RSS

Archivo de la categoría: Investigación

ENCUENTROS CON LO SOBRENATURAL

ENCUENTROS CON LO SOBRENATURAL

Por: Jose Manuel García Bautista

Puede que no sean más recuerdos de una vida pasada, vestigios de lo imposibles, de los deseos de una ulterior existencia materializada ante aquellos que, en un momento preciso, determinado, tienen la ocasión de ser testigos de lo imposible, de sufrir un encuentro con lo sobrenatural que podrá, o no, marcarle por toda la eternidad.

Su atemporalidad, lo inesperado, lo sorpresivo, hace que todo forme un cúmulo de circunstancias que pocos pueden ser los que se esperen que les pudiera suceder algo así y, una vez que se produce, se abre la caja de los truenos, de las emociones, de los sentimientos, del miedo en todas sus facetas y expresiones…

Hoy les invito a pasear por experiencias, por encuentros con lo sobrenatural, allá donde la realidad supera a la ficción.

Investigación en un ‘apartamento encantado’ en Sevilla

Lo paranormal, o lo inexplicable, puede manifestarse cuando menos se espera, es atemporal y una muestra de ello lo encontramos en un apartamento en Sevilla, alquilado por varios estudiantes e la universidad.

Lo extraño comienza, según narra el investigador Miguel Ángel Paredes, cuando llevaban varios días en la vivienda y comenzaron a escuchar ruidos extraños; pensaban que podrían ser de algún vecino “y entonces no echaron mucha cuenta, pero esos ruidos no cesaron y comenzaron a ser más seguidos y más intensos”. Algunas noches se reunían en el salón para comentar los ruidos pues los escuchaban todos en cada una de las habitaciones, ruidos que parecían proceder de un bastón o una mecedora, cada vez más intensos y frecuentes, sin que supiera bien de dónde.

Una de las mañanas uno de los estudiantes “descansaba ya que no tenía clases y se dirigió a uno de los vecinos para preguntarle por esos ruidos, su sorpresa fue al escuchar que no tenia vecinos ni arriba, ni abajo, ni al lado de su vivienda. Entonces él le dijo: “Es que estamos escuchando ruidos en el piso y no sabemos de donde provienen”. Este vecino le comentó que llevan tiempo escuchándose esos ruidos y que eran los de un bastón y de una mecedora (eso sin que este estudiante le dijera que tipo de ruidos escuchaba)”.

Al parecer los ruidos comenzaron cuando los dueños del piso fallecieron, el bastón era del hombre que vivía allí que andaba con el mismo y la mecedora era de su esposa, teniendo la costumbre de sentarse y relajarse en ella. El estudiante se quedó impresionado pues en la vivienda “no había ni bastón ni mecedora”.

Uno de los estudiantes conocía a una persona que era sensitiva y decidió llamarla para que le comentara algo sobre esos ruidos, la chica les comento que en esa vivienda habitaron dos personas mayores “que no eran malos pero no habían abandonado el lugar”. Uno de los chicos, que era muy creyente, comenzó a investigar y a informarse del tema de las animas benditas “y decidió hacer el rezo de la novena para que estas almas abandonaran el lugar, durante ocho días estuvo realizando el rezo con una vela encendida y cuando terminaba la apagaba. Cometió el fallo que, el noveno día, después de realizar el rezo, debería haber dejado la vela encendida y que se consumiera, para que esas almas abandonaran el lugar. Entonces comenzaron a pasar más cosas… A Algunos compañeros le tiraban de la mochila antes de salir de la vivienda, a él le tocaban cuando dormía, a otro le cambiaban los zapatos de lugar y entonces decidió volver a llamar a su amiga sensitiva”.

Miguel Ángel Paredes sigue relatando: “Cuál fue su sorpresa cuando esta amiga le comentó, al entrar en su habitación, que es donde realizó el rezo de la novena, que había siete personas en ese momento y no dos como antes. Qué había realizado mal la novena y había dejado una puerta abierta para que esas almas entraran en ese lugar. El chico decidió realizar de nuevo el rezo de la novena desde el principio pero esta vez no cometió el fallo de apagar la vela el noveno día y dejar que se consumiera; la vela tardó dos días en consumirse”.

Todo esto entra dentro del terreno de las creencias, se puede creer más o menos, ser más o menos subjetivo, pero hay quienes piensan que es bueno y efectivo y en ese terreno cada persona es un mundo. El investigador prosigue su relato durante nuestra entrevista: “Una vez terminado el ritual recibió una llamada de su amiga sin él avisarla de nada, la chica le dijo que le pidiera a las almas que descansaran en paz y que dejaran aquel lugar”.

Las sorpresas nunca vienen solas y ya que un amigo les había regalado un cuadro de la Virgen de la Macarena “una mañana cuando estaban en el salón se dieron cuenta que la fotografía que le regalaron estaba dada la vuelta dentro del mismo marco, como si alguien se la hubiera dado, cuando uno de ellos fue a comprobar el marco estaba intacto… Tubo que quitar los enganches con un destornillador ya que no podía con las manos y no comprendían como se había podido dar la vuelta la fotografía sola sin que nadie la tocara”.

La sensitiva estaba vivamente interesada por el caso, llamó y hablando les dijo que “si algunos de sus amigos tenía alguna promesa a la Virgen, uno de ellos dijo que era él ya que había prometido ir a visitar la basílica de la Macarena y comprarse la medalla de hermano, la chica le reprendió y le dijo que “las promesas se deben cumplir”. Momentos después ese compañero decido ir, inmediatamente, y su sorpresa fue en aumento cuando comprobó que sus zapatos estaban colocados al lado de la puerta de salida y mirando hacia la calle, sin que nadie los hubiera tocado ni cogido. Fue y compró esa medalla, desde entonces dejaron de ocurrir esos fenómenos, para aquellos que no crean en la religión aquí tiene una muestra de que las cosas pueden ocurrir si las prometes y no las cumples…” afirmaba el investigador.

Sugestión, miedo, confusión, hechos inexplicables que sucedieron en este apartamento y que pueden tener desde una explicación racional hasta una paranormal… Todo es posible.

Misterioso encuentro ‘paranormal’ con un ‘ensotanado’ en Alcalá de los Gazules, Cádiz
La provincia de Cádiz siempre estará ligada al fenómeno de los No Identificados como bien han dejado muestras de ello a lo largo de la Historia o gracias al trabajo de esforzados ufólogos como Andrés Gómez Serrano o José Antonio Caravaca.

Es un fenómeno que puede haber quedado eclipsado por otros encuadrados dentro del mundo del misterio pero lo cierto es que sigue vivo y buenas muestras tenemos de ello. La última muestra es la de un testigo, que vio algo que no estaba dentro de la lógica…

Decía el testigo: “Me gustaría comentarte mi caso, nos sucedió a un compañero y a mí en una intervención en Alcalá de los Gazules”, interesado por ello quise saber más al respecto.

El hecho tuvo lugar el 26 de julio sobre las 03:00 y pasó así: “Somos vigilantes de seguridad destinados en el servicio de xxxxx de una conocida empresa. Todo comenzó cuando nos pasan un aviso para atender un salto de alarma en una zona en Alcalá de los Gazules (Cádiz), vamos a dicho emplazamiento y realizamos nuestro trabajo, hasta ahí todo bien… Al salir de las instalaciones decidimos parar unos metros más abajo para fumarnos un cigarrillo, paramos el vehículo y nos bajamos, empezamos a echar fotos de las vistas ya que nos parecían impresionantes”.

La sorpresa iba a llegar poco después: “En cuestión de segundos me percaté que había una masa negra moviéndose por la maleza a un metro del suelo, al principio pensé que era un pájaro, pero cuando lo observé bien vi que aquello no emitía ningún tipo de sonido así que me llamó la atención. Al fijarme más detenidamente observé que había más de uno moviéndose de un lado a otro, salí corriendo para montarme en el vehículo avisando al compañero de lo que estaba sucediendo, él lo vio al igual que yo e inmediatamente se dirigió al vehículo para marcharnos de inmediato ya que estábamos aterrorizados. Cuando emprendemos la marcha me fijo por mi ventanilla y había otra masa negra al lado de mi ventanilla a ras del suelo, esto nos aterrorizó todavía más y salimos despavoridos de allí”.

El testigo finaliza afirmando con rotundidad: “Hasta ahora no paramos de darle vueltas y buscar alguna razón lógica, pero no la encontramos. Les dejo las coordenadas del sitio por si a alguien le ha ocurrido lo mismo que a nosotros. Bueno, esta ha sido nuestra experiencia con lo paranormal, pensamos”.

¿Qué vieron estas dos personas esa noche en Alcalá de los Gazules? Para unos un ensotanado, para otros un fantasma, para otros una simple sombra o reflejo… La realidad muchas veces supera a la ficción.

La visita inesperada
El Hogar Virgen de los Reyes, en Sevilla, está ubicado a escasos 50 metros del Parlamento de Andalucía, antiguo Hospital de las Cinco Llagas o de la Sangre entre cuyas paredes, y es muy conocido a nivel popular y de medios de comunicación, el fantasma de sor Úrsula.

En el Hogar Virgen de los Reyes se comenzó una amplia tarea de investigación en el año 2007 que culminó con diferentes reportajes y obras escritas sobre el mismo teniendo todos los testigos como “víctimas del misterio” y asustados protagonistas de esta historia tan particular.

En el Hogar Virgen de los Reyes se ve a una monja aparecerse que tiene un lugar elegido: la antigua capilla; hoy retirada de culto y lugar de talleres ocupacionales o eventos del Ayuntamiento de Sevilla, a través de su distrito.

Fue el profesor de baile José David Flores quién destapó esta “caja de Pandora” y salió a la luz un caso tan espectacular como aterrador: niños espectral, movimiento de objetos, apariciones a alumnos, monjas fantasmas y un sin in de fenómenos extraños que se manifiestan en su interior.

Otro nuevo testimonio se viene a unir a todo este espectacular caso del que fuimos pioneros en su investigación. Se trata de Marisa, nuestra testigo, quién preocupada debía hablar y “contarte algo que me ha pasado y que no me acabo de creer”.

Así me dispuse a hablar con ella que me contó su apasionante historia: “yo era hija de las hermanas del Virgen de los Reyes, me crie allí y tengo unos recuerdos muy claros de aquellos años. No hace demasiado regresé a Sevilla y al cabo de los días quise acercarme allí, a ver el colegio. Llegue y estaba todo muy bonito, con los jardines y el ladrillo con muy buena presencia pese a los años pasados. Me quedé impresionada. Entré dentro y de repente vinieron hacia mí dos monjitas que me dijeron si me podían atender en algo. Les expliqué que era hija del Hogar y que sólo me había pasado a verlo. La madre portera me tomó del brazo y la otra monjita me escoltaba y comenzaron a enseñarme el salón donde comíamos, las aulas de enseñanza. Me subieron a las habitaciones. Fueron muy amable y me dijeron que me pasara por allí para celebrar el día de la Milagrosa”.

Yo, sorprendido le dije: “¿Y cuándo fue eso?”. Ella me miró y me dijo: “hace menos de un año”. Mi sorpresa crecía y dejé que siguiera su relato, su experiencia.

“Entonces pasó el día de La Milagrosa y por unas cosas y otras no pude ir. Pero en Diciembre me dije ir a disculparme por no ir a su invitación. A llegar le recibió un guardia de seguridad o alguien de portería de allí y me dijo que donde iba. Yo le dije que a ver a las monjita y él me dijo que allí no había monjitas. Le dije que sí que yo había estado con ellas hace unos meses y me enseñaron el colegio. Entonces el hombre al verme la cara me dijo que pasara, me enseñó el centro y todo estaba cambiado de como yo lo vi entonces, totalmente cambiado. Sorprendida me dijo que esperara y llamó a una compañera, la chica salió y me dijo que las monjitas llevaban décadas sin estar allí y que lo que yo había visto era una cosa de la que no se solía hablar allí. Asustada les pedí que me lo contaran y me hablaron de las monjas que allí se aparecen y que lo que a mí me había pasado ya le ocurrió a otra persona y que allí, en el Hogar, se aparecen fantasmas”.

Marisa tenía la carne de gallina mientras me lo relataba que, unido a todo lo que sabemos de este centro, pues hacen una experiencia increíble más sucedida en su interior.

Si alguna vez visita el Hogar Virgen de los Reyes y le reciben dos monjitas sepa usted, amigo lector, que se encuentra ante la visión de lo quimérico, ante lo imposible, ante la esencia misma del misterio.

 
 

LUGARES ENCANTADOS DE ESPAÑA

LUGARES ENCANTADOS DE ESPAÑA

Por: Jose Manuel García Bautista

El martes 12 de Marzo de 1991 la prensa informaba: “Cinco militares muertos y otros cuatro desaparecidos por una avalancha de nieve”. Cinco militares perdieron la vida en el Pirineo aragonés y otros cuatro permanecieron desaparecidos al quedar sepultados por un alud de nieve. Fallecieron el teniente Álvaro Fernández González; el cabo primero Dorado Díaz; el cabo Pozuelo González; y los soldados Rodríguez González y Pérez Mendiguren, los cuatro primeros de armas de Artillería y el último, a Infantería, pertenecían a la compañía de escaladores y esquiadores del Regimiento Valladolid 65, con guarnición en Barbastro (Huesca).

Al mando se encontraba el capitán Luis Silvera, llegados a un lugar llamado Blanca de Paderna un alud se precipita sobre ellos, muchos logran salvar la vida excepto nueve infortunados que concluyen sus días bajo la blanca nieve de tan apartado lugar.

Desde ese momento en el refugio-cuartel de comenzaron a vivir todo tipo de hechos extraños…

Pasaron los meses y el Diario del Alto Aragón informaba un 28 de Septiembre de 1992 de una investigación paranormal que se estaba llevando a cabo en un cuartel en Cerler. El Ejército negó tal circunstancia pero los lectores recordaron que en ese mismo lugar ocurrió la tragedia del Batallón de Barbastro el año anterior.

El Gobierno Militar de Huesca, el 29 de septiembre de 1992, envió un comunicado al Heraldo de Aragón, que decía lo siguiente: “El Ejército niega hechos paranormales en Cerler”. El comandante Espinosa en el “Diario del Altoaragón” firmaba que “no hay ninguna historia de sucesos paranormales en este cuartel, ni mucho menos que el general haya solicitado la ayuda de ningún parapsicólogo, ni nadie que estudie estos fenómenos, por la sencilla razón de que allí no pasa nada, la vida es normal y corriente, como siempre. Me gustaría saber de dónde ha salido toda esta historia”. Pero la realidad era bien diferente de aquellos trágicos hechos.

Y es que desde el trágico accidente el cuartel parecía “encantado”, según los soldados las luces funcionaban solas, se encendían y apagaban solas, se sentían fuertes golpes y las taquillas eran golpeadas con gran violencia. Los objetos se movían solos y una vez las treinta y seis ventanas del cuartel se abrieron a la vez.

Aquello se escapaba de la comprensión de los aterrados militares que incluso veían extrañas formas luminosas paseando por el cuartel: “Aquello era horrible. Mientras estábamos acostados, oíamos claramente cómo las puertas de las taquillas se abrían y cerraban solas, con mucha fuerza y como por arte de magia. En otra ocasión oímos pasos, pasos que sonaban cada vez más cerca, pero por más que mirábamos, no conseguíamos ver a nadie”.

Oscar Blasco Calvo manifestó al portal “Mundo Misterioso” años más tarde: “Aquella noche me tocaba guardia. Serían las dos o las tres de la madrugada. Estaba enfrente de la garita y tenía frío. Había un puerta con un candado que sonaba mucho, supongo que por el viento, ¿no?, me imagino. Bueno, y desde la garita yo veía “peña” ahí, en la montaña. Y tenía el cetme montado y con el cargador puesto, del miedo que tenía. O sea, allí no tenía que haber nadie, y arriba en el monte una luz, cuando allí no hay ninguna luz. Aquella luz se movía, bajaba, y de repente otra vez estaba arriba, y bajaba… Di novedades al cabo primero y se reía de mí, y yo dije, bueno, pues serán imaginaciones mías. Pero aquello quedó registrado en el libro de novedades.”

En el mismo medio indicaba: “Cuando acabé la guardia de dos horas me fui a dormir, y después me tocó una patrulla de dos horas también con otro chaval, y teníamos que dar vueltas al refugio”. Intranquilos por lo vivido recuerda que “empezamos a dar vueltas. Mirando los camiones y todo eso, ya ‘cagados’…, yo con lo que había visto, ‘cagados’… Y comenzamos a inspeccionar la fachada, todas las ventanas estaban cerradas, pues bien ¿no? Seguimos andando, lo que cuesta dar una vuelta al refugio, siete minutos u ocho, y cuando miramos otra vez todas las ventanas estaban abiertas.”

Un soldado dijo a otro compañero “¿Tú lo has visto?” y decidieron dar otra vuelta: “Dimos otra vuelta, y entonces… ¡Estaban otra vez cerradas! Estábamos ya jiñados”.

Ángel Civera hizo el servicio militar en el refugio-cuartel de Cerler en 1994, él narra su experiencia: “Yo oí pisadas. Serían las doce y pico de la noche. Aquel día yo fui el último en acostarme y cerré las dos puertas, por lo que sabía que no había nadie levantado. Por lo que es el pasillo donde está la centralita oí pasos. Y no se abrió ninguna puerta ni nada. Allí no había nadie. No había nadie seguro, ya que si no habría oído abrirse la puerta”.

Además “en el refugio conservaban un ejemplar del periódico en el que se hablaba de los fenómenos paranormales que sucedían allí. Cuando lo vi fue la primera vez que tuve conocimiento de lo que allí pasaba. El cabo furriel, que era quien llevaba las llaves de todo, en ocasiones subía al botiquín y se encontraba las luces encendidas, cuando sólo él podía entrar allí.”

Todo era especialmente virulento en los lugares relacionados con alguno de los fallecidos aquella aciaga noche.

Un par de años después la actividad disminuyó significativamente sin que nadie pudiera explicar convincentemente que ocurrió en el cuartel en aquellas aterradoras jornadas.

El Ejército silenció todo lo ocurrido pero la opinión pública y los investigadores sabían de la realidad paranormal de aquel cuartel en Cerler.

Los fantasmas de Belchite y sus sonidos del ‘más allá’
Uno de los episodios más terribles que se vivió en el transcurso de la Guerra Civil en España fue el de la masacre de Belchite (Zaragoza), donde casi cinco millares de personas fallecieron.

En una guerra se comenten todo tipo de atrocidades, por uno y otro bando, en este caso todo era parte de una “cuenta pendiente” en aquel mismo lugar producida un tiempo antes cuando las tropas rebeldes, las falangistas, entra y retienen al alcalde de la localidad, Mariano Castillo, junto a 170 personas de ideología izquierdista. Todos murieron fusilados pero el alcalde que se suicidó. Aquello jamás se olvidó y un año después, el 24 de agosto de 1937, los republicanos establecerían el sitio al pueblo con más de 20.000 soldados.

La batalla fue cruenta, participaron aviones rusos Polikarpov I-16 y Polikarpov I-16 que bombardearon el pueblo apoyados por la artillería pasada, luego la lucha fue en todo el pueblo, el número de muertos se elevaba a 5.000 entre vecinos y tropas falangistas. La huella de dolor quedó para siempre en los ladrillos rojizos de sus casas, hoy mudo recuerdo derruido de un pasado cruel.

Pero en Belchite lo que podemos es experimentar como todo el lugar se dice que “está encantado” y en él se pueden escuchar aún los ecos de ese mismo pasado, en forma de psicofonías tan impactantes como angustiosas.

Fue el investigador y periodista Carlos Bogdanich quién realizó unas grabaciones que conmocionaron, el sonido del picado de los cazas rusos mientras bombardeaban o el llanto desde el “más allá” de las víctimas. Así lo explicaba: “se grababa, junto el equipo de “Cuarta Dimensión”, programa radiofónico de Radio Heraldo, llegamos con nuestro uniforme: chaqueta de aviador, pantalones verdes y sombrero también verde con el emblema del programa. Era octubre de 1986 y había luna nueva. En el pueblo no había más que dos calles iluminadas. Los seis viajábamos en el mismo coche. Lo primero que hicimos fue presentarnos en el cuartelillo de la Guardia Civil para explicar lo que queríamos hacer. ¡Menuda cara que pusieron! Alucinaron con nosotros, uniformados iguales y, además, uno de mis compañeros era un negro haitiano, para darle un toque aún más exótico al asunto. No tuvimos problemas en entrar en las ruinas. Instalamos dos micrófonos de máxima tecnología en los restos de la iglesia de San Martín y dejamos grabando. Esperábamos en el coche para no hacer ruido y cada dos horas íbamos a cambiar las cintas. En un momento dado, mi compañero Juan Carlos Mora se puso muy tenso, mirando con los ojos muy abiertos: “¡Aquí están, me apuntan!”, gritó. ¡Juan Carlos es un tío muy tranquilo! Una persona muy curiosa, pero poco dado a las fantasías. Conseguimos que se calmase. Al final grabamos alrededor de seis horas”.

Tras la grabación recuerda: “Llegamos al estudio ya de mañana, con el sueño acumulado. Casi todos decidieron irse a dormir, pero Ricardo Martínez (técnico de sonido) y yo nos fuimos a escuchar las grabaciones. Estábamos que nos caíamos de sueño cuando de pronto escuchamos una detonación… Ahí estaba, el bombardeo. Nos miramos y volvimos a escucharlo. No había duda, era una gran bomba. Después llegaron los otros sonidos. El que más me sorprendió fue el de un avión, como los de la guerra. Al cabo de una semana hicimos un programa de radio en el que invitamos a militares e historiadores. Uno de los militares, aviador de un pueblo próximo a Belchite, reconoció el ruido del avión como uno de los que emplearon los republicanos en los bombardeos”.

En las proximidades de la iglesia de San Martín aún hay sepulturas e, incluso, los que afirman haber visto una extraña sombra que vaga por el lugar e identifican con alguno de los caídos en la batalla.

A unos 40 kilómetros de la capital aragonesa se encuentra este enclave donde podemos tener nuestra cita con lo paranormal y donde no debemos olvidar la Historia para que nunca, nunca, vuelva a repetirse.

La ‘marimanta’, el fantasma blanco
En un reciente viaje a Cortegana (Huelva) hablábamos con personas vinculadas a la tierra de los muchos misterios que encierra aquella hermosa parte de la Sierra en Andalucía, dentro del particular “bestiario” de seres de otro mundo, imposibles, llamó la atención de mi compañero Federico Padial y mía un nombre que resonaba con fuerza: la “marimanta”.

Se trata de una especie de asustador profesional que se enroca con las leyendas más sobrenaturales de la comarca cual “pantaruja” extremeña aunque este tenga que ver más con los difuntos que portan atuendo blanco y recorren aquellos lugares con los que tuvieron una relación en vida, emocional o sentimental.

La “Marimanta” tiene una referencia andaluza en tierras granadinas donde existe una relación con el misterio y lo desconocido, como ocurría con la “pantaruja” se trataba de esposos infieles que acudían a su cita amorosa embutidos en una sábana y no dejaban ver su rostro para no ser identificados. Pronto se establecieron analogías con espíritus, fantasmas, y de ahí el miedo que pueden infundir.

En cualquier moderno diccionario podemos leer su definición como “Personaje imaginario con que se asusta a los niños”. En Periana (Málaga), en la Axarquía, encontramos una leyenda en torno a este ser: “Por las noches, cuando las calles no tenían luz o alumbrado público y la oscuridad reinaba, se tenía miedo a salir a la calle no fuera a que la “marimanta” se apareciera. Cuando veían a un vivo se solían interponer en su paso, cómo queriéndolo arrebatar de esta vida. Una noche una “marimanta” se interpuso en el camino de un labrador, este sacó la hoz y asestó un golpe fatal al espectro que, de forma incomprensible cayó al suelo en un charco de sangre… Cuando quitaron la máscara a aquel ser descubrieron que bajo la sábana blanca se escondía el hijo del juez”.

Esa misma leyenda narra cómo el juez tiene una conversación con el campesino: “¡Usted sabe que lo ocurrido, yo lo mate!, dice”, el juez le responde “¡Tranquilo amigo, usted mató a una marimanta, y estas son personajes de leyendas por lo tanto no existen y por lo consiguiente usted no mato a nadie. ¡Mi hijo se ha marchado de viaje muy lejos y sin retorno!”.

En Cortegana logró localizar a un vecino que me dice: “antiguamente los hombres salían en busca de sus conquistas y si no quería que su novia o esposa se enterara lo hacía a altas horas y escondido bajo un disfraz. En el pueblo se corrió el rumor que eran fantasmas que se llevaban a los vivos pero en verdad eran vecinos que estaban muy vivos y tenían intenciones carnales”.

Fernando Martínez, en cierta ocasión, conducía por las cercanías de Cortegana, cuando estaba llegando vio junto al arcén una silueta blanquecina, era una especie de persona “blanca”, sabedor de las historias que corrían y de la proximidad al pueblo le extrañó “ya no vivimos en el pasado, estamos en el siglo XXI, la gente no se esconde por ir a visitar a una mujer, tengo la certeza que era un fantasma, la “marimanta” más espectral”.

En Vejer encontramos otra curiosa historia que nos hablan de fantasmas y mujeres cubiertas por un manto negro que vagaban por sus calles como “almas en pena” y se apoderaban de los vivos al poner el sol. Quizás su realidad obedece la tradición popular o a las leyendas que nos hablan de apariciones o a las, igualmente, relaciones entre vivos, en secreto, mujeres y hombres que daban rienda suelta a la pasión prohibida donde el disfraz era su salvoconducto.

Hoy día “La noche oscura de Vejer”, con caracterizaciones, nos recuerdan todos esos misterios e historia heterodoxos. En otras localidades gaditanas, como Jerez de la Frontera, tiene hasta su propia calle rotulada.

Historias populares, fantasmas, seres mitológicos, el bestiario de lo absurdo que, en ocasiones, entre en este mundo para hacer más cierta que nunca aquella máxima que nos dice que la realidad, a veces, supera a la ficción. Cuidado con la “marimanta”.

 
 

ESPIRITISMO: LA LLAMADA DE LOS MUERTOS

ESPIRITISMO: LA LLAMADA DE LOS MUERTOS

Por: Jose Manuel García Bautista

¿Qué es el espiritismo? Pues es difícil la pregunta pero habría que comenzar indicando a nuestro acompañante ávido de conocimientos que todo comienza con dos hermanas norteamericanas, las hermanas Fox, quienes comenzaron a tener extraños “contactos” en su hogar, esos contactos decían hacerlos con personas que ya había fallecido…

Si eran ciertas sus experiencias estaríamos hablando algo así como tener comunicación directa con aquellas personas que ya han dejado el mundo de los vivos… Vivían en Hydesville, en Nueva York, y sucedió un 31 de Marco de 1848. En esa fecha extraños ruidos se apoderaron de la casa de madera que tenían por hogar, eran golpes y a familia pensó que aquella casa debía tener uno de esos inhóspitos e incómodos habitantes invisibles de los que hemos hablado en las casas encantadas.

Margarita y Catherine cierta noche escucharon uno ruidos y trataron de comunicarse con aquel ser imitando ese mismo sonido, se estableció un extraño juego de diálogos y sonidos, se convirtió en algo habitual, se fue convirtiendo en algo cada vez más complejo creando hasta un alfabeto y cuando aquella comunicación fluida era considerada casi de la “familia” el contacto desveló que se trataba de un buhonero fallecido en aquella casa, había sido asesinado y enterrado allí mismo…

Tras esto las hermanas Fox se hicieron mundialmente famosas, daban o hacían sesiones espiritistas allá donde las llamaran y sin embargo algo vino a enturbiar este primer “diálogo” entre un lado y el otro: las hermanas Fox admitieron haber cometido fraude, al parecer los golpes los provocaban con una rara habilidad en los dedos de los pies, según Margarita Fox: “Los golpes se producen con las puntas de los pies. Hay que utilizar todos los dedos. Después de practicar durante casi una semana, con Catherine al lado enseñándome, también yo fui capaz de producir estos golpes”, con posterioridad se retractaron de ello pero la sombra de la duda ya estaba .Según las hermanas fueron presionadas por “altas jerarquías de la Iglesia Católica hicieron todo lo que pudieron para que entrara en un convento”. Y tras todo esto estamos como al principio…No obstante el movimiento espiritista ya se había reproducido por otros países del mundo y su freno era imposible, verdad o no ya era irremediable.

Otras personas afamadas como Horace Greeley, admitían la veracidad del fenómeno y expresaban: “Sea cual sea el origen o la causa de los golpeteos, lo que es un hecho es que las señoritas en cuya presencia se dan estos ruidos no los producen. Las señoritas afirman haber sido informadas de que esto no es más que el comienzo de una nueva era, en la cual los espíritus encarnados estarán más estrecha y claramente conectados con aquellos que han adquirido inmortalidad… De todo esto no sabemos nada, ni podemos aventurar nada. Pero si nos limitáramos a escribir las preguntas que hicimos y las respuestas que obtuvimos durante una sesión, se nos acusaría de haberlo hecho adrede para apoyar la teoría que considera estos fenómenos como manifestaciones de espíritus difuntos”.

Curiosamente en 1904, una de las paredes de su casa de Hydesville se derrumbó y se descubrieron los restos de un cadáver. Nunca se supo si fue aquel buhonero pero casualmente se encontraron en el hogar de los Fox donde medio siglo antes habían vivido estas dos precursoras del espiritismo. En 1904 las hermanas Fox habían muerto, no vivieron para ver ese momento.

Un movimiento tan singular sería llevado a la París de 1854, en ella, el profesor y pedagogo Hipólito León Denizard Rivail (Allan Kardec) iba a ser figura clave y tanto llamó su atención que dedicó su vida al estudio de este tipo de fenómenos paranormales, interesándose especialmente por las “mesas giratorias, una suerte de “mesas parlante”. Las explicaciones encontradas a estos fenómenos y la filosofía que creó en torno a los mismos sentaron las bases del espiritismo.

Esas bases nos dirían que “las religiones son incapaces de mejorar a los hombres en un sentido moral dado que son instituciones falibles, producto de la propia falibilidad humana. La ciencia, al mismo tiempo, al haber evolucionado y alcanzado gran prestigio en la sociedad a través de los adelantos tecnológicos, sanitarios, económicos, etc., contribuye a aumentar la incredulidad de la gente en la espiritualidad. Esta “tendencia indeseable”, debía ser revertida mediante un nuevo paradigma para entender la realidad. Sus características principales serían la de proporcionar acceso al conocimiento para toda las personas, limitando de esta manera los supuestos excesos de academicismo o hermetismo de la ciencia y la filosofía del siglo XIX y la relación humana con lo espiritual no necesita ninguna mediación institucional. Una espiritualidad natural es suficiente y es más apropiada para la realización humana”.

Todo ello hizo que 1857 fuera recordada en la historia, entre otras muchas cosas sucedidas ese año, por ver el alumbramiento de una obra mítica: “El libro de los espíritus”, y ese sería el comienzo de esta nueva doctrina llamada Espiritismo que comenzaría a proliferar por todo el globo y que arrastraría a cientos de miles de seguidores. Allan Kardec publicaría posteriormente “El libro de los médiums” en1861, “El evangelio según el espiritismo” en 1864, “El Cielo y el Infierno o la justicia divina según el espiritismo” en 1865 y “Génesis, los milagros y las profecías según el espiritismo” en 1868. En 1858 fundó la “Revista Espírita” que dirigió hasta el momento de su muerte en 1869.

Sería difícil concretar el Espiritismo en una frase pero quizás la resumiría ésta: “Dios es eterno, inmutable, inmaterial, único, todopoderoso, justo y bueno, creó el Universo y Dios ha escogido a la raza humana para reencarnación de espíritus”.

Pero aquello sería solo el inicio, el espiritismo arraigó fuertemente en la sociedad estadounidense de la época así como en la Inglaterra victoriana, el propio Arthur Conan Doyle dejaba el pragmatismo de su personaje más célebre, Sherlock Holmes, para abandonarse al espiritismo y tratar de contactar con el espíritu de su hijo fallecido. Así en estas sesiones jugaba un papel decisivo el médium.

El médium es la figura central y protagonista de toda sesión espiritista, se le presupone dotada de facultades paranormales como la de aquellos griegos de la antigüedad, es la persona que va a actuar de mediadora en la consecución de fenómenos parapsicológicos o comunicaciones con seres fallecidos o con espíritus. De entro los médium más conocidos destacan Allison DuBois, Eusapia Palladino, Florence Cook, o las hermanas Fox aunque tras ellos siempre asomara la sombra del fraude y fueran perseguidos por el astrónomo catalán José Comas Solá o el inigualable mago Harry Houdini.

El espiritismo viviría una época de esplendor, la denominada como edad de oro del Espiritismo que comprendería casi un siglo de acontecimientos espiritistas y que nos llevaría desde el año 1848 hasta el comienzo de la II Segunda Guerra Mundial. Y fueron muchos los que se sintieron seducidos o atraídos por aquel incipiente movimiento, unas veces movidos por la curiosidad, otras por el afán de conocer, otras por contactar con aquellos que fallecieron y otros por el siempre gratificante hecho de demostrar la falsedad de unos hechos que, a veces, eran imposibles de defenestrar… Entre ellos destacaban escritores de prestigio, investigadores, Premios Nobel y científicos de prestigio internacional como William Crookes, Cesar Lombroso, Arsakoff, Arthur Conan Doyle, Michael Faraday, Emanuel Swedenborg, Frederic Myers, León Tolstoi o Charles Richet.

Y así ese “don” que dotaba a los médium de ponerse en contacto con las personas ya fallecidas u otras entidades de otros planos o realidades pasó a ser parte de la historia del contacto con el más allá hasta prácticamente el año 1947, años de postguerra en la que Europa y Norteamérica se centraron más en reconstruir un mundo que había sufrido demasiado los terrores de la guerra.

Fue curioso observar como el sistema se sofisticaba, poco a poco se pasó del médium que transmitía un mensaje a uno de los participantes en la sesión espiritista para pasar a las denominadas como “Mesas parlantes”. Estos eran fenómenos producidos por médiums tiptologicos o como también se los conoce de fenómenos físicos. Se elegía la mesa no porque los espíritus hubieran elegido este mueble por algún motivo en especial, sino porque era más fácil esperar el fenómeno sin mucho cansancio. Raramente una persona sola podía producir el fenómeno de comunicación, pero dos era bastante probable. Era y es un sistema en el cual no existe un número específico de personas para realizar la experiencia.

La descripción y fenómeno que se producía era el siguiente: las personas se relajaban alrededor de la mesa, colocaban las manos suavemente sobre la misma, vaciaban la mente de todo pensamiento, luego se procedían a hacer una evocación al mundo espiritual, los participantes unían los pensamientos al experimento que se estaba realizando.

No había un tiempo estipulado en el que el fenómeno se hacía presente, algunas veces tardaba unos minutos, mientras que en otros casos se necesitaba repetir experiencia en varias ocasiones.

Es curioso por qué durante estas sesiones se producían una serie de fenómenos inquietantes tales como “raps” o golpes que se hacen oír dentro de la mesa, para lo cual se utilizaba un código –siempre y cuando no fuera espontáneo- , tal como un golpe seria si, y dos golpe sería un no, tan rudimentario como eficaz.

También solía sucedes que, a veces, la mesa se movía o se elevaba brevemente y ello era considerado como la presencia del espíritu invocado en la sala. Esta práctica no estaba exenta de la picaresca del médium, en muchos casos su simple aprovechado de unas circunstancias para levar algunos billetes al bolsillo.

Sin dudas, en este viaje a través de la historia del fenómeno de la comunicación con el más allá y con los seres fallecidos, se trataba de constatar el fenómeno con los medios de los que se disponía en aquella época, al carecer de instrumentos que registraran aquella realidad los fenómenos había que registrarlos con la presencia física y la experimentación del propio investigador. Y así surgen los primeros movimientos en la que la tecnología iba a hacer su aparición para ayudar a mantener y registrar todos estos inexplicables y sorprendentes sucesos.

Los primeros acercamientos a la moderna transcomunicación

En 1925 nacería en Bolonia un personaje llamado a cambiar el mundo, su nombre era Guglielmo Marconi, o Guillermo Marconi, fue un ingeniero fue un ingeniero eléctrico italiano y ganó Premio Nobel de Física en 1909 (compartido con Karl Ferdinand Braun) conocido por el desarrollo de un sistema de telegrafía sin hilos (T.S.H.) o radiotelegrafía. Le cupo el honor de haber sido presidente de la Accademia d’Italia.

Su invento fue polémico porque mucho otros destacados inventores y científicos de la época afirmaron haber sido los descubridores de dispositivos similares, sin embargo aunque todo ellos contribuyeron a la aparición de la telegrafía sin hilos tales como Faraday, Hertz, Tesla, Edison o Alejandro S. Popov, Marconi es considerado como la persona que consiguió la primera patente de la radio, aunque en un solo país – el 2 de julio de 1897 en el Reino Unido, lo que le ha acreditado habitualmente como el padre de la radio y de las telecomunicaciones inalámbricas.

Marconi desarrolló comercialmente la radio y Nikola Tesla presenta la patente correspondiente en 1897, dos años después de que Marconi lograra su primera transmisión de radio. Marconi registra su patente recién el 10 de noviembre de 1900 y es rechazada por ser considerada una copia de la patente de Tesla…y así se inicia un litigio entre la compañía de Marconi y Tesla. Tras recibir el testimonio de numerosos científicos destacados, la Suprema Corte de los Estados Unidos de América falla a favor de Tesla en 1943. Pero la mayoría de los libros mencionan a Marconi como el inventor de la radio.

Marconi también trasmitió un 12 de Diciembre de 1901 la primera letra en código Morse, en este caso una “S” a través de más de 3.000 kilómetros de basto océano, sin embargo habría que esperar hasta 1907 para realizar la primera comunicación completa en la historia de las comunicaciones. Su sistema fue tan eficaz y rápido que se instaló en todas las estaciones postales de Estados Unidos llegando incluso a firmarse un convenido con la Oficina de Correos Británica para su uso comercial, siendo instalado en los grandes buques de pasajeros y cargueros de la época, tales como el mismo “Titanic” en Abril de 1.912.

La radio se mostró como un sistema igualmente eficaz y junto con el telégrafo formaron una dupla de comunicaciones sin parangón en la época. Sencillamente se iban a mostrar como unos sistemas que perdurarían en el tiempo. Marconi fallecería un 20 de Julio de 1937 en Roma habiendo recibido reconocimientos y prestigio, en 1.918 será nombrado miembro vitalicio del Senado italiano y en 1.929 se le concedería el título de marqués.

Y sin embargo pocos sabrán, de los que ahora nos leen, que Marconi estaba obsesionado con la idea de crear un aparato que lo pudiera poner en contacto con el más allá, quería hablar con Dios, a lo que puso su esfuerzo y empeño en conseguir, fruto de ese trabajo y ese objetivo nació la radio, un sistema que revolucionó el mundo pero que dejó en Marconi el agrio sabor de la victoria sin ver su deseo cumplido. Fue un primer intento, una pauta, un camino marcado… Muchos lo seguirían.

 

EL FANTASMA DE LA MONJA

EL FANTASMA DE LA MONJA

Por: Jose Manuel García Bautista

La película “La monja” ha puesto de moda todo lo que son las apariciones y espectros de religiosas que han hecho de determinados lugares su hogar. No es producto de la ficción y en Sevilla tenemos una buena colección de casos –investigados- en los que una monja es la protagonista absoluta desde el más allá para lamento de los aterrados testigos.

Puede que sólo sea producto de la sugestión, un hecho confundido con la realidad o el delirio de alguien que quiso ver aquello que sólo existía en su imaginación.

Las religiosas espectrales del ‘Hogar Virgen de los Reyes’
Es uno de los lugares que más misterios y secretos guarda de Sevilla, se ubica en la calle Fray Isidoro de Sevilla en el popular barrio de La Macarena y en su interior dicen, los testigos, que se aparecen religiosas sacadas de otro tiempo.

Fruto de las experiencias que diferentes personas tuvieron en su interior, como el profesor de baile José David Flores, se realizó una investigación en la cual se captó una extraña psicofonía de un coro, en el silencio de la noche, u otras menos entendibles que nos indicaban que pudiera ser el escenario de un fenómeno paranormal.

Una experiencia se viene a sumar a todas ellas de la mano de Rafael de Alba, una persona seria que vivió algo que jamás podrá olvidar. En una reunión mantenida con el testigo nos comentaba: “Te comento, tenía yo una pareja que se llamaba Reme, ella trabajaba allí hace 18 años más o menos; el primer día que fui a recogerla al entrar me encontré con dos monjas, una joven y otra mayor, le pregunté donde descansaban las limpiadoras, para recoger a Reme, y la más joven me señaló una habitación que había al final del pasillo, le di las gracias y estaban allí donde me indicaron”.

A Rafael le resultó extraño algo: “pero me pareció raro que no me hablaran, cuando le conté a Reme lo de las monjas me dijo: “aquí no hay monjas” y le dije “anda ya, si las acabo de ver y me han dicho que estabas aquí con tus compañeras”. Entonces la pareja, en la época de Rafael, se asustó mucho y “le dije “bueno me señalo donde estabas, no te asustes” pero al poco tiempo pidió el cambio porque le daba miedo”.

El lugar se encuentra ubicado donde antaño estaba la denominada “huerta de los peligros” y en las cercanías de la piscina municipal “Virgen de los Reyes“, donde también informan que suceden fenómenos inexplicables… ¿Casualidad?

En el Hogar Virgen de los Reyes se comenzó una amplia tarea de investigación en el año 2007 que culminó con diferentes reportajes y obras escritas sobre el mismo teniendo todos los testigos como “víctimas del misterio” y asustados protagonistas de esta historia tan particular. De hecho hemos sido los únicos –mi persona junto a José David Flores y Jesús García- que hemos estado investigando allí con una autorización oficial.

En el Hogar Virgen de los Reyes se ve a una monja aparecerse que tiene un lugar elegido: la antigua capilla; hoy retirada de culto y lugar de talleres ocupacionales o eventos del Ayuntamiento de Sevilla, a través de su distrito.

Fue el profesor de baile José David Flores quién destapó esta “caja de Pandora” y salió a la luz un caso tan espectacular como aterrador: niños espectral, movimiento de objetos, apariciones a alumnos, monjas fantasmas y un sin fin de fenómenos extraños que se manifiestan en su interior.

Otro nuevo testimonio se viene a unir a todo este espectacular caso del que fuimos pioneros en su investigación. Se trata de Marisa, nuestra testigo, quién preocupada debía hablar y “contarte algo que me ha pasado y que no me acabo de creer”.

Así me dispuse a hablar con ella que me contó su apasionante historia: “yo era hija de las hermanas del Virgen de los Reyes, me crie allí y tengo unos recuerdos muy claros de aquellos años. No hace demasiado regresé a Sevilla y al cabo de los días quise acercarme allí, a ver el colegio.

Llegue y estaba todo muy bonito, con los jardines y el ladrillo con muy buena presencia pese a los años pasados. Me quedé impresionada. Entré dentro y de repente vinieron hacia mí dos monjitas que me dijeron si me podían atender en algo.

Les expliqué que era hija del Hogar y que sólo me había pasado a verlo. La madre portera me tomó del brazo y la otra monjita me escoltaba y comenzaron a enseñarme el salón donde comíamos, las aulas de enseñanza. Me subieron a las habitaciones. Fueron muy amable y me dijeron que me pasara por allí para celebrar el día de La Milagrosa“.

Yo, sorprendido le dije: “¿Y cuándo fue eso?“. Ella me miró y me dijo: “hace menos de un año”. Mi sorpresa crecía y dejé que siguiera su relato, su experiencia.

“Entonces pasó el día de La Milagrosa y por unas cosas y otras no pude ir. Pero en Diciembre me dije ir a disculparme por no ir a su invitación. A llegar le recibió un guardia de seguridad o alguien de portería de allí y me dijo que donde iba. Yo le dije que a ver a las monjita y él me dijo que allí no había monjitas.

Le dije que sí que yo había estado con ellas hace unos meses y me enseñaron el colegio. Entonces el hombre al verme la cara me dijo que pasara, me enseñó el centro y todo estaba cambiado de como yo lo vi entonces, totalmente cambiado.

Sorprendida me dijo que esperara y llamó a una compañera, la chica salió y me dijo que las monjitas llevaban décadas sin estar allí y que lo que yo había visto era una cosa de la que no se solía hablar allí. Asustada les pedí que me lo contaran y me hablaron de las monjas que allí se aparecen y que lo que a mí me había pasado ya le ocurrió a otra persona y que allí, en el Hogar, se aparecen fantasmas”.

Marisa tenía la carne de gallina mientras me lo relataba que, unido a todo lo que sabemos de este centro, pues hacen una experiencia increíble más sucedida en su interior.

Si alguna vez visita el Hogar Virgen de los Reyes y le reciben dos monjitas sepa usted, amigo lector, que se encuentra ante la visión de lo quimérico, ante lo imposible, ante la esencia misma del misterio.

Fenómenos paranormales y fantasmas en el Hospital de San Lázaro
Cerca del popular barrio de Pino Montano, a la salida hacía la Sierra Norte de la provincia de Sevilla, al final de la avenida del doctor Fedriani, encontraremos el vetusto edificio del Hospital de San Lázaro, un lugar que también pone los pelos de punta.

En el interior de este edificio son muchos los relatos que se cuentan y que hay que saber separar la leyenda de la realidad. Es curioso por qué en su interior buena parte del equipo de trabajadores, sanitarios o de mantenimiento del mismo tienen una historia extraña que contar, desde una formación de aparecidos “como almas en pena” que debe recordarnos su anterior condición de leprosería con esta suerte de “Santa Compaña”, hasta la visión etérea de una señora vestida de negro y que desaparece para consternación de todos.

Entre pacientes y trabajadores forman una sólida red de testimonios que abogan por la realidad de los fenómenos paranormales en su interior. Uno de los supervisores de quirófanos -que ya no trabaja en dicho lugar- habla de la aparición de una monja en dicha zona, y tal vez entre exageración o realidad, ¿quién sabe?, comentaba que fue aquella monja espectral la causante del fallecimiento de tres personas…

En cierta ocasión un ATS del centro hospitalario quedó encerrado en una zona sin uso, entonces comenzó a sentir como algo frío se le acercaba y ante él se comenzó a forma la imagen fantasmagórica, etérea, de una aparecida que casi lo mata de la impresión.

El fantasma del Convento de Santa Clara

Uno de los espacios culturales más conocidos de Sevilla, adscrito al ICAS, es el Convento de Santa Clara en el entorno de la Alameda de Hércules. En torno a este magno edificio hay toda una fascinante.

Historia e historias paranormales.
El edificio se construyó junto a un viejo palacio propiedad del infante don Fadrique de Castilla, hijo del rey santo Fernando III. El conjunto del convento, su edificación, se desarrolló entre los siglos XVI y XVII, quedando integrado dentro del palacio de estilo mudéjar y del que sobrevive la muy simbólica Torre de Don Fabrique.

Hoy es un entorno cultural pero también un lugar donde se manifiesta lo imposible. En este tiempo he tenido la oportunidad de investigar en diferentes ocasiones sucesos que me han descrito los testigos y que no dejan de ser tan inexplicables como impresionantes. Así los primeros testimonios se registran a principios de 2005 cuando un vigilante pudo observar como en la parte de la balconada del patio trasero paseaba una monja, en una visión claramente quimérica. Rescatando dicho suceso de mis archivos podía leer (textualmente): “fue sobre las dos y media de la tarde, iba al otro ala, dejé a mi izquierda las escaleras y pasé al patio, seguí andando y algo vi moverse en la planta de arriba, miré y vi a una religiosa vestida de blanco, me llamó mucho la atención, que quedé embobado, nada, era imposible. Me tuve que salir fuera a la calle y cuando llegué a casa mi mujer me lo notó en la cara, me dijo: “¿has visto un fantasma?”, y le dije que “algo así”, fue aterrador”.

En 2013 tuve la oportunidad de grabar en el edificio junto a mi compañero José Antonio Colinet, director de Kronos para 20 Tv. Debía hacer mi habitual intervención hablando de misterios a la vez que realizábamos el magazine y se cubría una interesante exposición fotográfica. Mientras procedíamos a la grabación muchas personas nos reconocían, por aquello de la televisión, y nos comentaban: “¿vais a hablar del fantasma que hay aquí?” y aquello no hizo más que abundar en nuestra curiosidad y escuchar con atención como las personas que nos preguntaban habían escuchado habla de la aparición de una monja fantasma en su interior.

Sor Úrsula, el fantasma del Parlamento de Andalucía
La primera vez que escuché hablar del fantasma que mora por los pasillos del magno edificio del Parlamento de Andalucía fue siendo joven, entre las páginas del periódico “Diario 16”, y firmando dicho artículo todo un insigne del periodismo en Sevilla como es Francisco Correal.

Lo que narraba en aquel artículo, no sin cierta sorna, no dejaba de ser sorprendente: en aquel lugar se aparecía el espíritu de una religiosa que tenía atemorizados a vigilantes de seguridad, limpiadoras, personal administrativo y de servicio e incluso a los diputados andaluces dando nombres de personas que hablaban sobre el fantasma.

Así, movido por la curiosidad comienzo a investigar lo que se iba a constituir como uno de los casos paranormales más importantes de Sevilla pues afectaba a uno de sus edificios más emblemáticos.

Fallecida en una de las epidemias de peste en Sevilla, pasaban los años y, a modo de parca, sor Úrsula seguía merodeando en el edificio, desde el más allá se resistía a abandonar aquel que había sido su hogar, y fruto de sus desvelos, por años; se aparecía en pasillos y enfermería, en compañeras religiosas o a pacientes, y el tintineo de sus llaves era temido por aquellos a los que se aparecía pues a la mañana siguiente ese infortunado habría pasado a mejor vida…

Así el edificio conoció enfermo que tuvieron su particular encuentro con sor Úrsula y no vivieron para contarlo.

Se hizo popular el edificio de estar encantado y cuando comenzaron las obras de acondicionamiento del mismo a comienzo de la década de los 90 los trabajadores decían lo mismo: veían a una monja pasear por la galería alta o por los pasillos, sabiendo que allí no había nadie.

Al abrir el edificio fueron los vigilantes de seguridad los que comienzan a vivir su particular calvario. Puertas y ventanas que se abren y cierran (aún hoy día), pisadas que proceden de la nada, descensos bruscos de temperatura, o la terrible visión de una monja etérea que pasea por lo que antaño, siglos atrás, fue su hogar.

Grabando un programa de “Sevilla Oculta” para 20 Tv en el edificio nos contaron, al equipo de técnicos y a mí como dos diputadas -de dos grupos políticos diferentes- habían podido ver a sor Úrsula el pasado invierno, pero sus apariciones van más allá y a los que visitan la biblioteca magnífica del edificio también gusta de aterrorizar.

Quizás haya que aplicar aquella máxima de “mejor creerlo que no verlo”, atrás queda el Parlamento de Andalucía con su fantasma, y a buen seguro no será la última vez que tengamos noticias suyas sin que sepamos aún la razón por la que se manifiesta en su interior.

 
 

EL ‘HUMANOIDE’ DE ‘EL CONDESITO’

Por: Jose Manuel García Bautista

El humanoide de ‘El Condesito’, un caso ovni para la historiaEn la perdida memoria del tiempo se esconde uno de esos casos que cautivaron, conmocionaron e hicieron camino en la larga historia de la ufología nacional.

En la perdida memoria del tiempo se esconde uno de esos casos que cautivaron, conmocionaron e hicieron camino en la larga historia de la ufología nacional. Entre llanos y marismas un nombre resuena aún con los ecos de la añoranza del pasado y de su significado en, otrora, épocas pasadas, es El Condesito.

Se llamaba El Condesito a una finca ubicada en la localidad onubense de Rociana que en su apacible calma un día vio quebrantada esa quietud con fenómenos de difícil comprensión: apariciones de luces y objetos misteriosos en el cielo o manifestaciones sonoras de difícil calificación, a tal extremo que los trabajadores de la finca llegaron a abandonar su trabajo ante la presión y el miedo a lo que allí acontecía.

Ante tal situación, nos encontramos, en abril de 1975, un grupo de personas cuyo interés y espíritu de aventura-conocimiento los embarca en una investigación sin precedentes en la búsqueda de aquello que llamamos: Desconocido. Uno de aquellos pioneros del misterio en la región era Manuel Osuna Llorente, profesor rural de la localidad sevillana de Umbrete, de fuerte carácter y marcadas tendencias ufológicas, con él otros históricos hoy de la ufología nacional como Ignacio Darnaude Rojas-Marcos, el inigualable Julio Marvizón, Rafael Díaz, Roberto Pozuelo, Francisco Peláez. José Ruesga Montiel, Helio Contreras o el mismísimo Antonio José Alés, director del conocido espacio de la Cadena SER en la década de los 70 Medianoche.

La situación en la finca se hacía por días insoportable e insostenible y en ella estos investigadores pudieron grabar hechos que pasarían a la historia de forma inquietante… Uno de sus protagonistas se manifestaba así, es Antonio José Alés: «Una noche se vio un gran destello en el cielo que nos emocionó. Las cámaras lo captaron, el destello en su máxima intensidad, duró unos segundos, pero los efectos residuales luminosos se mantuvieron unos minutos y poco a poco se fueron diluyendo, y fue entonces cuando se advirtieron dos pequeños puntos luminosos, uno se diluyó de inmediato y el otro, que se mantuvo algo más, se fue elevando poco a poco hasta adquirir una extraña forma, primero, de aspecto fetal. Posteriormente tomó el aspecto de un astronauta, hubo tiempo de hacerle una fotografía y se alejó…» Aquella experiencia marcó ya el devenir de futuras investigaciones, Manuel Osuna lanzó la hipótesis de una «nave» sobre Sanlúcar de Barrameda que habría lanzado un holograma para avisar a los observadores de lo que sucedería sobre la finca…

El equipo de Manuel Osuna también fue innovador en su época y gustaba de usar o hacer fotografía con película infrarroja para tratar de captar por ese medio aquello que el ojo humano no es capaz de ver, era «fotografiar lo invisible» como le gustaba decir. Una de esas noche algo insólito ocurrió que no descubrieron hasta revisar en sus domicilios el material de la investigación: en una de las fotografía realizadas con película infrarroja se distinguía perfectamente lo que parecía ser el rostro de un desconocido frente al objetivo, alguien, que a decir de los testigos, no estaba allí presente y que pertenecía a otro mundo, a otra dimensión o a otro universo desconocido… era la fotografía mítica del caso El Condesito y la que a la postre inmortalizaría este caso para la posteridad en los anales de la ufología nacional.

El rostro, pertenecía a un desconocido de 1,85 metros de altura, con las cavidades oculares claramente marcadas, larga nariz, orejas excesivamente pegadas al «cráneo» y lo que aparentemente se calificó de barba o zona barbada. Aunque se dieron mil explicaciones a esta presunta fotografía de un extraterrestres al final prevaleció la hipótesis más arriesgada y se le pasó a denomina como la «fotografía del extraterrestre de El Condesito. «…Todos llegaron al convencimiento, tal vez llevados a él por la figura dominante de Manuel Osuna y Helio Contreras, que lo visto aquella noche era la prueba irrefutable de la realidad OVNI entre nosotros. A Osuna y Contreras les gustaba pensar que aquel ser captado era un extraterrestre «que se había dejado fotografiar para dejar evidente la prueba de su existencia a aquellos buscadores de OVNIs».

Los fenómenos prosiguieron y también en plenas marismas onubenses, en pleno Coto de Doñana, se pudieron ver luminiscencias que formaban espirales, círculos y otras formas luminosas que dejaban impresionados a nuestros testigos-investigadores. Las investigaciones no eran nuevas en la zona, ya se había investigado y se habían realizado observaciones OVNIs en ella durante el año 1974 (comenzando el 17 de Julio) y a partir de esa fecha siguió en el tiempo y los años.

Más experiencias OVNI

En septiembre de 1975 dentro de El Condesito, cuya propiedad era de Francisco Ferraro Bejarano, se capta algo que llena de estupor a los asistentes… una psicofonía que decía: «Ya-qui» y que entendieron en su ambigüedad como «Ya aquí» o «ya estamos aquí», todo ellos tras ser observados unos objetos luminosos que también fueron calificados aquella noche de misterio y emociones como OVNIs. Igualmente se captaron en aquellos rudimentarios, aunque no exentos de calidad, magnetófonos unos golpes sobre un objeto metálico de no excesiva resonancia… nadie sabía de donde surgieron aquellos golpes que nadie de los presentes pareció haber provocado.

Las sorpresas no abandonaban a este grupo de pioneros y en una posterior visita una nueva voz del misterio es captada por sus magnetófonos, en esta ocasión se capta un vocablo inglés:»Hop» que es traducido equívocamente como «espera, confía y ten esperanza». Incluso hay quien afirma que se grabaron otras psicofonías que decían «Manolo» por Manuel Osuna, como si todos aquellos mensajes e inquietantes fenómenos desconocidos estuvieran dedicados a convencimiento ulterior de Manuel Osuna de la existencia real de todo aquello que había investigado ante su desarrollada enfermedad, era como si algo o alguien lo estuviera premiando por su carrera paranormal en una vida que ya se le apagaba por momentos.

En aquellas experiencias psicofónicas también parecían disponer de un guía o enlace con ese lado desconocido, llamado Oxalc y con claras tendencias argumentales del IPRI o los contactos con el grupo peruano del entonces periodista Juan José Benítez. No puedo olvidar en este apartado que nuestros pioneros también se apoyaron en la ouija como método de contacto, en su convencimiento de que cualquier método es bueno si ese contacto se daba y podían captarlo y demostrarlo, eran otros tiempos, eran otros métodos… Quizás más crédulos pero también menos viciados que los que se dan en la actualidad.

Nuestro lector, en esta guía apresurada por lo más importante sucedido en la onubense finca de El Condesito, podría pensar que el caso tenía y tiene todo aquello que un investigador del misterio, de lo desconocido busca: psicofonías, ouija, mensajes extraños, un guía «el más allá», OVNIs, apariciones extraterrestres y extrañas formas que parecían indicar que las voces del otro lado o los No Identificados estaban iniciando el contacto pero… pero no ,no es todo así, sólo hemos expuesto una parte, una parte que nos muestra lo que consiguieron y captaron aquellos aventureros del misterio que marcaron una senda a generaciones posteriores, con todos sus valores, defectos y virtudes… Sin embargo todo aquello podría ser explicado, todos los fenómenos ocurridos en esta singular finca podrían tener una perfecta y clara explicación que aunque catalogaríamos de «experiencias únicas» lo cierto es que también habría que etiquetarlo como «experiencias racionalmente explicables».

¿Posibles explicaciones?

Y es que los fenómenos luminosos en la zona del Parque Nacional de Doñana en las localidades andaluzas de Huelva, Cádiz y Sevilla son conocidos desde hace décadas, la proximidad de las instalaciones del INTA en Mazagón (Huelva) y las pruebas-experiencias aéreo espaciales que en ella se realizan ha sido causa durante décadas de confusiones con los No Identificados, es hoy día e incluso hay que saber muy bien separar los casos OVNIs en la zona de aquellos que son etiquetados como tales y que realmente son producidos o provocados por las experiencias llevadas a cabo por le INTA en la zona.

Así pues en una época de absoluto secretismo militar en España, en una postrera dictadura en nuestro país y con unos oscuros acuerdos con los EE.UU. en cuestión de cesión territorial para instalaciones americanas en territorio español, pues el recabar información veraz sobre experiencias realizadas en la zona por el INTA o por los aliados norteamericanos era poco menos que imposible o simplemente la negación por parte de las autoridades competentes españolas en dicha materia de cualquier experiencia militar o similar secreta realizada en la zona. Así, y pese a los bueno contactos que me consta que el grupo de Manuel Osuna tenía, no llegaron nunca a obtener esa información veraz…algo diferente en nuestros días.

Hoy día sabemos que la década de los 70 en la zona fue pródiga en la realización de experimentos y experiencias aéreas con lo cual podían ser divisadas y contempladas con facilidad en localidades cercanas, localidades cercanas como… Rociana, justo la ubicación de la finca El Condesito y como en tantas otras ocasiones, las autoridades españolas preferían que se creyera en OVNIs y fenómenos ufológicos o de contacto antes que en pruebas secretas militares, la mascarada era perfecta, el resto se conseguiría con una cortina de negación y silencio, y tal vez con algo de publicidad en medios de comunicación que arengaran ese extraño movimiento que buscaba OVNIs en los cielos españoles, aunque no seré yo quien afirme que esas experiencias en El Condesito podrían estar sujetas a esa explicación aunque no quiere decir que sea la correcta y si, sólo, una conjetura de trabajo.

La misteriosa fotografía

Un punto donde debemos detenernos es en la misteriosa fotografía del supuesto ser captado ante la cámara con película infrarroja y que tanto hizo hablar de ella. Una imagen propiedad –que siempre se olvida citar a su autor y es justa la mención- de Julio Marvizón (la que ilustra el artículo es un dibujo que se basa en ella) y que muestra a un ser, varón aparentemente, con raya hacia un lado, barbado, orejas pegadas al cráneo, cavidades oculares y larga nariz, no se distingue la boca y está desenfocada. Se calcula que la figura captada se encuentra a menos de medio metro de la cámara al estar ubicada al infinito provoca el hecho de su desenfocado. Sea como fuere parece que la famosa fotografía parece deberse a un personificado e inmortal ya curioso en busca del misterio aquella fría noche de los albores del franquismo en España.

Se consiguieron otras instantáneas bastante notables en la finca de Rociana pero el matiz es que los resultados también se debían a una exposición elevada de tiempo que hacía que cualquier detalle se magnificara, ante los resultados, las ganas de Helio Contreras, la ilusión de Manuel Osuna o las, a veces, demasiadas afirmaciones pro HET que se estaban viviendo, dimensionaban el caso a extremos nunca imaginados por aquellos históricos pioneros del misterio y la ufología en España.

A contracorriente…

No sería objetivo si en mi exposición no diera cabida a los más escépticos de éste caso. Ellos manifestaron que el mismo Manuel Osuna, en sus últimos días de vida expresó sus dudas, exceso de ganas por creer y precipitación sobre este impactante caso. Tampoco ayudó demasiado la forma en la que el popular Antonio José Alés -desde su «Medianoche» y posteriormente en obras como «OVNIS en España» (Tribuna de Actualidad), «Alerta OVNI» junto Andrés Madrid (Editorial UVE)- tocó el tema pero que es otro factor importante de su éxito como caso ufológico.

En épocas más reciente, José Miguel Alcíbar Cuello realizó un esfuerzo en el análisis de la fotografía del presunto extraterrestre quedando plasmada en su obra: El Condesito: un viaje al corazón del fenómeno OVNI» (Fundación Anomalía) donde se realiza un análisis fotográfico de la misma y es la fuente de donde muchos inspiran sus trabajos para hablar de este caso, aunque quizás su libro no dijera nada nuevo ni conocido para aquellos que ya habían estudiado en profundidad este apasionante caso.

El caso de El Condesito pasará a la historia como uno de los más importantes e impactantes investigado por aquellos pioneros de nuestra ufología, personas que innovaron en la investigación del fenómeno OVNI más allá de cualquier creencia preconcebida en el fenómeno más importante del siglo XX.

 

EXPEDIENTES X EN ANDALUCÍA

EXPEDIENTES X EN ANDALUCÍA

Por: Jose Manuel García Bautista

Hacemos un viaje por la Comunidad Autónoma de Andalucía para descubrir algunos misterios insondables que, aun hoy, siguen originando situaciones más propias de la ficción que de la indiscutible realidad.

Todas las ciudades de España guardan un secreto, un enigma por resolver, una casa encantada, un lugar aparicionista o un punto caliente para los “No Identificados”, sea como fuere son lugares que, muchas veces, pasan inadvertidos y tiene todo un misterio que mostrarnos, en algunos casos auténticos expedientes X.

Hacemos un viaje por la Comunidad Autónoma de Andalucía para descubrir algunos misterios insondables que, aun hoy, siguen originando situaciones más propias de la ficción que de la indiscutible realidad.

El fantasma del Teatro Cervantes de Almería
Desde que escuche la historia de los fenómenos paranormales no me ha dejado de sorprender por la cantidad de hechos que se concurren y que le confieren un carácter excepcional.

En el Paseo de Almería encontramos una zona de ocio en el que destaca un conjunto de edificios en el que tienen especial relevancia el Círculo Mercantil e Industrial y el Teatro Cervantes.

Es en éste último donde nos vamos a detener, un edificio tradicionalmente encantado que encierra una evocadora historia de fantasmas.

Fue construido en el año del desastre, en 1898 con diseño del arquitecto Enrique López Lluch y que estaba llamado a cubrir las necesidades de la ciudad. Aunque fue en 1921 cuando se produce su inauguración. Un año después llega a la ciudad la afamada compañía teatral Tudela-Monteagudo, entre las obras a interpretar estaba la muy esperada “Santa Isabel de Ceres”. Esperada pues era polémica ya que se trataba unas prostitutas que trabajaban en un burdel contando las aventuras y desventuras de unos hombres viciosos. La obra se centra en la historia de un pintor que se enamora de una de las chicas “de vida alegre” e intenta sacarla de allí. Evidentemente en la España conservadora y católica se consideraba inmoral y se trató de boicotear, aunque ello sólo hizo incrementar el interés y el morbo por presenciarla.

En la promoción que se hizo se llegó a decir que en “Santa Isabel de Ceres” se verían disparos que parecerían reales así como innovaciones sorprendentes en el escenario, y se fechó su estreno para la noche del 21 de enero de 1922.

En aquella compañía estaba al artista local Concepción Robles Pérez, que se trasladó a Madrid para perfeccionar sus dotes interpretativas y regresaba a su tierra natal. Conchita Robles, era bella y de gran talento, siendo un atractivo más de la obra.

Pero también había un lado negativo, Carlos Verdugo era su marido y comandante de la caballería granadina de los Húsares de la muerte, que había llegado a la capital a dar muerte a su esposa motivado por unos celos que originaron unos rumores intensos que afirmaban que ella tenía un romance con uno de los actores, para complicar aún más la situación ella había solicitado la separación matrimonial, la situación era insostenible.

Carlos Verdugo ya había maltratado, en alguna ocasión, a Conchita, y ella tenía miedo pues también había intentado matarla. Con esa preocupación se avisó a los empleados del teatro por si se le veía en las representaciones. Pero el marido logró colarse engañando a un portero haciéndose pasar por un empresario teatral gaditano que quería contratar a Conchita.

Con esa excusa, y después de haber ingerido mucho alcohol, buscó acomodo en la zona más cercana a la salida de emergencia y esperó el inicio de “Santa Isabel de Ceres”. En aquel teatro se dieron cita altas personalidades de Almería y su provincia.

Al escenario compareció Conchita Robles que estaba magnífica. Carlos Verdugo se escondió tras el escenario para encontrarse con Conchita Robles cuando ésta volviese de los camerinos para entrar en la segunda escena. Llevaba una pistola y apuntó a su esposa, ella, presa del pánico, buscó refugio tras el encargado de la cartelería de la obra, Manuel Aguilar, de 16 años, creyendo que no dispararía. Pero el comandante disparó contra Manuel impactando en su pecho. Conchita buscó en su huida el escenario, cubierta de sangre, y se derrumbó en el centro del mismo. Estaba herida de muerte. El público pensó que era parte de la obra levantándose y aplaudiendo creyendo que era una de las sorpresas anunciadas y “de gran realismo”. Manuel salió tras el telón manchado de sangre y gritando “¡los disparos son de verdad!”.

El pánico se apoderó de los asistentes a la obra que trataban de huir mientras un médico accedía al escenario, era José Gómez Campana que con ayuda del director del diario almeriense “El Faro”, Sixto Espinosa, trataron de reanimar a Conchita que agonizaba allí mismo.

Carlos Verdugo colocó su pistola en la cabeza buscando una salida rápida, un suicidio, pero sólo perdió el ojo derecho, debió temblarle el pulso finalmente. Se le apresó y llevó al hospital para posteriormente ser condenado a dos cadenas perpetuas. Años después escribió sobre las razones de aquel terrible asesinato y su obsesión por matar a la que fue su esposa y destacada actriz.

El joven Manuel Aguilar murió seis horas más tarde en el Hospital Provincial abrazado a una cruz.

Marcelo era un brasileño que vivió muy de cerca fenómenos extraños cuando le desaparecían las herramientas, se abrían y cerraban las puertas o vio como el cuadro de sonido se abalanzaba sobre él. Se fue del lugar negándose a trabajar más allí.

Manuel Tripiana es otro de los trabajadores que vivió sus manifestaciones en el Teatro Cervantes. Pudo escuchar susurros, pasos en el piso superior, luces que funcionaban inteligentemente sin que nadie actuara sobre ellas… Incluso, una noche, pidió una señal si había alguien allí y obtuvo como respuesta el movimiento circular de una silla que colgaba de una de las cuerdas situadas entre bambalinas.

Se llegó incluso a ver a una mujer con un pañuelo en la cabeza, como se caracterizaban en la obra “Santa Isabel de Ceres” las actrices.

También, en época reciente, Antonio Asencio, propietario del teatro, vio como caían un bien número de carteles, no le dio importancia hasta que tuvo conocimiento que Manuel Aguilar era la personas encargada de los programas de mano y los carteles.

No finalizan ahí los hechos misteriosos ya que trabajadores como Pepe González, han visto en el teatro a un hombre al que le faltaba un brazo y la parte inferior del cuerpo, vestido de forma elegante y que identifican con Manuel Orozco, antiguo propietario del Teatro Cervantes.

Otros hechos luctuosos sucedidos fue el suicidio de un tramoyista en los años 40 optando por ahorcarse de una de las cuerdas del escenario o de la construcción del edificio en lo que antaño fue un cementerio árabe.

Dicen que el fantasma de Conchita deambula por el edificio, y no sería de extrañar si tenemos en cuenta su trágica muerte.

La misteriosa Casa de los Espejos en Cádiz
En la bella ciudad de Cádiz, la “Tacita de Plata”, nos encontramos historias que cabalgan entre la leyenda y la realidad, historias que han dejado un aura de misterio e intriga en todo aquel que se acerca a ella o las conoce. En la bella ciudad gaditana nos encontramos con historias paranormales tan singulares como la de la Casa Cuna o la Casa del Obispo, sin exceptuar el misterio que entraña la explosión de Cádiz de 1947.

Pero en Cádiz también encontramos otra historia que no puede menos que sobrecogernos. Esa historia no dice que cerca de la Alameda, frente al monumento del marqués de Comillas junto al mar, podemos encontrar una antigua casa abandonada de la cual cuentan que está encantada. La llaman “La casa de los espejos” y se cuenta que en ella vivió un capitán de barco con su esposa y su hija; la hija le pedía a su padre que cada vez que volviese de algún viaje este le trajese un espejo.

El tiempo pasaba y aquella niña se convertía, poco a poco, en una mujer, una mujer bellísima y una hija ejemplar. Su padre sentía adoración por ella y seguía con aquella costumbre de años de regalarle un espejo allá donde viajara, allá donde navegara en el mundo.

La madre comenzó a sentir celos de la joven, tanto que creía que su marido ya no la amaba y que ese amor lo tenía todo la figura de su hija… En ausencia del marino las discusiones entre ambas no cesaban y un mal día se le ocurrió acabar con todos sus problemas: envenenaría a la joven.

Al cabo de unos meses el marino llegó a casa y su esposa, entre lágrimas, le narró la amarga experiencia de la extraña enfermedad que había contraído la joven y que había acabado con su vida… Una enfermedad muy grave contra la que nada pudieron hacer. El hombre lloró con amargura la muerte de su hija y una noche, mirando uno de tantos espejos traídos de lejanos lugares contempló una imagen que le aterró: vio como la madre envenenaba a la joven y esta moría. Entendió la verdad de lo sucedido.

La asesina fue encarcelada tras confesar muriendo en presidio; el amargado marino tomó su barco y desapareció para no volver jamás a la llamada Casa de los Espejos, una casa que, dicen, está encantada y deshabitada.

Los que hablan de fantasmas en su interior narran misteriosos relatos en los que se escuchan pisadas y llantos en el piso superior, en una zona donde se encontraba la habitación de la joven y cuyas paredes están cubiertas de espejos fruto del amor de su padre, dicen que, a veces, esos espejos reflejan una realidad ocurrida hace años y que tuvo como trágica consecuencia la muerte de aquella hermosa joven a manos de su celosa madre.

La casa de las brujas de Córdoba
Se encuentra en el número 4 de la calle Padre Miguel Molina antes llamada de la taquilla cuya historia es curiosa es esas que a uno le estremece y que, sin duda, hace que pensemos si tras las leyendas e historias de antiguas brujas se esconde algo más.

Nos ubicamos en la localidad cordobesa de Montilla, allí vivían “Las Camachas”, una casa que era es conocida como tal y que tenía en Leonor Rodríguez a su protagonista.

Nacida en el año 1582 fruto del matrimonio de Alonso Ruiz Agudo y Elvira García, recibía el nombre y el primer apellido de su abuelo García Camacho. Comenzó a forjarse ya fama de hechicera, de una mujer que estaba en contacto con aquella parte más esotérica y más misteriosa, tal vez la que más inquietaba a sus vecinos.

Comenzaron a tenerle miedo y es que ya con sólo cinco años, cuando se marcha a Granada, tenía la vitola de ser “especial”. En la ciudad de la Alhambra perfecciona el arte secreto que escondía y aprende a hacer los ungüentos de la brujería.

Leonor está preparada y comienza a visitar otros puntos de la Península Ibérica en los que también se perfeccionó y estuvo en contacto con otras personas. Su conocimiento creció pero también crecía su fortuna ya que eran muchas las personas que le encargaban trabajos en contra de otros vecinos.

Necesitaba ayuda y comenzó a “dar clases” a alumnos, contaba con una habitación repleta de utensilios de cocina, animales, vasijas, todo para hacer los rituales de brujería que llevaba a cabo. Aceptó a dos chicas que tuvieron tal simbiosis con Leonor que se hicieron llama “Las Camachas” y que causaban mucho temor en Montilla.

Pero la situación era insostenible y los padres jesuitas la denunciaron a la Inquisición. Los vecinos más temerosos fueron a testificar contra ella con el oscuro deseo que la encarcelaran y quedar libres de sus sortilegios.

Leonor fue condenada en 1572, sus bienes embargados, impuesta una multa de cincuenta mil maravedíes y un destierro de 10 años de duración, fue azotada delante de todo el pueblo y juró gritando venganza contra quienes la habían acusado añadiendo que nadie podría jamás vivir en su casa tomada y habitada por demonios pese a que ella negó las acusaciones que le señalaron como bruja.

Falleció en el año 1585 a la edad de 53 años, en su casa muchos no pudieron llegar a vivir porque decían que percibían la negatividad, la oscuridad.

La vieja casa del siglo XVI fue restaurada y hoy puede ser visitada para contemplar su patio andaluz con un pozo en el centro junto a las muchas macetas que decoran las paredes. Hay un lugar temido: su sótano, allá donde dicen que estaban guardados los secretos rituales de “Las Camachas”, rituales de brujería y hechicería.

Su fama fue inmortalizada por Miguel de Cervantes quien en su obra “El Coloquio de los perros” narra la historia de la bruja más famosa de Montilla.

Andalucía es tierra de misterios en un viaje que no acaba aquí…

 

LOS ARCHIVOS SECRETOS DE ANDALUCÍA

LOS ARCHIVOS SECRETOS DE ANDALUCÍA

Por: Jose Manuel García Bautista

Les propongo un viaje al corazón del misterio y de los enigmas que tenemos más cerca, de los de nuestra tierra para su sorpresa y asombro.

Misterios del Sacromonte en Granada

Controlando toda la ciudad de Granada se encuentra el Sacromonte, conocido antes como el Monte Sacro de Valparaíso, un lugar cargado de magia, un monte sagrado se comenzó a forjar su leyenda con un acontecimiento que ha levantado pasiones y enigmas. Sucedió en el año 1595 cuando se descubre un manuscrito con unos caracteres árabes arcaicos, con dibujos de estrellas de seis puntas y algunos otros símbolos que estaban labrados en láminas de plomo y que se conoce como libros plúmbeos. Este libro es el curioso resultado de un engaño orquestado para conseguir la sincronización de dos religiones, dos religiones que habían luchado por algo más que la fe en tierras españolas y granadinas. Así lo piensa el profesor Darío Cabanelas que considera que contiene profecías y milagros, en un intento en el que se trataba de aunar las religiones cristianas y musulmana como una nueva tendencia dentro del pueblo granadino. Y tenía mucho lógica pues los árabes que necesitan ser aceptados por una parte y conseguir poco a poco integrarse dentro de la Reconquista y por otra parte estaban aquellos que tenían una tradición no cristiana y que de alguna forma se acercaban a estas creencias. Los musulmanes tenían como punto de conflicto el culto que los cristianos hacen a las imágenes y las reliquias.

En el libro plúmbeos se narraban temas muy curiosos un gran componente profético, así se daba cuenta de la historia de ciertos discípulos de Santiago, santos varones cristianos, y del martirio que en ese mismo monte tuvieron por parte de los romanos en tiempos del emperador Nerón. En ello todo era, aparentemente, inédito y conciliador. Los que tenían acceso a su contenido pensaban que era un vuelco religioso difícil de aceptar. Igualmente en el Sacromonte, en fechas remotas, habría tenido su ubicación un templo dedicado a Apolo y en tiempos cristianos se hacían diversas romerías que iban llenando cruces los caminos escarpados. Esto tuvo una gran incidencia y todo se apoyaba en la creencia en ese libro plúmbeo en el que en los granadinos creían. Así las autoridades prohibieron todo lo que eran las peregrinaciones con antorcha a Sacromonte, a pesar de esta prohibición hubo un periodo de tiempo en el que la autoridad de la Iglesia hablaba de los contenidos de los libros que se encontraron en el Sacromonte e incluso utilizaron los mismos para un caso de exorcismo en el año 1630.

Huelva: William Martin, el héroe que nunca existió

Es una historia apasionante… Corría la Segunda Guerra Mundial, la vieja Europa se veía asolada por el azote de un dictador que mantenía en jaque a los guerreros de la libertad, a los enemigos del nazismo. Para desviar la atención del alto mando alemán de las operaciones aliadas en las costas de Sicilia en 1941 se idea la operación Mincemeat. Aquella maniobra de distracción fue ideada y organizada por el teniente de navío Ewen Montague tenía por objeto que los adoradores de la esvástica se centraran en otro punto lejos del epicentro de operaciones en el Mediterráneo. Así nace el desafortunado William Martín y el misterio de su tumba en el cementerio de Huelva, la tumba de un hombre que como tal jamás existió…

Y es que William Martín no pasó de ser un cadáver sobre el que se montó toda una identidad, una vida, para luego, un 19 de Abril de 1943, embarcarlo a bordo del submarino Seraph, tras un intrigante viaje ese cadáver fue abandonado en aguas gaditanas siendo recogido por un pescador onubense y llevado al puerto de Huelva donde posteriormente fue trasladado al depósito municipal. Dada las motivaciones y la relación estrecha entre el gobierno español de la época y el régimen fascista en Alemania trascendió la llegada del cadáver a suelo patrio, los servicio de espionaje alemanes, británicos y españoles estaban conmocionados por este hallazgo y lo que ello conllevaría…, si bien la sorpresa británica era más fingida que real… Notificada la recuperación del cuerpo la embajada británica solicita en Madrid la devolución de unos importantes, casi vitales documentos que el paracaidista portaba: una carta de su novia, monedas británicas, un ticket para el teatro y hasta una carta del gerente del banco, en la cual le comunicaba que el saldo de su cuenta personal estaba en rojo y la documentación de los futuros planes de guerra. Aquello era ya sabido por los miembros del Eje quienes habían analizado dicha documentación que, de forma falsa, indicaba que el teatro de la guerra se iba a producir por otro lugar al que pensaban inicialmente.

Un 13 de Mayo de 1943 fueron entregados, cumpliéndose los plazos esperados, de esta trampa tramada por los aliados… Los miembros del Eje, gracias a la participación del gobierno de Madrid que era oficialmente no beligerante en el conflicto, habían picado este anzuelo de vital importancia en el devenir de la guerra. La reacción alemana tras el estudio de aquellos documentos no se hizo esperar y Hitler junto a su Estado Mayor decide cambiar sus planes de guerra en función de aquella milagrosa documentación que les había llegado… La treta de los aliados había cumplido su objetivo y tal mascarada había llenado de confusión a los miembros del Eje. La guerra siguió su curso, los aliados entraron en el Mediterráneo y Sicilia tuvo un papel destacado en ese teatro de operaciones, los alemanes y los servicios secretos del IIIer. Reich estaban convencidos que costas de Cerdeña y del Peloponeso eran las elegidas para efectuar el desembarco. El papel de Sicilia era simplemente una maniobra de distracción pero de importancia vital en el desarrollo de los planes de guerra, que en realidad encubrirían los planes de invasión que se preparaban con respecto a la isla.

Hitler en virtud de aquella información mandó fortificar las islas de Córcega y Cerdeña un 12 de Mayo de 1943 y envió a uno de sus mejores generales (Erwin Rommel) a Atenas para coordinar la defensa contra la invasión aliada retirando divisiones acorazadas de panzers del frente ruso… Un nuevo error… Así el desdichado William Martín encarnó el moribundo papel de un agente enlace entre el estado Mayor inglés y el comandante de las fuerzas aliadas en el norte de África, general Alexander. Aquella documentación aludía a un desembarco aliado por Cerdeña, aquella documentación debía cumpliría su misión y el teniente Montague gracias a la falsa identidad de un ficticio oficial británico, miembro del cuartel general de Operaciones Combinadas logró confundir a todos los estrategas del ejército alemán. El héroe de aquella acción, el oficial William Martín, tenía una identidad real definida, se trataba del vagabundo galés Glyndwr Michael (Cardiff, 1907, fallecido a causa de una pulmonía), su cuerpo engañó a la Abwehr (inteligencia militar alemana) y salvó miles de vidas humanas de caer en el fragor de la batalla.

El Santo Rostro de Jaén

Cuenta la Historia piadosa, en el evangelio apócrifo de Nicodemo, que cuando se produjo la ascensión de Jesucristo hacia el monte Gólgota, donde sería crucificado, una mujer llamada Verónica se acercó a limpiar el sudor y la sangre del Maestro. Usó un paño de lino y el rostro de Jesús quedó impreso de forma sobrenatural en aquel tejido. Aquel misterioso rostro quedó impresionado en varios rostros pues el lino estaba doblado en varias partes e imprimió por igual las otras partes de la tela. Hoy esos rostros se mantienen guardados, o expuestos, en la basílica del Sacré en París (Francia) o en la basílica de San Pedro en Roma (Italia). Curiosamente Verónica tiene un significado muy especial: ‘vera’ es verdadero e ‘ico’ es imagen, lo cual significaría: verdadera imagen.

Pues uno de estos santos y milagrosos rostros estaría guardado en la Catedral de Jaén siendo una importante reliquia. Habría llegado a Andalucía gracias a San Eufrasio, uno de los siete varones apostólicos que estuvieron evangelizando España, tras la invasión musulmana se llevó a Asturias donde estuvo escondida hasta que un obispo de Ramiro III quiso ver aquel rostro y al abrir el arca quedó ciego, fue Alfonso VI quién se preparó para ese momento y pudo abrir el arca y contemplar la reliquia, sería con Fernando II cuando regresaría su tierra en el sur, aunque hay otra leyenda que nos dice que fue una donación del obispo de Jaén, en el siglo XIV, Nicolás Biedma. Existe otra leyenda que nos dice que un obispo de la ciudad, del que no se precisan demasiados datos, escuchó el sonido estruendoso que hacían un grupo de demonios, hablaban del Santo Padre cuyos pecados lo iban a conducir al infierno y allí estaban ellos esperando la llegada del Papa. El obispo asustado viajó a Roma a advertir al pontífice, el problema era viajar hasta la capital italiana.

El ingenioso obispo maquinó un plan: tratar de convencer a uno de los demonios para que lo llevara volando a Roma, para su sorpresa uno de ellos aceptó pidiéndole como recompensan las sobras de la cenas de cada noche del obispo. Así volaron a Roma y advirtió al pontífice que se arrepintió de sus pecados y regresó al redil religioso salvando su alma. En justa gratificación entregó al obispo el tejido con el rostro de Jesús de Nazaret llegando así a la Capital del Santo Reino. El Santo Rostro se guarda en la Catedral de Jaén en un arca de plata dentro de la capilla mayor. Según estudios derivados del tejido no se trata de ninguna pintura sino que es una imagen impresa. Está el tejido adherido a la tabla y enmarca en otro, plata y piedras preciosas, donadas por la duquesa de Montemar en 1814. Pontífices como Julio III o Clemente VII concedieron indulgencias a todos aquellos que fueran a rendir culto a la imagen de la Santa Faz en días como, principalmente, la Asunción o el Viernes Santo.

La cripta de la muerte de Málaga

El ser humano siempre ha tenido miedo a la muerte, el no saber qué nos depara una vez que se acaba la vida y preocupación que a ello se suma hacen que sea un momento respetado y temido.

Nadie puede vivir eternamente aunque muchos lo pretendan. Así se han construido monumentos y mausoleos funerarios o entornos religiosos que causan admiración, cementerios como el de París o los diseminados por Londres han pasado a ser casi lugares turísticos. En Andalucía tenemos uno de ellos, muy desconocido, con una gran carga simbólica y mágica, así lo dispuso el conde de Buenavista, José Guerrero Chavarino, en el año 1691, cuando mandó crear el Santuario de Nuestra Señora de la Victoria en la barriada de Fuente Olletas en la capital malagueña, a ello dedicó buena parte de su fortuna. Bajo el santuario hay una cripta donde descansarían los restos mortales de su señora esposa Antonio Coronado Zapata.

Aquella capilla es extraordinaria que en nada es parecido a lo que habitualmente estamos acostumbrados a ver en cualquier recinto funerario o en cualquier cementerio, porque está llena de figuras siniestras. Figuras qué son terribles e inquietantes que puede ser fruto de la vida pero también a esa dualidad entre lo positivo lo negativo, la vida la muerte, el yin y el yan, lo blanco y lo negro; es el fin y al cabo la incertidumbre, la incertidumbre sobre lo que hay más allá. El panteón es diferente, mágico, plagado de rincones donde fijar nuestra atención. Es muy angustioso ver las figuras de niños, bebés, entre esqueletos, como si nos avisara que la muerte puede rondarnos y presentarse en cualquier momento. Además relojes de arena, que miden el tiempo, balanzas, cirios, y otros elementos de gran simbolismo como la presencia de espejos. Así en la cripta se presenta al alma humana en sus diferentes estados, de estar cerca de Dios a estar en el Infierno penando por los pecados.

Hay más elementos perturbadores como un niño que es arropado por la muerte, la vida que se aleja de una pareja o el reflejo en un espejo de una calavera, símbolo de lo efímero de la vida: hoy se puede estar vivo pero mañana puede sobrevenir la muerte de la forma más inesperada. La parca también está en sus paredes, el triunfo de la vida sobre la muerte en las cruces imperantes, la inmortalidad del alma, del aspecto no físico del cuerpo. Las figuras más cálidas son la de los propios condes, jóvenes, mirándose, arrodillados rezando. Toda la cripta tiene un contenido simbólico tan explícito que es posible que el conde o su constructor tuvieran altos conocimientos en esoterismo y simbología.

Los condes murieron pero su legado, en esta cripta, si se hizo eterno. Es otra forma de alcanzar la inmortalidad. Finaliza nuestro recorrido, por hoy, de los misterios que podemos encontrar en nuestra tierra pero, tenga por seguro, hay muchos más esperando a ser descubiertos.

 
 
A %d blogueros les gusta esto: