RSS

DIEZ MISTERIOS POR RESOLVER (1)

25 Nov
DIEZ MISTERIOS POR RESOLVER (1)

Por: Jose Manuel García Bautista

Pese a que vivimos en una sociedad avanzada técnicamente y donde se considera, hoy por hoy, que la Ciencia es todopoderosa, son muchos los misterios que quedan por desvelar y buscarles explicación, lugares donde se producen hechos inexplicables que van más allá de cualquier razonamiento.

Visitamos algunos de esos lugares y los misterios que encierran. En muchas ocasiones conjugando Historia, Leyendas y fenómenos paranormales.

La “carretera de los huesos” en Siberia
Es uno de los lugares más escalofriantes del planeta, su entorno gélido y la leyenda que sobre él pesa no ayudan a mejorar esa imagen inquietante con la que el visitante o el ciudadano del entorno se enfrentan cuando transitan por su carretera.

Se la llama como la “carretera de los huesos”, una pista construida con sangre y muerte, la misma de todos aquellos que se opusieron al régimen de Stalin y que, como castigo, fueron enviados a trabajar, opresiva e infrahumanamente, en aquella carretera y la que las víctimas iban siendo enterradas, macabramente, bajo el mismo asfalto en la que perdieron la vida trabajando…

Cada metro de aquella carretera tiene una historia, una tragedia que contarnos; cada golpe de pico, cada pala de asfalto caliente costó la vida de una persona… los que allí trabajaban no tenían donde huir, el entorno era gélido y si escapabas en sólo unas horas morías congelado, mucho antes de alcanzar cualquier núcleo poblacional donde tener la suerte de encontrar cobijo y a alguien que no temiera al régimen estanilista.

Eran los trabajos forzados de aquella carretera transiberiana, la carretera de la muerte, la “Carretera de los huesos“, bajo ella los vestigios de los que murieron en ella…

Cuentan los lugareños que las almas de los fallecidos en las condiciones infrahumanas de su construcción aún vagan por todo el entorno. El índice estadístico de accidentes en un determinado tramo de 30 kilómetros de esta carretera es tan alto que asombra. Cuando se produce un accidente hay un denominador común en cada accidentado: no recuerda las causas del mismo ni el motivo…

Para unos es fruto de la casualidad, para otros el producto del frío y el hielo más las calefacciones de los automóviles, para otros la consecuencia de la venganza de los espectros que bajo la carretera moran en sus tumbas de asfalto, para otros simplemente el producto de filtraciones de gas… Sea como fuere no parece que nadie esté cerca de la verdad o de la realidad.

La “Carretera de los Huesos” aguarda a sus víctimas, sólo hay que evitar circular por ella…

La resurrección de Joan Norkot

Jesús de Nazaret, Lázaro… Son dos resurrecciones, quizás las únicas, que conocemos. Las Sagradas Escrituras nos han dejado una buena muestra de ello, pero están tan alejadas en el tiempo y difíciles de demostrar –salvo por la fe- que el fenómeno de la resurrección física es, poco menos, que una quimera.

Fue el doctor Henry Sampsom quién a mediados del siglo XIX copia un manuscrito antiguo, del siglo XVII, redactado por un parlamentario llamado John Mainard. El objeto de su redacción fue un caso judicial del que la víctima regresó a la vida para denunciar a sus asesinos… El suceso fue tan impactante que mereció ser recogido en los archivos del político.

Sucedió una noche de 1629 en un condado cercano a la capital londinense, Hertfordshire, la víctima había muerto degollada en su cama y atendía al nombre de Joan Norkot. En su casa vivían su hijo pequeño, su marido, su suegra, su hermana y el marido de esta, todos declararon que la muerte de Joan era un suicidio y ninguno parecía saber mucho más allá de lo declarado…

Pero las pruebas no indicaban que hubiera sido un suicidio sino más bien un asesinato. Así las cosas se decidió hacer una prueba muy particular que era “la prueba de tacto” que el jurado solicitó al juez. La “prueba del tacto” era un viejo procedimiento judicial todavía vigente en la época que consistían en la creencia de si ponías al asesino delante del cuerpo sin vida de la víctima éste reaccionaría de alguna manera. Un tanto morboso pero se pensaba que era efectivo.

Así, tras 30 días en su tumba, el cuerpo de Joan Norkot fue exhumado y delante del mismo se pusieron a las cuatro personas que vivían con ella en la casa. El juez ordenó que las cuatro personas tocaran el cuerpo de la difunta asesinada y al hacerlo el cuerpo comenzó a sudar, su piel abandonó su aspecto pálido y mortecino y un tono rosado afloró en sus mejillas… El cuerpo comenzó a abrir un ojo y lo cerró de nuevo mientras apuntaba con su dedo… Esto llenó de espanto a los presentes pero no servía de cara a un juicio, no obstante se abrió de nuevo la causa por el asesinato de la desafortunada joven.

En el nuevo juicio se abandonó la teoría del suicidio y se observaron con más detenimiento pruebas como que la cama apenas estaba revuelta, como si hubieran dejado allí el cuerpo pero el asesinato hubiera sido en otro lugar; el cuchillo estaba demasiado lejos de la cama para ser un suicidio, además presentaba rotura del cuello y corte profundo en la garganta… Hoy día, saltaría a la vista, que no se trata de un asesinato…Y se añadió una nueva pista: huellas ensangrentadas de otra persona sobre el cuerpo de Joan Norkot.

Así, sin desvelar quién había asesinado a la víctima, se declaró culpables de encubrimiento al marido, la suegra y la hermana de la víctima fueron declarados culpables y condenados a muerte. Su cuñado fue absuelto y, la mujer; al estar embarazada se libró de la pena capital.

En 1851, en la revista “Gentleman´s Magazine and Historical Review” se publicó el caso de la mano del doctor Sampsom siendo un tabernero local apellidado Hunt la persona que le había proporcionado la copia del manuscrito original de Mainard. Un relato basado en los testimonios de testigos como el clérigo y otros de peso, nunca en su presencia directa. Quedando así, para la posteridad, el extraño caso de la resurrección de la desafortunada Joan Norkot.

El fantasma de Dartmoor

Dartmoor es una región situada en el centro del condado de Devon, Inglaterra. Sus paisajes son un bello parque nacional de 953 km² que inspira muchas leyendas, alguna de ellas tan viva como el misterio que rodea a la tumba de Mary Jay. Dartmoor es muy conocido por ser el escenario de la novela de Sir Arthur Conan Doyle, “El perro de Baskerville” (1902), tal vez la más famosa de todas las protagonizadas por Sherlock Holmes, y también por el misterio del sepulcro de Mary Jay…

A finales de 1700, una niña recién nacida fue abandonada a las puertas de “La Casa de Pobres” de Newton Abbot. Como era costumbre se la dio un nombre común que empezara por la letra que en ese momento tocaba, en este caso la “J”. Buscando un nombre se la llamo “Jay” que es como se pronuncia la jota en inglés. Y como en el argot de la época también así se las llamaba a las prostitutas se le añadió el nombre de Mary.

Mary Jay estuvo en la casa Wolborough hasta la adolescencia, donde cuidaba de los niños más pequeños. Tiempo después fue enviada a la granja Canna a las afueras de Manaton. Allí entro de aprendiz, lo que significaba trabajar tanto en la casa como en el campo. Una vida muy dura con días muy largos y tareas muy pesadas. Un lugar donde una comida caliente y ropa de abrigo eran todo un lujo.

Al poco tiempo la bella Mary Jay o Kitty Jay como también se la conoce, comenzó a recibir la atención del hijo del agricultor. Quedo embarazada de este y por ello sufrió el rechazo de la familia. Repudiada la echaron de la granja con fama de prostituta. Otra versión de la leyenda dice que fue violada. Ella sabía muy bien que con ese falso rumor, nunca podría encontrar empleo en la comarca.

Tampoco quiso volver a Wolborough por la enorme vergüenza de estar embaraza. Jay acuciada tomó una trágica decisión final, ahorcándose en uno de los graneros cercanos. Su cuerpo como era costumbre no podía descansar en tierra consagrada. Incluso tras su muerte las tres parroquias locales de Widecombe-in-the-Moor, North Bovey y Manaton rechazaron enterrarla como suicida que era.

Por ello sus restos descansan en un cruce de caminos, una tumba muy visitada en la tierra magica de Dartmoor. La leyenda cuenta que este singular sepulcro, siempre tiene flores frescas en cualquier época del año y que nadie las deja. También se dice que la tumba es visitada a menudo por “Los Pixies”, pequeños seres, hadas esbeltas, que viven en los bosques cercanos.
Algunos motoristas que han pasado la noche junto al enterramiento dicen que han podido ver incluso la figura del hijo del campesino penando por el alma de J.

Hoy día Dartmoor se halla bajo la supervisión de la Autoridad del Parque Nacional de Dartmoor (Dartmoor National Park Authority).

Ciertas áreas de Dartmoor han sido usadas como campo de prácticas militares durante más de 200 años. En el resto del Parque se permite la entrada al público. Es un destino turístico popular en Inglaterra, donde la gente visita la tumba siempre cubierta de flores que supuestamente nadie deja.

Las luces de Marfa

Los fenómenos luminosos siempre provocan la curiosidad del observador, más cuando desconocemos el origen de las mismas. Una de esas luces que provoca la curiosidad, o el temor y la consternación, en aquel que la ve, que es testigo de la misma, es la denominada luz de Marfa, en Texas (Estados Unidos), particularmente visible las noches claras. La Ciencia se ha acercado a este moderno misterio y no tiene respuestas para explicarlo satisfactoriamente.

Tenemos por primera vez noticias de la luz en el año 1883 cuando Robert Reed Ellison la contempló, en primera instancia creía que podría tratarse de fuegos o fogatas realizados por los indios apaches, pero a la mañana siguiente descubrieron que no había ni rastro de aquellas donde se las divisó y originó la visión de la luz.

El señor Giddens se perdió en el lugar durante una fuerte ventisca, conocía la zona y las luces surgieron, pero fue más allá… Le hablaron y dijeron que iba en dirección contraria. Aquella luz lo llevó hasta una cueva donde lo puso a resguardo de la ventisca; la luz, en forma de esfera, estuvo con él todo el tiempo hasta la mañana siguiente, una vez alejado el peligro…

La leyenda local dice que la luz, o luces, son las almas de los colonos que fundaron aquel lugar, otros piensan que son vestigios de las señales de los
aventureros, y mineros, buscadores de oro; incluso no hay quién falte y diga que eran los hombre de Pancho Villa cruzando aquella zona de Texas… Pero eso ya no explica las apariciones de la misteriosa luz en la actualidad.

Los pueblos nativos de la zona, los indios americanos, dicen que son los fantasmas de los guerreros tratando de captar la atención de los soldados o buscando a su jefe, según sus relatos la zona estaría poseída por el espíritu de un antiguo jefe apache que protege la zona contra aquellos que tratan de robarles su oro.

Las descripciones de la luz, o las luces, son variadas, su color varía del blanco, amarillo y naranja, suelen ser esferoidales y su tamaño varía en función de la distancia y las descripciones.

Como hipótesis ofrecida por la Ciencia sólo cabe decir que podría ser el resplandor de “algo” o ese mismo “algo” que refleja la luz, pero es demasiado ambiguo para ser tenido en consideración. Si cobra más fuerza la hipótesis de que pudiera tratarse de un efecto luminoso provocado por gases que emiten los pantanos cercanos. Así el gas de las aguas estancadas puede provocar la emisión de esos gases y estos reflejos en el cielo. Igualmente pudieran tratarse de espejismos que provocarían las condiciones atmosféricas cuando el frío y el aire caliente crean un efecto visible al doblar la luz. Lo cierto es que se desconoce mucho de un fenómeno particularmente atractivo.

Desconocemos que son, que lo origina, que significan y que quieren decir… Lo desconocemos todo pero su realidad es el mudo testigo de nuestra ignorancia.

La Niña Eléctrica

Se llamaba Angélique Cottin y era una niña pequeña, francesa, de origen humilde, sus padres eran campesinos, pero ella escondía un secreto…: Ejercía un extraño efecto sobre las personas y las cosas. Este efecto hoy lo conocemos como psicoquinesia o telequinesia y Angélique provocaba hechos muy extraños que, hoy, podríamos comparar con el fenómeno de poltergeist.

Era conocida como “Chica Eléctrica” o “Chica Poltergeist” y, podríamos afirmar, que fue uno de los primeros fenómenos paranormales investigados científicamente.

Su extraña historia comenzó en la ciudad de La Perriere, en Francia, un 15 de Enero de 1846, en aquella época tenía 14 años. Sobre las ocho de la noche, Angélica se encontraba con otras niñas, estaban tejiendo guantes de seda, en ese momento la rueca que usaban comenzó a temblar como si estuviera viva, movida por unas manos invisibles…

Las niñas asustaron comenzaron a contarlo a sus padres y familiares, pero nadie les creyó. AL regresar al taller todo estaba tranquilo, tranquilo hasta que Angélique llegó y todas las ruecas comenzaron a moverse… Todas las niñas comenzaron a gritar presa del pánico; pero Angélique no sentía miedo…

Los padres de la niña pensaron que estaba posesa y pensaron en llevarla a la iglesia local para que le realizaran un exorcismo… Pero –con buen criterio- aconsejaron llevar antes a la niña a un médico, llamando la atención del párroco los fenómenos que describían que era capaz de provocar aquella niña.

Pero los fenómenos continuaban en torno a ella, cuando se trataba de sentar en una silla ésta salía disparada hacia fuera, su cama de movía, sólo podía dormir sobre una gran piedra recubierta de corcho. Los objetos de uso cotidiano se acercaban a ella como atraídos por un imán, y los muebles –más pesados- vibraban con su sola presencia. El efecto sobre las personas era curioso: recibían descargas eléctricas y se comprobó que cuando ocurría esto el corazón de la niña latía a 120 pulsaciones por minuto, e otras ocasiones –mientras este fenómeno ocurría- la niña convulsionaba.

Todo era muy extraño, los objetos metálicos no parecían ser afectados por este fenómeno, ello indicaba que, si fuera un poder eléctrico, tendría unas características un poco anómalas… Cuando estaba Angélique cansada el efecto de los fenómenos se reducían y sus poderes desaparecían durante unos días para aparecer nuevamente de forma repentina.

Fue el doctor Tanchou el galeno que examinaría a la niña en París y comprobó las extraordinarias capacidades de Angélique. Comprobó como el sofá en el que se sentaba la niña se movía por la sala de consulta. Tanchou al famoso físico y astrónomo, Francois Arago, éste concluyó que los fenómenos que afectaban a la niña eran reales y publicó un informe en Febrero de 1846.

El astrónomo creía que todo se debía al poder electromagnetismo. Apreció que el lado izquierdo de su cuerpo, su mano izquierda y la pelvis, se hallaba más caliente que la parte derecha cuando se producían los fenómenos de la niña. Los fenómenos se producían de noche, entre las siete y las nueve. Además comprobó como la niña tendía a lanzar los objetos que se movían a su paso hacia el norte.

La salud de Angélique era muy buena, podía padecer alguna enfermedad nerviosa origen de los fenómenos. Como todo es susceptible de ser explotado comercialmente, los padres, organizaron una exposición sobre los fenómenos que atenazaban a la niña, una exposición con entrada en parís para asombro de los visitantes…

El 10 de Abril de 1846, desaparecieron los fenómenos paranormales que afectaban a la niña.

Anuncios
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: