de esta gama de sonidos inaudibles pero que afectan al cerebro.

Hay quien este tipo de explicaciones no las entiende dentro de un campo de investigación paranormal e, incluso, deforma la información sacando todo tipo de rémoras que usar como arma arrojadiza pero la verdad es que la Ciencia ha establecido el patrón con el que los infrasonidos y los ultrasonidos afectan al cerebro humano haciéndole creer en falsos fenómenos paranormales que se crean en el cerebro.

Así, en torno a todo ello, ElConfidencial publicaba una interesante información en la que se verificaba estos aspectos: “Un laboratorio médico es un sitio inusual para las apariciones fantasmales, pero en 1998 el profesor de la Universidad Coventry, Vic Tandy, llegó a pensar que quizás los creyentes en lo paranormal estuvieran en lo cierto. Sus compañeros se quejaban de que notaban escalofríos, como si una presencia sobrenatural pasar a su lado rozándoles. La señora de la limpieza aseguró haber visto extrañas presencias por la noche y el propio Tandy tuvo que admitir que una noche que estaba solo tuvo una alucinación.

En algunos lugares tradicionalmente encantados se sienten vibraciones propias de frecuencias sonoras imperceptibles para nuestro oídoCuando Tandy empezaba a dudar de su profundo escepticismo, experimentó un nuevo fenómeno: mientras sostenía una herramienta en la mano esta empezó a vibrar. Entonces se dio cuenta que sólo se movía en el centro de la habitación, nunca a los lados. Y empezó a atar cabos. Descubrió que habían instalado un nuevo ventilador en el laboratorio que generaba una frecuencia de 19Hz, imperceptible para el oído humano (que detecta los sonidos a partir de los 20hz), pero que provocaba extrañas vibraciones en el centro de la sala.

En un estudio publicado en el Journal of the Society of Psychical Research, al que llamó The Ghost in the Machine, Tandy calculó la frecuencia generada por el ventilador que, al rebotar en las paredes del laboratorio, confundía a los trabajadores con sus vibraciones. En cuanto el investigador apagó el ventilador desaparecieron los fantasmas. Más tarde Tandy realizó estudios de infrasonidos y comprobó que algunos lugares tradicionalmente encantados como el Castillo de Edimburgo o el sótano de la Catedral de Coventry tenían también ondas similares a la de su laboratorio”.

En otro artículo publicado por la SPR de Londres se dice a este respecto: “El escenario es conocido. La persona entra a una gran iglesia, catedral o templo y al escuchar las notas musicales del órgano experimenta ciertos sentimientos extraños que se manifiestan en curiosas reacciones del organismo. El individuo registra estas impresiones y, al no encontrar una explicación disponible, le atribuye a Dios y a la espiritualidad del lugar estas sensaciones peculiares.

Sin embargo, un nuevo experimento realizado en Inglaterra ha encontrado una explicación más terrenal para estas percepciones: el infrasonido. Estas ondas imperceptibles al oído humano son las responsables de muchas sensaciones curiosas que hasta el momento nadie había podido explicar. Hace unos meses, SinDioses publicó un interesante estudio realizado por el doctor Richard Wiseman, psicólogo de la Universidad de Hertfordshire y experto en investigaciones paranormales, quien descubrió que las casas encantadas y embrujadas de Inglaterra en realidad estaban poseídas por estas ondas de baja frecuencia que son percibidas por el organismo humano como vibraciones puras y no como un sonido continuo. El investigador descubrió que los lugares más embrujados estaban asediados por ráfagas de viento y ondas bajas de infrasonido.

En un nuevo experimento controlado y realizado en Londres, un equipo de científicos ha corroborado los resultados de Wiseman. Una de las investigadoras en el proyecto, la ingeniera y compositora Sarah Angliss supervisó la construcción de un tubo, como los que utilizan los órganos para producir notas musicales, de siete metros de longitud.

“Los tubos largos producen notas bajas y algunas mucho más bajas de los 20 hertz que es la frecuencia que comenzamos a escuchar los seres humanos. Los organistas han estado utilizando estos tubos productores de infrasonido por más de 500 años así que es probable que no seamos la primera generación adicta al bajo”, explicó la investigadora.

El equipo llevó el tubo a la parte trasera del salón de conciertos Purcell en el sur de Londres. Luego invitaron a 750 personas para que escucharan algunas piezas contemporáneas y en medio de los temas mezclaban el infrasonido del tubo que producía ondas en una frecuencia de 17 hertz, a niveles de 6 a 8 decibeles. El equipo le pidió a la audiencia que escribiera cualquier sentimiento extraño o curioso en cualquier momento del concierto.

“Luego de analizar los resultados descubrimos que durante la introducción del infrasonido los reportes de experiencias extrañas y sensaciones raras aumentaron en un 22 por ciento. Teníamos personas que decían haber sentido sus muñecas temblar incontrolablemente, otros sintieron un escalofrío recorrerle la columna vertebral, hubo reportes de ansiedad, una terrible pena y un sentimiento extremo de nostalgia. Definitivamente, hemos confirmado que el infrasonido, aunque no lo podemos detectar de manera consciente, sí es capaz de hacer reaccionar al organismo de distintas formas”, explicó el doctor Richard Lord, científico acústico del Laboratorio Físico Nacional de Inglaterra y otro miembro de la investigación.

Los estudios y experimentos con infrasonido no son nuevos. De hecho, desde 1950 se han estado desarrollando armas, militares y no militares, que utilizan estas vibraciones para debilitar al oponente. Una de estas armas produce ondas tan bajas que los órganos internos de la persona comienzan a vibrar y la víctima no puede moverse por horas, días y a veces hasta mueren del ataque. Algunas de estas armas se quieren utilizar para controlar multitudes y para protección personal pero aún es difícil dirigir las ondas a un punto específico.

Por otro lado, la naturaleza también emite y utiliza el infrasonido. Tanto los elefantes como las ballenas usan ondas de frecuencias bajas para comunicarse. Estas ondas pueden viajar decenas de kilómetros por tierra y miles por mar, lo que hace más fácil la comunicación a larga distancia.

“Las vibraciones en el aire alrededor de un establecimiento de elefantes siempre me han recordado a las extrañas sensaciones que sentía cuando cantaba en el coro de la iglesia cuando era niña”, dijo para la BBC la doctora Katy Payne de la Universidad de Cornell en Nueva York y quien ha estudiado la comunicación entre elefantes por más de quince años.

Las catástrofes naturales y las condiciones climáticas extremas también producen ondas de infrasonido. Los volcanes, las avalanchas y los terremotos son unos cuantos ejemplos. De hecho, los científicos quieren utilizar la detección de estas ondas como una forma de predecir estos desastres.

Por el momento, el experimento demuestra que el infrasonido es responsable de sensaciones extrañas que antes carecían de explicación. “El infrasonido posee un impacto real en las personas y tiene implicaciones en contextos religiosos y para explicar ciertas sensaciones que hasta ahora parecían derivarse de experienciasparanormales. Pero no todo lo imperceptible por nuestros sentidos procede necesariamente de otro mundo, simplemente nos afecta en un nivel subconsciente pero definitivamente real”, concluyó Angliss.

Los efectos del infrasonido

infrasonido
Las personas en el experimento relataron ciertas sensaciones raras en el momento en que las ondas de infrasonido eran producidas en el salón de conciertos donde se realizó el experimento controlado. Entre los efectos y las emociones se reportaron:

Sentimiento extremo de pena y tristeza.
Frío desmesurado.
Ansiedad inexplicable.
Escalofríos que le recorrían la espina dorsal.
Temblores incontrolables en las muñecas.
Sensación extraña en el estómago.
Incremento en los latidos del corazón.
Pérdida repentina de la memoria.
Paz y calma exageradas y sublimes.
Euforia“.

Mi primer acercamiento a este tipo de investigación fue en el caso “Arcos de la Frontera” donde descubrimos que más que fenómenos paranormales había una tremenda picaresca pero también fuga de infrasonidos, todo ello de la mano de Manuel y José González, dos magníficos profesionales (ingenieros) e investigadores. A partir de ahí el estudio me ha hecho ir siempre armado, entre otros muchos medidores profesionales, de esta máquina que explica algunos casos y que solventa algún que otro falso fenómeno paranormal. Ciencia y Misterio, todo es Saber y Conocer, hablar e investigar conociendo allá donde dicen que se manifiesta lo inexplicable.

Todos estos apartados podrían explicar la visión o audición de presuntos fenómenos paranormales que tienen un origen más terrenal que espectral.

 

 
 
A %d blogueros les gusta esto: