RSS

FORMAS EN LAS QUE PODRÍA LLEGAR EL FIN DEL MUNDO

FORMAS EN LAS QUE PODRÍA LLEGAR EL FIN DEL MUNDO

Por: Jose Manuel García Bautista

¿Se ha planteado alguna vez como será el fin del Mundo? ¿Ha pensado alguna vez cuanto tiempo le queda de “vida” a este castigado planeta nuestro? No son preguntas que uno se suela formular pero que, sin embargo, son lo suficientemente inquietantes como para que rechacemos la simple idea de pensar en ello y de eso sólo tiene la culpa un motivo: nuestro propio miedo.

El cruel destino a veces nos juega malas pasadas y tal vez ese “gran rey del terror” que vendrá del cielo y provocará el caos en la Tierra no esté tan encriptado como todos creen que nos dejó sentenciado el ya célebre Michel de Nostradame. Actualmente uno de los mayores y más ignorados peligros que amenaza a la Tierra, junto con el propio egoismo, vanidad y capacidad de destrucción humana, proviene del cielo, de fuera de nuestro planeta azul… Viajeros espaciales incansables en un infatigable camino por el Universo infinito, esos viajeros son los asteroides, errantes masas rocosas de mayor o menor tamaño que en cualquiera de los casos suponen un peligro potencial en caso de impacto directo con nuestro planeta. Muchos científicos los califican como “los peligros del siglo XXI” y no les falta razón, muchos ya nos han pasado relativamente cerca como el famoso “Toutatis”. El 1997XF11 dio el susto en 1998, con un diámetro de apenas 2 kilómetros no fue advertido hasta que se encontraba muy cerca de la Tierra, en un principio se calculó que podría impactar el 26 de Octubre de 2028, según cálculos de recreación informática, los valores fueron retomados y rectificados y el nuevo cálculo arrojo un valor más prometedor, pasaría a 1.150.000 kms… Se respiró con alivio pero los científicos advirtieron: “la posibilidad de choque aún no está descartada…” El “Apophis” amenaza nuestro planeta para el 2019…

Las consecuencias de un choque entre nuestro planeta y un asteroide de estas características serían fatales. La potencia que liberaría sería el equivalente a dos millones de bombas atómicas como las detonadas durante la IIª. Guerra Mundial… Si impactara en alguno de nuestros océanos levantaría una ola de varios miles de metros de altura, una mega Tsunami (ola gigante) que nos arrasaría. La devastación sería total y se produciría el equivalente a un “invierno termonuclear” en el que perecerían casi todas las criaturas vivas que hoy lo pueblan. Una nube de polvo cubriría de partículas nuestra atmósfera produciendo una oscuridad total, los rayos solares no pasarían, el calor se perdería así como las cosechas, los alimentos, la cadena alimenticia y el hombre…

Clark Chapman del Instituto Científico de San Antonio afirmó que “podría estar acercándose un asteroide mortal para nuestra Humanidad en estos momentos y no nos daríamos cuenta…” Prueba de ello es el asteroide 1989FC de 500 metros de diámetro y un peso aproximado de 50000 millones de toneladas de peso que viajaba a 70000 kms/h y que pasó por el mismo punto en el espacio que la Tierra con una diferencia de sólo 6 horas…¡Casi en rumbo de colisión sin ser detectado!

Actualmente existe una escala denominada como la “Escala de Turín” en la que con valores del 0 al 10 se puntúa la probabilidad de impacto de uno de estos errante cuerpos espaciales, el valor 10 simboliza el daño total con una probabilidad de intervalo mayor de 100000 años.

Algunos de los últimos asteroides descubiertos son el 2002NY40 y 2002NT7, ambos de dimensiones capaces de provocar una catástrofe más que probable. El primer asteroide es sólo ligeramente menor que el Hermes, que también se acercó en 1937, aunque a una distancia mayor: aproximadamente de 700.000 kilómetros y su máximo acercamiento lo realizó a la con nuestro planeta el 19 de Agosto de 2002 pudiendo ser contemplado “nítidamente” con unos simples prismáticos, de haber chocado hubiera liberado el equivalente a una explosión de 200.000 megatones de TNT, doscientas veces más que la suma de todo el arsenal nuclear del mundo. Incluso al segundo de ello se le llegó a poner fecha de impacto con la Tierra: el 1 de Febrero del 2019… Afortunadamente se reevaluaron los cálculos y la probabilidad de impacto se vio disminuida en una contra seis millones… Pero no por ello hemos de dejar de preocuparnos, el peligro puede llegar desde fuera, desde el espacio, desde los confines del Universo y mañana puede ser tarde para reaccionar.

La Sociedad Astronómica de España y América llamó a la calma y ha afirmó tranquilizadoramente que “lo más probable es que la historia de la Humanidad siga teniendo otras amenazas de supervivencia, más preocupantes por su mayor frecuencia, y que en los próximos 1000 años no suceda casi nada por causa de los meteoritos”. Aunque esta afirmación no la pueden sostener con seguridad…

Los objetos que están considerados como PHA’s (Potentially Hazardous Asteroids / Asteroides Potencialmente Peligrosos) para nuestro planeta son:

Nombre Encuentro Distancia (U.A.)
2000 WO107 21 Dic. 2140 0,000542
2001 WN5 26 Jun. 2039 0,001485
1999 AN10 7 Agos. 2027 0,002652
2002 NY40 18 Agos. 2002 0,003524
2002 WN5 25 Jun. 2028 0,004367
2002 CU11 31 Agos.2080 0,004427
1999 RQ36 22 Sept. 2060 0,005548
2001 YB5 7 Ene. 2002 0,005571
1999 MN 2 Jun. 2010 0,007625
1998 HH49 17 Oct. 2023 0,007852
2000 UG11 9 Nov. 2008 0,009096
(4179) Toutatis 29 Sept. 2004 0,01036
(25143) 1998 SF36 26 Jun. 2004 0,0129
(7482) 1994 PC1 18 Ene. 2022 0,01325
1999 VP11 22 Oct. 2017 0,01511
1999 NM 11 Jul. 2004 0,01737

 U.A. = Unidad Astronómica.
 1 U.A. = 150.000.000 kms.

La “tranquilidad” –muy entre comillas- llega a los habitantes de este agotado planeta de la mano de uno de los profetas más respetados y admirados de la Historia: Nostradamus. El famoso científico y hombre de bien prosiguió sus cuartetas y sentencias predictivas hasta el año 3797 por lo que hasta esa fecha parece que nuestro mundo deberá estar más preocupado de lo que hacen sus habitantes que de lo que del cielo nos pudiera llegar, pero por si acaso más vale que no olvidemos a ese “gran rey del terror” que llegará del cielo puede estar hoy muy cerca…

Un peligro cósmico se acerca a la Tierra, su llegada y posible –sólo posible- impacto contra nuestro planeta sucedería en el año 2019. La fecha dada inicialmente por los astrónomos para esta Nemesis espacial es la del 1 de Febrero de 2019, su nombre 2002NT7, así el doctor Don Yeomans, del Laboratorio de Propulsión de la Nasa, dijo al ser consultado al respecto: “Podemos descartar las posibilidades de que haya un impacto el 1 de febrero de 2019”, aunque no descartó un impacto posterior… “Aunque no podemos descartar completamente un impacto el 1 de febrero de 2060, lo más seguro es que esa posibilidad también sea descartada muy pronto”. Hoy día advertimos la presencia de estas masas rocosas, potencialmente peligrosas para nuestro planeta –en caso de impacto-, cuando casi las tenemos encima, no habiendo una tecnología capaz ni de captarlas antes ni de desviar su rumbo.

Pero hay otros escenarios para ese posible fin del mundo: cambios climáticos, epidemias, terrorismo, pandemias, meteoritos…

1. Cambio climático
Nick Brooks, investigador del Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático en la Universidad de East Anglia: “A finales de este siglo es posible que los gases invernadero se hayan doblado y que la temperatura global haya aumentado al menos 2 grados. Esto es más calor de lo que la Tierra haya experimentado ene l último millón y medio de años. En el peor caso podría alterar el clima en muchas regiones del mundo. Podría llevar a una inseguridad alimenticia global y al colapso masivo de sistemas sociales existentes, causando migraciones y conflictos por los recursos a medida que partes del mundo se hacen inhabitables. No creo que signifique el fin de los humanos, pero tendría un potencial devastador”.

2. Pandemia viral
Así lo explica la viróloga María Zambón del Health Protection Agency’s Influenza Laboratory, desde la investigación de la gripe de la sanidad británica: “Durante el último siglo hemos tenido 4 grandes epidemias de gripe, además del SIDA y el SARS –el síndrome respiratorio severo agudo, que ha extendido el uso de mascarillas en China y Asia-. Las pandemias masivas asolan el mundo cada siglo y es inevitable que al menos una ocurra en el futuro. En estos momentos la preocupación más seria es el virus de la gripe aviar H5 en los pollos del sureste asiático. Si este virus aprendiese a transmitirse de humano a humano podría extenderse rápidamente por todo el mundo. La gripe de 1918 causó 20 millones de muertes en sólo un año, más de las que causó la Primera Guerra Mundial. Un brote similar hoy podría tener un impacto más devastador”.

3. Terrorismo
El profesor Paul Wilkinson, presidente del consejo asesor del Centro de Estudio del Terrorismo y la Violencia Política de la Universidad de San Andrews, reflexionaba: “La sociedad hoy es más vulnerable al terrorismo porque es más fácil que un grupo malevolente consiga los materiales necesarios, la tecnología y la experiencia para hacer armas de destrucción masiva. Ahora mismo, la causa más probable de bajas masivas a gran escala por terrorismo sería un arma química o biológica. Liberar a gran escala algo como el ántrax o el virus de la viruela tendrían un efecto gigantesco, y las comunicaciones modernas enseguida lo convertirían en un problema transnacional.”

4. Guerra nuclear
Lord Garden, mariscal del Ejército del Aire británico y portavoz de defensa del partido Demócrata Liberal, explicaba sobre esta posibilidad: “En teoría una guerra nuclear podría destruir la civilización humana pero en la práctica pienso que el tiempo de ese peligro ya ha pasado. Hay tres puntos potenciales de atención nuclear actualmente: Oriente Medio, India-Pakistán y Corea del Norte. De estos, Corea del Norte es el más preocupante, con un ejército convencional, de gatillo suelto, que podría empezar una guerra por accidente. Pero me gusta pensar que las barreras contra el uso de armas nucleares se mantienen altas por la forma en que hemos desarrollado un sistema internacional de restricción del uso nuclear. La probabilidad de guerra nuclear en una escala global es baja, aunque permanece la posibilidad de uso nuclear por un estado descontrolado o fanáticos extremistas”.

5. Supervolcanes
El profesor Bill McGuire, director del Benfield Hazard Research Centre en la University College de Londres, reflejaba en un estudio: “Aproximadamente cada 50.000 años la Tierra experimenta un supervolcán. Más de 1.000 kilómetros cuadrados de tierra pueden deshacerse en un flujo de ceniza piroclástica, todo alrededor puede cubrirse de ceniza y gases sulfúricos se inyectarían en la atmósfera, creando un fino velo de ácido sulfúrico alrededor del planeta que no dejaría pasar la luz del sol durante años. En pleno día no habría más luz que en una noche de luna llena. El daño global de un supervolcán depende de dónde se produzca y cuánto tiempo el gas tape la atmósfera. Taupo, en Nueva Zelanda, fue el supervolcán más reciente, hace 26.500 años. Sin embargo, el más dañino supervolcán en la historia humana fue Toba, en Sumatra, Indonesia, hace 74.000 años. Estaba bastante cerca del ecuador, así que inyectó gas rápidamente en ambos hemisferios. Los datos demuestran que las temperaturas bajaron dramáticamente los cinco o seis años siguientes, con condiciones heladas en los trópicos.” En Yellowstone EE.UU. y Toba están esas dos amenazas.

6. La Tierra, engullida por un agujero negro
Richard Wilson, profesor de física e investigador de la Universidad de Harvard (EEUU), analizaba esta opción en profundidad: “Hará unos siete años, cuando el Recolector Relativista de Iones Pesados se estaba construyendo en el Laboratorio Nacional Brookhaven de Nueva York, había la preocupación de que pudiera formarse un estado de materia densa que no había existido antes. En aquel momento era el acelerador de partículas más grande construido en el mundo y permitía hacer que chocasen con inmensa fuerza iones de oro. El riesgo era que aquello pudiera llegar a una fase que fuera suficientemente densa como para ser como un agujero negro, tomando materia del exterior. ¿Acabarían los laboratorios Brookhaven –y quizá también la Tierra entera- engullidos por un agujero negro creado por el nuevo acelerador? Usando la información que ya conocemos sobre los agujeros negros en el espacio exterior, hicimos un cálculo para descubrir si el acelerador de partículas de Brookhaven era capaz de formar tal agujero negro. Ahora estamos bastante seguros de que esa fase de la materia no se formará en Brookhaven y que no se tragará a la Tierra cuando colisionen estas partículas”.

Hoy he querido unir Ciencia y Misterio para mostrarle un escenario, el del “Fin del Mundo” que, tal vez, no se encuentre tan lejos como pensamos.

 

MISTERIOSO OVNI AVISTADO EN LA LOCALIDAD DE BRENES

MISTERIOSO OVNI AVISTADO EN LA LOCALIDAD DE BRENES

Por: Jose Manuel García Bautista

En la mañana de este miércoles 2 de agosto varios testigos han divisado un objeto ovalado, que emitía mucha luz con fuertes destellos y se movía paralelamente al horizonte

Está siendo el verano del 2017 particularmente activo en cuanto a misterios aéreos y fenómenos desconocidos se refieren, los OVNIs de antaño que no pierden actualidad y vuelven a materializarse hoy para seguir llenándonos de asombro e incredulidad.

Esa sensación es, precisamente, la que sintió la protagonista de un encuentro con un Objeto Volador No Identificado en la localidad sevillana de Brenes en la mañana del 2 de agosto. Algo tan increíble y desconocido en el cielo que apenas podía creer lo que estaba viendo. Su nombre es Sandra y a las ocho y media de la mañana pudo ver algo sorprendente: “Iba a trabajar y llevé a mi hija a casa de mi madre, fue entonces cuando vi en el cielo una forma que emitía mucha luz, casi te podría decir que tenía forma ovalada, emitía destellos fuertes que destacaba pese a las claras del día y la hora que era; la luz que emitía era irregular y estuvo mostrándose casi un minuto. Yo no me podía creer lo que estaba viendo, me quedé, con cuidado, observando aquella forma y vi cómo, paulatinamente, iba menguando su tamaño y cada vez se iba haciendo más pequeño hasta que llegó el momento en el que desapareció”.

Sandra, visiblemente emocionada, con los vellos de punta, recuerda cada segundo de este avistamiento, añade: “yo no soy impresionable, a mi pareja y a mí nos gustan estos temas, hace un tiempo, íbamos a pasar unos días a Gibraltar, al Peñón, y vimos, en la oscuridad de la noche, un juego de tres luces que nos dejó boquiabiertos, pero lo de esta mañana ha sido impresionante”.

La testigo llamó la atención de otra persona, Jesús, empleado de un bar cercano quién le dijo, a modo de broma: “Ya están aquí” pero cuando el joven miró aquella forma luminosa comprobó como lo que ambos estaban viendo era realmente extraordinario.

Paralelamente a lo que pudo vivir Sandra otra persona, Fernando Romero, conducía desde Tocina a Sevilla, sobre la misma hora vio el misterioso objeto: “Era una forma luminosa muy grande, era un punto de luz que destacaba en el cielo, se veía perfectamente y podría tener, desde la posición del conductor, el tamaño de una canica de las grandes. El objeto, o lo que fuera, de desplazaba en paralelo al horizonte, lentamente. Pensé, de primeras, que se trataba de un avión que estaría entrando en Sevilla con los focos encendidos pero cuando fijé la vista y lo vi con detenimiento me di cuenta que no, aquella luz decrecía de tamaño y aceleraba y se paraba, era muy extraño. Entonces, al cabo de unos treinta segundos, desapareció y me dejó de piedra. Yo no creo en estas cosas de los OVNIs y los extraterrestres pero desde luego algo muy raro si sé que era aquello”.

Con esta información se han realizado las oportunas comprobaciones para determinar la naturaleza de la observación de los testigos que, sin tener ninguna relación entre sí, han coincidido en la descripción del mismo. Consultadas fuentes del Control de Vuelo de Sevilla confirman que no tienen registrado tráfico aéreo que se ajuste a los patrones visualizados por los testigos. Igualmente en el Control Militar la información es la misma -con las reservas que pudiera darse al pertenecer al Ministerio de Defensa-. En cuanto a las condiciones de visibilidad se consulta la posibilidad de algún tipo de evento astronómico, o en la bóveda celeste, que coincida y pueda explicar este avistamiento OVNI pero es infructuoso. El paso de la ISS (la Estación Espacial Internacional) tampoco es válido en este caso. Por definición propia, literal, lo visto por los testigos se trata de un Objeto Volador No Identificado.

Los eventos astronómicos para este mes de agosto serán las tradicionales “Lágrimas de San Lorenzo” en torno al día 12 (Perseidas), sin olvidarnos del eclipse parcial de Luna llena del día 7 de este mes, igualmente el día 16 de Luna ocultará a la estrella Aldebarán que en el mes de Julio, al estar en una brillante conjunción Luna-Venus-Aldebarán dio no pocas alertas OVNI en Andalucía.

El fenómeno OVNI sigue estando presente en los cielos de Sevilla, un fenómeno atemporal que se muestra a los testigos en cualquier momento del día y que puede romper los esquemas conocidos en cuanto a patrones de “cosas que vemos en el cielo y que no sabemos lo que son”, el OVNI de Brenes sólo ha sido el inicio de, a buen seguro, otros avistamientos en Sevilla.

 

TASSILLI N’AJJER: EL GRAN DIOS MARCIANO

TASSILLI N’AJJER: EL GRAN DIOS MARCIANO

Por: Jose Manuel García Bautista

Si viajamos a Tassilli N´Ajjer comprenderemos como aquellos pueblos primitivos de nuestra antiguedad creían en algo más…

Ubicada en Argelia, en la meseta de Tassilli en el desierto del Sáhara, a diez kilómetros de la ciudad más cercana, Djanet, encontraremos unas hermosas pinturas rupestres que magnifican todos los acontecimientos de esa comunicación con los antiguos dioses. Datadas en el Paleolítico superior y el Neolítico, hace más de 8.000 años, se representan escenas en los que seres superiores “raptan” a lugareñas, a pobladoras. Seres representados de forma ejemplar, de talla superior indicándonos que su tamaño es una alegoría a lo que representan… El más destacable de todo este conjunto pictórico es aquel en el que emerge la figura de un curioso ser, sobre la pétrea superficie se representa la veneración a un Dios de rasgos poco humanos y es una de las pinturas rupestres más enigmáticas jamás encontradas. Las primeras informaciones sobre este maravilloso “museo” paleolítico nos llegan de los años de La Primera Guerra Mundial, imágenes y datos tomados por la Legión Extranjera Francesa que habían explorado regiones a más de 1.400 kilómetro de Argel. Charles Brenans, a comienzos de 1933, tomó unas fotografías que mostró a los arqueólogos y geógrafos franceses , el teniente Brenans era el responsable del puesto de Djanet, y fue el encargado de realizar un reconocimiento con su escuadrón de camellos sobre la meseta, durante aquel reconocimiento descubrió las cuevas, unas cuevas adornadas de vívidas e impresionantes pinturas.

Con rapidez se propagó la noticia del descubrimiento en aquellas zonas creídas inhóspitas, la sociedad de la época creía que allí nadie podría haber vivido nunca… Pero rendidos ante la evidencia reconocieron la admiración por aquellas pinturas rupestres donde se ponía de manifiesto la vida material, espiritual y religiosa de los pueblos del paleolítico del Sáhara. Los científicos de la época menos ortodoxos no dudaban en afirmar que la zona africana donde se había realizado el descubrimiento fue, hace 4.000 años, un vergel de vida, el hallazgo de estas pinturas venía a ser la ratificación de aquellas afirmaciones.

Se realizaron varias expediciones de investigación y estudios hasta Tassili. De sus pinturas se desprendía la necesidad del hombre de representar y estar en contacto con ese más allá, llamémoslo como dioses, como plano paralelo o como mundo de los muertos… Se hicieron concienzudos trabajos sobre todo el conjunto rupestre pero la explosión de la Segunda Guerra Mundial hizo que casi todo pasara a un segundo plano, los mejores especialistas se encontraban sirviendo en la guerra a las órdenes de Francia y en esta ocasión se debió de pedir ayuda al Ejército francés por su experiencia y protección. Así sería como el etnólogo y arqueólogo francés Henri Lhote se encontraría, por primera vez, con Tassili, era uno los especialistas más destacados de su época, se decía de él que tenía un carácter excepcional y que era amante del desierto. Tassili sería su paraíso perdido…

Lhote tenía una amplia experiencia en el desierto, sumaba más de 80.000 kilómetros a través de él, gozaba de la amistad del pueblo Tuareg y de los pueblos asentados en la región de los ríos secos en el macizo de Ahaggar. Pero su nombramiento para investigar las pinturas de Tassili se realizó gracias a todo el conocimiento aprendido sobre el terreno, en el mismo desierto, gracias a lo cual obtuvo el doctorado por la Universidad de París. Tras aquel ajetreado año comenzó a preparar la expedición que le llevaría a Tasssili para investigar sus enigmáticos “dioses” de Tassili, pero esta debería esperar…

Uno de los primeros trabajos de Lhote en Tassilo fue el calco y coloreado de las pinturas. Destacaba la riqueza de motivos representados así como la gran cantidad de pinturas que decoraban cada palmo de las “paredes” de aquella cueva, era una explosión del arte rupestre en el corazón de aquel infierno en mitad del Sahara. Las pinturas representaban formas extrañas como cazadores, arqueros, grandes escenas de la vida cotidiana, pequeñas gacelas o los descomunales y amenazantes “dioses” que se localizan en superficies… ¿Qué trataban de decirnos aquellos primitivos cronistas?

El equipo de Henri Lhote exploró la región de Tan-Zumaitak y la de Tamir, Henri Lhote para posteriormente dirigirse al pequeño macizo de Yabbaren. Charles Brenans le dijo proféticamente a Lhote un sentimiento que lo invadiría: “Cuando veas Yabbaren te quedarás estupefacto”. La vista es sencillamente sobrecogedora y más cuando en lenguaje tuareg descubrimos que “Yabbaren” significa “Los Gigantes”. Aquellos gigantes o dioses que vigilan o raptan a las mujeres del pueblo, aquellos gigantes que pueden ser la representación de un más allá idealizados como seres superiores… Para la historia quedaron como los supuestos cosmonautas, quizás dejándose arrastrar por una corriente más amarillista dentro del mundo del misterio más que de la arqueología, su verdadero campo de investigación. Henri Lhote escribió sobre estas desconcertantes pinturas: “Cuando nos encontramos entre las cúpulas de areniscas que se parecen a las aldeas negras de chozas redondas no pudimos reprimir un gesto de admiración hasta el punto el caos es salvaje e impresionante”. Y es que el investigador francés halló una especie de pequeña ciudad, con sus calles y demás elementos urbanos en las que todas las paredes están cubiertas por representaciones de estos dioses con “cabezas redondas”, imágenes de gran tamaño cuya factura ha sido datada entre el 7.500 o el 8.000 a.C.

La extrañeza de aquellos dibujos han llevado a muchos a preguntarse sobre lo que nos quisieron decir aquellos primitivos habitantes de la meseta de Tassili, esas representaciones de posible dioses o cosmonautas que llegaron a la tierra durante el periodo paleolítico…, o con los que se estableció contacto en pleno paleolítico… Puede que representen a seres superiores, los shemsuhor que descendieron sobre el Antiguo Egipto antes de sus castas… ¿Por qué no? Seres superiores que fueron representados en esta región montañosa del sur de Argelia y que el temor de sus pobladores hizo que los pintaran, para su inmortalidad, observando la convivencia, evolución y técnica de los primeros grupos humanos.

Sobre aquellas jornadas de trabajo y observación, tras contemplar en Yabbaren el llamado “Gran Dios Marciano” Henry Lhote escribiría: “Hay que retroceder un tanto para verlo en conjunto. El perfil es simple, y la cabeza redonda y sin más detalles que un doble óvalo en mitad de la cara, recuerda la imagen que comúnmente nos forjamos de un ser de otro planeta. ¡Los marcianos! Qué título para un reportaje y qué anticipación. Pues si seres extraterrestres pusieron alguna vez pie en el Sahara, hubo de ser hace muchísimos siglos ya que las pinturas de esos personajes de cabeza redonda del Tassili, cuentan, por lo que colegimos, entre las más antiguas. Los “marcianos” -prosigue- abundan en Yabbaren y hemos podido trasladar no pocos frescos espléndidos referentes a su estadía. Brenans había señalado algunos pero las mejores piezas le habían pasado por alto pues son prácticamente invisibles y para volverlas a la luz ha sido menester un buen lavado de las paredes con esponja.”

A él ese pueblo lo definiría como su “Dios” o su “Gran Dios Marciano” y para contactar con él recurrirían a todo tipo de ungüentos y pócimas alucinatorias que propiciar ese viaje más allá de las fronteras de la Ciencia… El contacto por saber de aquellas “raptadas” que, tal vez, simplemente perecieron en un desastre natural, o entre guerras tribales, y que ellos en su saber popular prefirieron creer que ese ser superior las había llevado junto a él. Explicaciones sobrenaturales para explicar o calmar la pena ante la muerte y el dolor. La firme creencia de una existencia en otro mundo, otro plano u otra vida cierta con la que no podemos contactar salvo que exista un canal de comunicación evidente, o sólo para aquellos con un don muy especial…

De estas épocas pretéritas casi ya olvidadas en el tiempo tenemos los diferentes yacimientos y pinturas rupestres existentes por todo el globo en el cual queda patente la necesidad de creencia en un más allá por el tipo de sepulturas y ajuares funerarios encontrados y los ritos a ellos asociados (posición fetal del los cuerpos, orientaciones, ubicación, etc). Esto nos permite llegar al antiguo Egipto en sus más tempranas épocas, donde también eran muy prestigiados los diferentes oráculos, como el existente en el oasis de Siwa, y entre otras cosas el no demostrado origen de elementos tales como el tarot, los espejos pulidos y otros ritos místicos relacionados. No podemos olvidar incluir que esa misma mística llevó al hombre de la época a construir un “aparato”, siguiendo unas instrucciones muy precisas, para hablar con Dios…, el Arca de la Alianza y su posible ubicación en el actual África dejan en evidencia este desaforado intento del hombre por la comunicación con el más allá.

De aquellos intentos por contactar con el más allá de aquellos primeros pobladores de hace más de 10.000 años vamos a saltar, en este viaje en el espacio y en el tiempo que les proponemos, hasta la antigua Grecia, cuna de pensadores, de oradores, de guerreros, de libertad y de libertades, de tolerancia, mística y misterios…

 

AVISTAMIENTO OVNI EN BRENES, SEVILLA

AVISTAMIENTO OVNI EN BRENES, SEVILLA

Por: Jose Manuel García Bautista

En la mañana de hoy, 2 de agosto, se ha producido un interesante avistamiento OVNI en la localidad sevillana de Brenes, aunos 30 kilómetros de Sevilla. Sobre las 9:00 h. una testigo afirmó haber visto un extraño objeto en el cielo, muy luminoso y perfectamente delimitado.

La luz era de un tamaño considerable que parecía desplazarse y que acabó por desaparecer ante el asombro de este particular avistamiento OVNI matinal. La testigo, sorprendida, preguntó a una persona por aquel objeto y si veía lo mismo que ella siendo ambos coincidentes en la descripción del mismo y existiendo unanimidad de criterios.

En virtud de lo observado se puede decir que nos encontramos ante la visión de un OVNI, un Objeto Volador No Identificado en función del desconocimiento del testigo sobre lo visto. Hay que estudiar posibles causas ambientales, astronómicas o áereas para determinar la naturaleza de lo visto. Desde el programa de CANAL SUR TV “Andalucía Directo”, de la mano del periodista Fernando García Haldón, se ha cubierto esta noticia contando con la opinión de este investigador. No todo lo que se ve en el cielo tiene por que ser un OVNI (identificándolo como de origen extraterrestre) y este caso habrá que determinar su naturaleza.

 

*La imagen que ilustra el artículo no pertenece al avistamiento referido. AVISTAMIENTO OVNI EN BRENES, SEVILLA, 2 AGOSTO 2017

 

BRUJERÍA EN CÁDIZ

BRUJERÍA EN CÁDIZ

Por: Jose Manuel García Bautista

La Edad Media fue un periodo de la Historia especialmente oscura y, en determinados casos, terrible, un reinado de terror que se instauró al amparo de la fe y que fue encarnado por el Santo Oficio, la Santa Inquisición en una mal entendida lucha contra el mal y el Demonio.

Así la brujería y la hechicería iban a ser los principales enemigos de la fe, así el norte de España, como Zugarramurdi o los montes de Asturias o Cantabria encarnaron muchos de aquellos aquelarres de los que destacan los realizados en Galicia, no obstante encontramos que Álvaro Pelayo, obispo de Silves, en 1343, escribía al rey Alfonso XI: “recomiendo a Alfonso XI que prohíba en sus reinos que vivan en ellos adivinos, sortílegos hechiceras y demás calaña, en especial en Andalucía y Asturias donde su particularmente abundantes, y en las constituciones dadas por el obispo de Oviedo”, toda una declaración de intenciones contra aquellos que “abrazaban” a Satanás.

Pero el sur de España también tiene sus episodios con brujas y hechiceras, famosas en la zona de Córdoba las denominadas como “Las Camachas” o los aquelarres que se hacían en las galerías subterráneas que oculta el subsuelo de Sevilla, y en Cádiz también encontramos referencias a esa misma brujería y hechicera, así destacan “la beata ciega” Dolores, fray Judas Morales, Rosa del Castilla, Francisca de Santiago o María López, entre otros.

María López era “especialista” en conjuros de amor, siempre tan demandados. Igualmente Catalina Díaz, igualmente dedicadas al tema del corazón, a los amantes y a los hechizos para embrujar a los hombres, “amansarlos” para hacerlos regresar junto a su amante o de aborrecer a la figura enemiga de ese amor, normalmente una esposa.

“La beata ciega” tiene una historia singular, se llamaba Dolores, y era temida en Jerez por su “poder” como bruja, privada de la vista y picada su cara en viruela su aspecto era aún más temible e inquietaba sólo estar en presencia de ella. Se la acusó ante el Santo Oficio de ser seguidora de la herejía de Miguel Molinos, un sacerdote del siglo XVII, que se perdió en el camino de la fe, sus seguidores eran llamados molinosistas.

Fray Judas Morales fue presbítero de las terceras de San Francisco, su “ministerio” lo encontramos en un monasterio de Jerez de la Frontera, gustaba de relacionarse con gitanas, curanderas y hechiceras. Un día consiguió un libro de conjuros e invocaciones al demonio y ese día cambió todo para él… Pidió al demonio una mujer y de aquella petición queda el recuerdo escrito de la misma en los archivos de la Santa Inquisición en Sevilla: “yo fray Judas Morales doy el mando al demonio apotecado mis órdenes y hábitos hago pacto con el demonio que me otorgue lo que le pido, todo le pido de corazón para siempre”.

Francisca de Santiago desde muy pequeña sufrió de alucinaciones, escuchaba voces e, incluso, se le llegó a practicar un exorcismo. De gran teatralidad lograba convencer a los incautos clientes.

Francisca Romero fue otra bruja gaditana que ejerció la prostitución en la ciudad y en sus últimos años adquirió notoriedad como tarotista y curandera.

Ángela Salas hacía “recobrar la virginidad” a las jóvenes que la habían perdido, entre conjuros y hechizos obraba el “milagro”. Rosa del Castillo hacía reuniones de brujas en Cádiz, gustaba de ir al cementerio por la noche para conseguir huesos para sus pociones, encontró la denuncia ante la Santa Inquisición al aceptar un trabajo a Cristóbal de la Vega, sastre gaditano, que quería un amuleto de la suerte y esta le dio el dedo de un difunto, provocó tal repulsión esta situación que la denunció y fue su fin…

Ana María de San Gineto fue una monja que también practicaba la brujería, estaba especializada en encontrar personas desaparecidas y llegó a tener cierta popularidad en la época.

María Benita vivía en la sierra, considerada como hechicera decía ser capaz de curar dolores de estómago y de ojos, destacaba por tener un tatuaje de Cristo en el pecho y una imagen de la Virgen. Colocaba emplastos de hierbas que hacía sudar al enfermo. Muchos enfermos lograban curarse.

María de Morales tuvo hasta un sitio en la corte española merced a sus remedios y conjuros “conjurote con la Reyna Salayna y con la Reyna Napolitana y por doña María de Padilla, si es que fulana me quiere bien que venga donde estoy”. Sanaba los problemas estomacales gracias a una poción en la que se usaban “tres naranjas que se abría por la corona y se echaba en ella pimienta, cera de miel y sal a continuación se ponían al fuego”. Se dice de ella que fue amante del comunero Juan de Padilla.

En muchas ocasiones estas mujeres tenían esta actividad como único medio de subsistencia, se aprovechaban de la credulidad y desesperación de las personas para “sacarles el dinero”, sobre todo en cuestiones de amor, pero cierto es que en otros casos eran personas conocedoras de las propiedades de las plantas y su aplicación en las personas siendo una especie de “farmacéuticas” de la época allá donde fueron tildadas de brujas y hechiceras.

 

INVESTIGACIÓN PARANORMAL EN LA ALAMEDA

INVESTIGACIÓN PARANORMAL EN LA ALAMEDA

Por: Jose Manuel García Bautista

En muchas ocasiones el misterio nos asalta donde menos nos podemos imaginar, de forma imprevista y casi sin pretenderlo por parte del investigador. Uno de esos casos es el que les quiero narrar y donde lo imposible se volvió a materializar sin saber cómo ni la razón.

Los fenómenos paranormales, o presuntamente paranormales, son atemporales, no podemos pedir una pauta ni un horario para su manifestación, de ahí lo complejo de reproducir o de estudiar salvo con constancia y esperando a que éste se manifieste.

Junto con el investigador Miguel Ángel Paredes nos encaminamos a uno de los barrios con más solera de la capital hispalense, se trata de la Alameda de Hércules, con toda su Historia y frenética actividad. Allí es donde nos dieron a conocer una serie de fenómenos paranormales, en 2009, en la conocida como “Casa de las Sirenas”. Precisamente a este lugar nos dirigíamos, para una exposición, cuando en el camino nos detuvo una persona, Roberto F.R. El frío azotaba aquel basto espacio y más frío nos iba a dejar este amigo con lo que nos iba a narrar.

Roberto vive en un punto determinado de la Alameda –que no estamos en disposición ni autorizados a desvelar- y en su domicilio, nos narraba, ocurren una serie de sucesos que van más allá de lo racional y que él no se había atrevido a hablar con nadie “ya que me tomarían por un loco”.

Este testigo nos decía que estando en el piso junto a su novia, una noche, dormidos, fueron despertados por lo que parecían pisadas en el pasillo: “pensé que podían tratarse de pisadas en el piso superior pero me extrañó. La vecina de arriba muchas veces camina a altas horas de la noche y arrastra muebles debido a que padece una enfermedad psíquica”. En aquella ocasión no atiende más a aquel ruido y sigue en la cama retomando en reparador sueño.

Pero la vecina falleció dos semanas después de sentir aquellas pisadas y fue cuando los sonidos de “sentir caminar por el pasillo” se recrudecieron. Roberto se levantó de la cama y fue al salón buscando el origen de aquellas extrañas pisadas inexcusablemente en si piso. Fue entonces cuando “vi cómo una de las sillas de su casa se estaba moviendo sola, me entró el pánico y encendí corriendo la luz del salón, pero no había
absolutamente nadie y la silla seguía desplazándose poco a poco”.

Aterrorizado se fue al balcón y como puso, presa de los nervios, encendió un cigarro tratando de ordenar sus ideas y dar una explicación a lo que había visto. Tras tranquilizarse un poco volvió al salón y vio, de nuevo, como la silla se seguía moviendo.

Pensó en su novia sola en la habitación y acudió con celeridad a la misma, se acostó y se “tapó hasta las orejas”. En ese momento “escuché un suspiro muy profundo y sentí un escalofrío aterrador. Cuando me destapé un poco mi sorpresa fue mayor cuando junto a mi novia vi una silueta blanquecina y traslúcida que estaba inclinada y levitando delante de ella y que parecía como de la estatura de un niño”.

La reacción de Roberto fue la lógica en cualquier persona no habituada a este tipo de encuentro: “al verla no pude articular palabra de lo sorprendido que estaba -no fue ninguna parálisis del sueño lo que sufrió-. Me levanté en ese instante ese ente, o lo que fuera que estuviera allí, me miró y despareció”.

Las sorpresas ese día no quedaron ahí. De repente, en las cercanías del domicilio de su madre sentimos alguien que gritaba… El investigador Miguel Ángel Paredes lo narraba así: “estábamos cerca de la casa de la madre y me dirigí a saludarla ya que conocía a toda su familia y muy bien cuando, de repente, escuchamos un grito, ese grito procedía de la vivienda de la madre y era de su hermana. Cuando nos dirigimos corriendo a ver que es lo que ocurría vimos a la hermana temblando, sudando como si le hubieran tirado un cubo encima y llorando, sentada en los pies de la cama, diciéndonos “¡Pero no la veis!”. Le dije “¿A quién?” y su contestación fue “a esa mujer de pelo largo y vestida de negro”. Estaba muy asustada”. El investigador trató de calmar a la chica y le dijo: “¿Pero no ves que solamente estamos nosotros aquí y que no hay nadie más?” y la respuesta fue: “no está ahí de pie junto a vosotros”.

Esta experiencia se repitió en otras ocasiones más y confesó que habría practicado la ouija repetidas veces y desde entonces ocurrían “cosas muy raras”.

Fenómenos extraños, inexplicables, que tienen lugar en la zona de la Alameda de Hércules de Sevilla, un lugar emblemático donde las investigaciones están abiertas tratando de resolver, de forma racional, unos casos cuya explicación no parece de este mundo.

 

EL ÁRBOL DE PELUCHE

EL ÁRBOL DE PELUCHE

Por: Jose Manuel García Bautista

Cuenta una moderna leyenda urbana sevillana que en la popular barriada de Pino Montano existe un árbol en el que se depositan osos de peluche, le llaman “el árbol de peluche” y cuando se comprueba la cantidad de ositos y muñecos de peluche que tiene en sus ramas comprueba lo acertado del nombre.

Esa misma leyenda urbana dice que se ponen allí en honor a un niño que murió, en ese mismo lugar, y que por las noches llora al encontrarse solo, los que han tenido la oportunidad de escucharlo, al no saber cómo calmarlo, le pusieron un primero osito de peluche y el llanto cesó pero cada vez que se escucha el llanto de nuevo quiere que se le lleve un nuevo muñeco y así hasta ir colmando cada palmo de este frondoso árbol. Aquel desdichado niño habría fallecido en la calle Agricultores, en el mismo barrio, en un accidente, frente al parque de bomberos de la zona y su fantasma rondaría por allí por el apego que aún siente hacia el lugar sembrando el temor entre los niños del barrio cuyos padres, al pasar bajo sus ramas y comprobar como llama la atención del niño, le cuentan esta trágica historia.

Tan trágica como irreal, por eso señalarla como leyenda urbana pues su historia, si cabe, es aún más hermosa. El “árbol de los peluches” debe su nombre a una iniciativa en 2014, cuando en el desempeño de su trabajo en una emergencia los bomberos encuentran un enorme osito de peluche, un perezoso que es subido al camión y llevado al parque de bomberos. Días después, en unas prácticas, el oso el subido a las ramas del árbol. Pasaron los días y una señora mayor se disponía a tirar un perro de peluche a la basura así que un bombero, llamado Javier Roda, decidió subirlo a la rama del árbol y que se hicieran compañía el uno al otro. De esa forma, al estar es una zona de paso, el árbol era señalado por los niños que veían allí aquellos osos y comenzaron a llevar otros osos al lugar siendo un lugar ya de obligada visita en el barrio. Hoy tiene todo tipo de osos, a cual más llamativo y muchos ciudadanos que se preguntan la razón de esta curiosa “costumbre”.

El viejo ficus se ha convertido en ese lugar donde muchos osos de peluche han encontrado su segunda oportunidad ya que personas sin recursos han tomado algunos de esos osos para sus niños y han logrado un poco de felicidad.

Son las cosas de Sevilla, una ciudad donde florecen modernos mitos tan bellos como el del “árbol de peluche”.

 
 
A %d blogueros les gusta esto: