RSS

Archivo de la categoría: Tradiciones

LOS REYES MAGOS Y LA ESTRELLA DE BELÉN

LOS REYES MAGOS Y LA ESTRELLA DE BELÉN

Por: Jose Manuel García Bautista

Uno de los pasajes más enigmáticos que encontramos en los textos sagrados es, sin dudas, aquel en el que se nos narra como los tres Reyes Magos siguieron a una estrella hasta el lugar del nacimiento de Jesús, un viaje desde lejanas tierras en Oriente hasta Belén.

La estrella de Belén es representada, en numerosas ocasiones, con una cola o fulgores, ello ha dado pies que se pudieran pensar que más que una estrella -por su imposibilidad- se pudiera tratar de un cometa. El pintor florentino Giotto así lo hizo cuando pintó, en 1305, la Adoración de los Reyes Magos en la Capilla de Arena en la ciudad italiana de Padua.

Para los expertos el pintor se basó en el cometa Halley para pintar su obra pues en el año 1301 se pudo ver en Italia y establecer comparaciones entre éste y la estrella de Belén, curiosamente fue uno de los primeros artistas en representarlo de esta forma. En el momento en el que el Halley hizo acto de presencia en los cielos de nuestro planeta nadie sabía lo que era y causaban temor, era algo impropio en el cielo, ardiente e impredecible.

No fue hasta que Edmund Halley, aplicando las leyes de Newton encontró un patrón en el cometa, el mismo fenómeno celeste que se había visto en 1531, 1607 y 1682. Aunque ya la pintura de Giotto habían sentado ‘escuela’ y muchos imitaron la ingeniosa forma de representar a la estrella de Belén por parte del pintor aceptándola de buena gana.

Curiosamente se han revisado los registros de Halley a su paso por la Tierra y se ha descubierto que pasó hacia el 12 a.C., curiosamente es un margen que permite pensar que pudiera haber sido el Halley el indicador del lugar donde nación el Mesías sin desmerecer la opción de una luminosa conjunción planetaria.

Anuncios
 

SUPERSTICIONES Y RITUALES PARA FIN DE AÑO

SUPERSTICIONES Y RITUALES PARA FIN DE AÑO

Por: Jose Manuel García Bautista

Llegada la fecha mágica de fin de año, prestos a recibir -de la mejor forma posible- de nuevo año, el 2018, son muchas las personas que hacen todo tipo de rituales para que les sea un año propicio.

El año, para comenzarlo correctamente debe iniciarse tomando las doce uvas de la suerte, hay que comerlas todas, seis deben ser rubias y seis morenas (verdes y moradas), con cada uva debe visualizarse un deseo para el año que entra y de esa forma potenciar el ritual de la noche mágica del cambio de año.

Se debe vestir una prenda íntima de color, dependiendo del mismo será nuestra petición sobre lo que queremos tener en el nuevo año: rojo para el amor, amarillo o dorado para el dinero, blanco para la paz espiritual, verde para el trabajo, azul para la salud, nunca debe vestirse ropa interior negra, aunque sea muy elegante y apropiada para esa noche.

Otra tradición por cumplir es la de brindar con cava, signo de felicidad y su color dorado sirve como ‘imán’ para la prosperidad. Si durante el brindis introducimos algo de oro en el interior atraerá, igualmente, al dinero -cuidado con tragarse el anillo-.

Un ritual importante para la noche de fin de año y año nuevo es la escribir tres deseos en una hoja de papel, ese papel se dobla y se deja en contacto con la piel toda la cena de fin de año para quemarlo en año nuevo, los deseos deben cumplirse.

También se suele hacer un muñeco, de paja, de tela, de cera, en él ponemos algo nuestro y lo malo, escrito en un papel, que nos ha ocurrido en el año saliente, todo deberá quedar atrás cuando lo prendamos (fuego) y no se deberá repetir en el nuevo año teniendo un efecto positivo sobre la persona.

Para comenzar bien el año se debe besar a una persona del sexo contrario nada más terminar los brindis, es un gesto que servirá para potenciar la unidad y el amor, seguro que en torno a nosotros está nuestra pareja o familia, ellos deben ser los elegidos.

Entrar el año con buen pie es importante, por eso se debe pisar con el pie derecho nada más acabar las doce campanadas, si no sabes como hacerlo ponte a la ‘pata coja’ sobre el pie derecho, así no habrá confusiones. Eso garantizará un buen año.

Comer una cucharada de lentejas también nos aportará la vitalidad para tener un buen año. Pero no vale cenar lentejas, se debe tomar una cucharada de ésta legumbre nada más acabar las doce campanadas, tras los brindis y saludos familiares, si se hace asegurará buena suerte para los doce meses del año.

Para llamar a la ‘prosperidad’ y a tener el ‘armario’ lleno nos deberemos de ponernos la ropa interior al revés esa noche, al menos durante la despedida del año y recibimiento del nuevo, posteriormente se puede poner en su orden-posición normal.

Quemar velas esa noche, de un solo color, es importante, como con la ropa interior tiene también sus analogías, así la fortuna viene determinada por lo colores donde el amarillo atraerá la abundancia, el rojo la pasión, el azul la tranquilidad, el verde la salud, el blanco la estabilidad. La velas deben ser de un solo color.

Importante será tener la casa bien iluminada toda la noche, la luz será un punto referencial y no debe haber ningún lugar de la casa a oscuras, todo el hogar debe estar iluminado para que el nuevo año llegue con luz, con claridad y se aparten las energías negativas y oscuras.

En una noche así cualquier ritual es válido para atraer a la prosperidad, uno de los rituales más extraños es llenar un cubo de agua en la mañana del último día del año, al acabar de dar las campanadas debe haber absorbido las malas energías, entonces debemos tirarlo a la calle, por la ventana, o al inodoro, como símbolo de dejar todo lo malo atrás.

Y, finalmente, abrir las ventanas de la casa para que salgan las malas influencias de todo el año y entren nuevos aires, nuevos vientos de felicidad. También se puede sacar las maletas a pasear, fuera de casa, como indicio de nuevos proyectos.

En cualquier de los casos permítanos desearle lo mejor para todo el año 2018. ¡Feliz año nuevo!

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 31, 2017 en Tradiciones

 

SUPERSTICIONES Y LOTERÍA DE NAVIDAD

SUPERSTICIONES Y LOTERÍA DE NAVIDAD

Por: Jose Manuel García Bautista

El día 22 de diciembre es, tradicionalmente, el día grande de la suerte, aquel en el que el divino azar recae sobre unos jugadores que depositan muchas ilusiones en unos boletos que llamamos Lotería de Navidad.

Sobre la Lotería de Navidad hay mil tradiciones y anécdotas, una de ellas nos dice que en la fecha del sorteo del mismo se marca como el inicio de las Navidades en España. Un sorteo en el que los boletos, o décimos, comenzar a estar disponibles -a la venta- en el caluroso mes de julio.

Como anécdota decir que desde 1812 jamás se ha cancelado uno sorteo ni siquiera por la Guerra Civil. Y hay números con suerte y números a los que la suerte no les ha sonreido en tantas ocasiones, como el caso del 1 que tan sólo ha sido agraciado 8 veces. Actualmente hay 180 series, pero en 1959 sólo eran 8.

Los números más buscados son los que tienen que ver con eventos importantes ocurridos en el año, en 2014 es la fecha de la muerte de la Duquesa de Alba o la entrada en prisión de Isabel Pantoja. Igualmente se buscan fechas de cumpleaños, aniversarios, el nacimiento de un hijo o una fecha de boda.

También los hay fieles a los número y juegan durante toda su vida al mismo pensando que acabará tocando, y tal vez sea así, si no el Gordo al menos un premio importante.

Dice la superstición que pasar el décimo por el lomo de un gato negro aumenta las posibilidades de ganar, o pasar el décimo por el vientre de una mujer embarazada o la espalda de un jorobado. Si la Lotería no toca no se preocupe, se dice que si no te toca si ganarás en salud, es lo que se llama la “lotería de la salud”.

Otros consejos es entrar a comprar el décimo en la administración con el pie izquierdo y asegurarse de que el lotero entregue el billete con la mano derecha. Cuando hay cola para comprar el décimo de la lotería hay que ponerse a la izquierda en los días impares y a la derecha en los días pares. Otra costumbre o superstición es comprar lotería de lugares donde ha ocurrido tragedias ya que, de dice, que la suerte premia a estas regiones.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 22, 2017 en Tradiciones

 

TRADICIONES DE LA NOCHE DE SAN JUAN

TRADICIONES DE LA NOCHE DE SAN JUAN

TRADICIONES DE LA NOCHE DE SAN JUAN

Por: Jose Manuel García Bautista

La noche de San Juan es celebrada desde tiempos inmemoriales por el ser humano, su carácter mágico, su carácter ritual va más allá de lo trascendental rayando casi lo metafísico.

Todo comienza cuando el 21 de Junio se produce la llegada del día más largo, ese momento era aprovechado por los druidas para rendir culto a la Naturaleza, era el día en el que las gentes del campo dan gracias por la llegada del Verano y en el que se pedía por la fecundidad de la tierra y de los mismos hombres; también era el momento en el que se iniciaba el aprovisionamiento de cara a pasar el otoño y el invierno.

En víspera del verano, cuando el Sol estaba a punto de alcanzar su momento más álgido y comenzar su declive, se reunían las aldeas y realizaban grandes fogatas y rituales de fuego para simbolizar el poder del sol y ayudarle a renovar su energía. Se solía bailar y cantar en torno a las fogatas para finalizar saltando sobre ellas buscando la purificación, y protección, frente a todo lo demoniaco así como para asegurar la regeneración del sol.

Todo ello venía por la capacidad del hombre antiguo de observar el cielo, las estrellas la Luna o el Sol y de notar como en determinada época del año el Sol se mueve desde una posición perpendicular sobre el Trópico de Capricornio, hasta llegar a una posición perpendicular sobre el trópico de Cáncer.

A estos dos momentos en la posición del Sol se les llamó solsticios de invierno y verano que suceden los días 21 Diciembre y 21 Junio. Así pues el solsticio de verano se produce cuando el eje de la tierra está inclinado 23,5 grados hacia el sol lo cual hace que en el hemisferio norte, el 21 de Junio sea el día más largo del año. Y recibió el nombre de la “puerta de los hombres”, según estas creencias helénicas, para el solsticio de verano (del 21 al 22 de Junio) y “la puerta de los dioses” del solsticio de invierno (del 21 al 22 de Diciembre).

La fiesta de San Juan es una celebración propia del cristianismo, pero en otros países también se tienen ritos en torno a esta noche mágica. En todas ella hay un elemento común: el culto al Sol, el día en el que el poder de las tinieblas tiene su reinado más corto y en el hemisferio sur ocurre todo lo contrario. En cualquier caso al Sol se le ayuda para que no decrezca y mantenga todo su vigor.

Sobre los ancestrales ritos de la noche de San Juan habría que viajar en el tiempo a siglos atrás e ir a la celebración celta del Beltaine, a primeros de Mayo. Debemos saber que Belitiane significa “fuego de Bel” o “bello fuego” así era un festival en honor a Belenos, día en el que se encedían hogueras que se prolongaban hasta el anochecer y que eran saltadas por pértigas por los hombres.

Los druidas hacían pasar a su ganado por las brasas como un ejercicio de purificación y rezaban a los dioses para que hubieran buenas cosechas, igualmente se sacrificaban animales y se realizaban otros ritos.

En la festividad del dios Apolo también encontramos similitudes pues se celebraba el solsticio de verano con grandes hogueras purificadoras. La diosa de la guerra Minerva, en Roma, también era ritualizada con fuegosque debían ser saltados tres veces sobre las llamas. Las plantas que se recogían ese día se les concedía poderes medicinales.

Pero la mágica noche de San Juan comienza su tradición sobrenatural cuando se le atribuye la apertura de -las puertas de lo invisible, o se puede pasar al “otro lado del espejo”, se manifiestan los espíritus duendiles o el rocío cura enfermedades cuando florencen los helechos florecen justo con las doce campanadas.

En la Noche de San Juan se abre una puerta al futuro y a las dimensiones mágicas, el Diablo anda suelto y los campos reciben la bendición de San Juan Bautista.

Hay dichos y rituales curiosos en esta noche, por ejemplo si en la mañana temprano se lava el pelo y la cara con las aguas bendecidas y llama tres veces seguidas: “¡San Juan!, ¡San Juan!, dame milcao (guiso de papas con manteca) yo te daré pan” será de grande viandas y logros, un periodo de bonanza”.

Hay otros dichos (que son frases textuales) para la noche de San Juan sacadas del refranero popular y el acervo cultural:

• La joven que sale al amanecer y se encuentra con un perro su marido será un goloso perro durante su vida.

• Al salir, después de las 12, se encuentra con un gato negro es mala suerte para el futuro, felicidad si el gato es de otro color.

• Si a medianoche se hace una cruz en los árboles, producirán el doble.

• Si a las 12, mira la luna y después la higuera, la verá florecer.

• La higuera y el “pesebre” (helecho) florecen esta noche. Quien posea una de estas flores será muy afortunado.

• Quien vea florecer la hierbabuena esta noche será muy afortunado siempre que lo mantenga en secreto.

• En la víspera se planta la flor de la hortensia, en un tarro con tierra y agua. Luego se le hace un pedido poniendo fe en el bautismo de San Juan.

• Hay que lavarse las manos con agua de manantial para mantenerse joven y el cabello para conservarlo hermoso. Esa noche las aguas están benditas por el Bautista.

• Cuando llueve esa noche o al día siguiente, va a haber abundancia de manzanas.

• Antes de la salida del sol hay que regar los árboles con agua de manantial, para que den bastante fruta durante el año.

• Para tener buena siembra hay que tirar un pedazo de vela la noche de San Juan.

• Para aprender a tocar guitarra hay que colocarse durante esta noche bajo una higuera.

Es una noche dedicada a San Juan por su esfuerzo de cristianizar las numerosas fuerzas que se liberan. Otros atribuyen un efecto solar pues la tradición dice que el astro rey de nuestro sistema solar sale bailando al amanecer del día 24.

La noche de San Juan es una fecha de transición astral, de cambios naturales, es la noche de las brujas en el que el fuego purifica y que en otros pueblos llegan a arrojar objetos al fuego como ofrenda para hacer desaparecer lo negativo, los males, los malos espíritus.

El 24 de Junio es una fiesta solar, de luz y de fuego,san Juan Bautista es el personaje que se consideró como un Sol menor e inicia la apertura del camino al gran Sol que es Cristo.

Para la noche de San Juan hay una serie de rituales que se siguen para atraer lo positivo:

– Encender una hoguera en el jardín hasta entrada la medianoche y si no tienes jardín enciende doce velas blancas.

-Corta una vara de San Juan y ponla en la ventana para que la negatividad no entre dentro de tu hogar.

-Coloca flores en tu casa.

-Si quieres tener sueños proféticos recoge nueve flores cualquiera y colócalas bajo tu almohada, al acostarte pide el sueño profético sobre lo que quieres tener: amor, dinero, salud, futuro.

-Poner muérdago bajo la almohada para que los deseos se cumplan.

-El agua de manantial recogida la mañana siguiente de la noche de San Juan tiene propiedades curativas y aleja el mal de ojo. Si te lavas la cara con esta agua o la de rocío de la noche de San Juan asegura salud y belleza para el resto del año.

-Después de la medianoche d ela noche de San Juan da mala suerte cruzarse con un gato negro, con uno blanco o de otro color es buena suerte.

-Hacer una cruz en los árboles a medianoche para que se mantengan las promesas.

-Las plantas que se recogen esa noche tiene poderes curativos y pueden ser utilizadas como amuletos.
-Recoger verbena a las doce de la noche en la víspera de San Juan para conseguir el amor deseado.

-Si cuando se está saltando el fuego se arroja una trenza hecha con flores o cintas de colores a la persona amada y esta la recoge antes de que caiga, habrá felicidad entre ambos y buena fortuna.

-Darse un baño en el mar durante la noche de San Juan, asegura salud para todo el año. Si se saltan nueve olas dando la espalda al mar, se consigue también la eliminación de energías negativas.

 
 
 
A %d blogueros les gusta esto: